Miércoles, 18.07.2018 - 14:43 h
Telediaria

'El Paisano': el éxito de un programa que iba para La 2 y se ha convertido en la revelación de La 1 

El Paisano llegó sigiloso a TVE. Como un programa menor, como otro espacio olvidable de reporterismo ilustrado por las calles de España. De hecho, se anunció en septiembre como oferta para la segunda cadena aunque, al final, se decidió plantarlo en La 1.

Y ha brillado, vamos que si ha brillado, incluso adelantando en audiencia a competidores hiperpromocionados, como el talent show Factor X en Telecinco. Porque, en realidad, no es otro formato de reporteros callejeros: es un emocionante homenaje a los pueblos de España. Y la televisión nunca debe menospreciar la verdad que transmiten los pueblos de España.

Así, los viernes noche en La 1, ya es una revelación este docushow, basado y hecho por la misma productora (Brutal Media) que El foraster de TV3, que pone al actor y cómico Pablo Chiapella a descubrir la vida cotidiana de pequeñas poblaciones de España. Hasta ahí, a priori, nada relevantemente distinguido.

Lo distinto surge cuando en el teatro del municipio se proyecta el programa con todos los protagonistas de la grabación en el patio de butacas. Encima del escenario Chiapella hace un monólogo sobre lo que ha visto, realizando una radiografía del lugar con humor pero, sobre todo, mucha sensibilidad.

En la emisión televisiva, ese monólogo se va salpicando durante el desarrollo del propio programa. De esta forma, el espacio se enriquece: el espectador no sólo ve a Chiapella entrevistando a los lugareños y descubriendo la vida de la villa, el espectador también observa la reacción de esos protagonistas anónimos al verse en la pantalla grande y hasta pegar codazos a su familia por su aparición "por la tele".

El Paisano, así, realiza un homenaje a los propios vecinos, que se ríen, que se emocionan, mientras el mundo descubre el lugar riéndose y emocionándose con ellos y dándose cuenta de que el pueblo en el que pacemos nos hace diferentes pero, a la vez, los sentimientos y las motivaciones son universales.

El Paisano TVE
'El Paisano' en acción.

El Paisano es un regreso al retrato de la ingenuidad de los pueblos por parte de la televisión en España. Por eso el programa brilla, porque nos representa sin colorantes ni edulcorantes. Sin efectistas morbos ni lágrimas indiscretas ni necesidad de frikizar al personaje. Justo la antítesis de Factor X en Telecinco.

Al final, El Paisano nos descubre a nosotros mismos desde las pequeñas circunstancias vitales que nos separan y, al mismo tiempo, nos unen. Y, eso, definitivamente, también es el servicio público de la televisión pública que debe divulgar lo menos conocido del país a través de la gente que, con su día a día, pone en marcha el país. Ese protagonista anónimos que llamarán normal pero que, en realidad, son inspiradores.

'El Paisano': el éxito de un programa que iba para La 2 y se ha convertido en la revelación de La 1

Ahora en portada

Comentarios