Lunes, 11.12.2017 - 14:28 h

El Gobierno se mueve en el exterior para boicotear el referéndum independentista

Moncloa cuenta con el rechazo unánime de gobiernos extranjeros a una declaración unilateral de independencia en el balcón de la Generalitat.

Buena parte de la prensa extranjera (Financial Times, USA Today, The Economist o Liberation) se han posicionado en contra del referéndum.

Te interesa leer: Puigdemont declarará la república en el balcón de la Generalitat el 3-O si triunfa

El Gobierno se mueve en el exterior para boicotear el referéndum independentista

El Gobierno ha intensificado su campaña en el extranjero para evitar que los independentistas catalanes puedan obtener algún rédito internacional. El objetivo es que ningún gobierno respalde los pasos que vaya dando el Govern en los próximos días, sometiéndoles a un férreo aislamiento fuera de nuestras fronteras. Detrás se encuentra un trabajo constante tanto de Moncloa como del Ministerio de Asuntos Exteriores.

En el Ejecutivo no descartan que el próximo día 3, tal y como adelantó Lainformacion.com, Carles Puigdemont se asome al balcón de la Generalitat en la Plaza de Sant Jaume y proclame la independencia unilateral como hizo Francesc Macià el 14 de abril de 1931. Para el Gobierno esa declaración no tendría ninguna legitimidad pero, además, se quiere evitar que en algún país de nuestro entorno se otorgue alguna legitimidad a ese acto.

Para conseguirlo, según explican fuentes gubernamentales, desde el equipo gubernamental existe un contacto permanente con jefaturas de Estado y de Gobierno para "que nadie les reconozca" a nivel internacional. "¿De qué valdría un acto si nadie lo admite como válido?", se preguntan las mismas fuentes. Cuentan, por tanto, con un rechazo unánime.

En el Ejecutivo consideran que el proceso independentista, especialmente tras la aprobación de las Leyes de Referéndum y Transitoriedad Jurídica, está siguiendo una deriva que solo provoca rechazo en los ejecutivos de países vecinos. Aseguran que ni en Dinamarca, el único Parlamento que se posicionó de alguna manera a favor del proceso independentista, ha obtenido respaldo el Govern catalán. "Ni siquiera les han recibido en el pasado", destacan.

Durante los últimos días, según están fuentes, tanto desde Moncloa como desde Exteriores se está realizando un completo trabajo de pedagogía para explicar que el referéndum convocado para el 1 de octubre no cumple, en primer lugar, los requisitos fijados por la Convención de Venecia. Además, se ha insistido en que se trata de un referéndum sin censo, urnas, papeletas, colegios electorales, apoderados, interventores... Un "referéndum ilegal", vienen repitiendo desde la etapa de José Manuel García-Margallo.El apoyo de prensa internacional

En el Gobierno de Rajoy también observan con atención el posicionamiento que van tomando los diferentes medios de comunicación extranjeros en relación al 1 de octubre. En este sentido la sensación es de alivio ya que, en contra de lo que ocurrió con el rescate financiero cuando no tuvieron apenas aliados, en este momento los apoyos al Ejecutivo destacan por encima de las críticas.

El Financial Times es uno de los rotativos que han sido más contundentes: en un editorial publicado esta semana, el diario londinense asegura que cualquier proclamación de una república independiente carecería de "legitimidad política" y añade que el referéndum "no tiene bases para crear un Estado" propio.FT View: Catalonia’s referendum is no basis for statehood https://t.co/ORGd47uKQI— Financial Times (@FinancialTimes) 17 de septiembre de 2017

The Economist, por su parte, afirma en un artículo de opinión que "hay mejores maneras que un referéndum para lograr legítimas reivindicaciones" y destaca que Cataluña "disfruta de un nivel de vida mayor que la media española y que la Unión Europea", añadiendo que el nivel de autonomía de la región es "mayor que en cualquier otra región europea". El francés Libération (que titular "el futuro de Europa se juega en Cataluña" o el americano USA Today también se han posicionado en contra del 1 de octubre.

Ahora en portada

Comentarios