Domingo, 15.09.2019 - 15:14 h
Telediaria

Los Sanfermines son el futuro de la TV: las cualidades de la tradición que araña el 70% de audiencia

Ni 'Supervivientes' con la marcha de Isabel Pantoja. El programa que estos días logra los máximos de cuota de pantalla tiene nombre propio: los encierros de los Sanfermines. El martes incluso rozando un vertiginoso 70 por ciento de share con un 68,9 de cuota de pantalla en los 2 minutos con 23 segundos que duró la carrera.

Es una tradición. Cada año, los encierros de los Sanfermines atrapan grandes audiencias. No es nada nuevo, históricamente son seguidos por más del cincuenta por ciento de personas que se encuentran frente al televisor, dato muy complicado de alcanzar en la actualidad debido a la fragmentación de consumos por el elevado número de cadenas y la implantación de nuevas plataformas

A favor de esta elevada cuota de pantalla de los encierros de los Sanfermines juega la tensión que transmite cada carrera que atesora, sobre todo, dos cualidades televisivas para romper audiencias:

1. La cita diaria con el encierro es muy breve, la carrera dura poco más de dos minutos, congregando a todos los espectadores en ese mismo instante. El recorrido de la carrera es claro y no da posibilidad de pérdida de atención o posibilidad de fuga a otro canal.

2. La otra característica decisiva para romper audiencia es que la emisión es muy madrugadora. A las ocho de la mañana aún no hay competencia en el resto de los canales, lo que hace que se reúna la mayor parte del público alrededor de La 1, donde se emite este acontecimiento de calado. Así se aupa el share hasta cifras tan colosales que superan el millón y medio de espectadores.

Incontestables resultados de audiencia para La 1. Por tradición, por nula rivalidad de contenidos televisivos en una franja tan tempranera, por brevedad de cada carrera y, también, porque TVE ha sabido crear un acontecimiento de la carrera con una realización que potencia la épica de unos segundos que impactan al mundo.

"El móvil es el nuevo mando a distancia"

La cadena pública logra una postal de Pamplona a través de 29 cámaras, entre ellas 3 que se mueven en tirolina y otras 3 en Súper Slow Motion– y, además, completando la emisión en directo con una interesante inmersión en Realidad Aumentada con, esta temporada, ocho entregas documentales realizadas en tecnología en 3D de diferentes aspectos de esta fiesta de renombre internacional y sus contextos.

Es el porvenir de la televisión que, paradójicamente, ejemplifica  algo tan añojo como los Sanfermines. La televisión en directo sigue tan viva como siempre, más aún cuando retransmite acontecimientos de calado pero, además, crece si se otorga al espectador la posibilidad de amplificar la experiencia del visionado con acciones extras que enriquecen el relato. La Realidad Aumentada es una herramienta en este sentido. Pero no la única.

De hecho, el futuro de la televisión pasa por nuevas narrativas en la que indagar más. También a nivel interactivo, donde el espectador se transformará en el propio realizador del evento al que está asistiendo por la tele. Incluso en riguroso directo. De esta forma, se abrirá la posibilidad de que cada usuario pueda ir viendo en multipantalla desde una aplicación descargada en su tablet o smarthphone todas las señales de la realización televisiva del evento en cuestión. Es más, desde esa app, podría ir pinchando en la imagen que decida para que se proyecte, al momento, en grande en su televisor.

El espectador podrá ser el propio realizador. En su móvil tendrá el poder de su televisor. Porque el móvil, en realidad, será el nuevo mando a distancia. Y tendrá la posibilidad de cambiar la narrativa de lo que está viendo en directo, ya no sólo en diferido. Es más, hasta con posibilidad de rebobinar en cámara lenta. El poder estará en sus manos, junto al del realizador televisivo que aportará el relato ordenado, contrastado y armónico.

Los Sanfermines son una buena materia prima para indagar en estas nuevas narrativas. TVE lo lleva años haciendo, pero sólo es el principio. Muy principio.

Ahora en Portada 

Comentarios