Miércoles, 24.07.2019 - 03:01 h
Telediaria

El mensaje de Jorge Javier Vázquez en 'Supervivientes' que asustó a la competencia de Telecinco

"Sólo falta que me ponga un cartel de compro oro", vino a decir Jorge Javier Vázquez en los últimos minutos de la final de Supervivientes, que arrasó en audiencia con un 35 por ciento de cuota de pantalla y más de cuatro millones de espectadores.

Con estos más que excelentes datos de audiencia, Telecinco no podía desaprovechar la emisión de la final de su reality estrella y la cadena se pasó la noche promocionando todo tipo de programas y estrenos de su programación. Anunciaron tanto producto que era difícil retener en la cabeza el aluvión de datos.

Pero, entre todas las menciones, destacó un comunicado de Jorge Javier Vázquez sobre el canal que aún no era público. Telecinco empieza los castings de Idol Kids. A priori, dio la sensación de ser un anuncio más. Sin embargo, la decisión esconde una avispada estrategia televisiva para ganar en la batalla de las audiencias a Antena 3, que ha arrebatado a Mediaset los derechos de toda la franquicia de La Voz.

Ya era público que Telecinco había adquirido la licencia de American Idol, programa padre de Idol Kids, para cubrir el hueco que dejaba La Voz con su marcha a Atresmedia. Lo que no se conocía es que, en realidad, la cadena ha priorizado la compra de esta marca internacional para relanzar el talent show con niños cantantes que tan bien funciona.

En vez de empezar la saga de American Idol con la previsible edición de adultos, como hará supuestamente Antena 3 con La Voz, Telecinco opta por arrancar el show con esa ingenuidad del arte infantil que engancha de una manera especial al público. Así, la cadena huye de repetir otro talent show que parecería convencional porque su dinámica no difiere demasiado de espacios como Factor X y decide adelantar a las cadenas rivales con el distintivo sello de un concurso de pequeños talentos.

El efecto de los críos artistas es la única forma de seguir plantando cara a Tu cara me suena, Operación Triunfo y, ahora, a La Voz de adultos en Antena 3. Y que parezca que lo suyo es lo nuevo, aunque no lo sea.

Mientras todos enfilan su nueva temporada con sus formatos tradicionales, Telecinco va directamente por el atajo de intentar cubrir el vacío que deja La Voz Kids antes de que vuelva La Voz Kids. Lo hace con un formato que se venderá como gran novedad, por su nuevo nombre, pero que intentará atraer a la misma audiencia en un juego de táctica televisiva para llegar antes que los rivales a la tarta infantil. 

Este anuncio, en plena final de Supervivientes, ha sido un órdago de Telecinco tras la dolorosa pérdida de La Voz. Mediaset ya no tendrá sillas rojas giratorias, pero no quiere dejar escapar su todopoderosa ración de jueces populares que eligen a niños prodigio. Niños que por su candidez e imprevisibilidad atraen más la atención que otro talent show de adultos que repiten roles para el éxito previsible. Muy hábiles los de Telecinco.

Ahora en Portada 

Comentarios