Miércoles, 18.07.2018 - 14:55 h
Telediaria

El disfraz de Espinete en paradero desconocido

Espinete
Se busca Espinete.

Los Estudios de Color de Televisión Española en Prado del Rey han sido derribados. Estaban contaminados de amianto y su estructura para hacer televisión había quedado obsoleta. Aunque escondían un tesoro en su interior: vestidos y atrezo de la historia de la televisión pública. Allí estaba guardado el disfraz original que quedaba de Espinete o las míticas gafas de las azafatas del Un, dos, tres.

Antes de derribar los Estudios de Color, se procedió al vaciado de su interior. Pero en estas instalaciones, dicen, ya no estaba Espinete, supuestamente contaminado de amianto al estar dentro de estos deteriorados platós. Ni rastro de un disfraz que podría estar en un museo del traje, de la televisión o de la movida madrileña tras la limpieza de las partículas de amianto.

Fuentes consultadas de la dirección de RTVE, aseguran que el disfraz está en paradero desconocido. Pero, ¿cuándo se ha sacado de los Estudios de Color? Ahí las informaciones son contradictorias. No se sabe el instante exacto en el que el mítico muñeco de TVE se ha volatilizado como si nada. No se sabe, o no se quiere saber.

La desaparición y, probablemente, destrucción de Espinete pone de relieve el desdén a la hora de cuidar el histórico patrimonio público audiovisual, que podría ser rentabilizado a través de su divulgación. Pues Espinete de Barrio Sésamo es un emblema y muchos querrían verlo de cerca, entender cómo funcionaba e incluso hacerse un selfie con él.

En otro país, Espinete estaría en un museo. Aquí, sin embargo, ha desaparecido tras la demolición del edificio que supuestamente lo cobijaba. Si seguía exactamente allí, porque las informaciones sobre su ubicación ahora son difusas, lo que define el nulo compromiso por documentar y proteger el atrezo de RTVE. Un problema que no viene de ahora y que la cadena hereda desde sus inicios: nunca se ha entendido la importancia de documentar y preservar el atrezo, escenografías o vestuario con valor real o emocional.

España no es país de salvaguardar iconos, así que nos tendremos que conformar con nuestros recuerdos. Aunque Espinete se merecía un destino mejor, a la altura de lo que significó.  Pero, como está en paradero desconocido: si alguien le ve, que avise. Eso sí, cuidado, no abrazar, que va con partículas de amianto. Paradojas de nuestra TV.

El disfraz de Espinete en paradero desconocido

Ahora en portada

Comentarios