CATALUÑA. ERC DA 24 HORAS AL GOBIERNO PARA QUE DESAUTORICE A CASADO POR "INSULTAR GRAVEMENTE" A LA GENERALITAT

- Tardá no descarta que se adelante el referéndum, previsto para la segunda quincena de septiembre. El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Joan Tardá, dio este martes a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, un plazo de “24 horas” para que, antes de la sesión de control de mañana, “desautorice” al portavoz del PP, Pablo Casado, por las palabras que pronunció sobre el Ejecutivo catalán.
A la entrada de la Junta de Portavoces del Congreso, Tardá pidió a la ‘número dos’ del Gobierno que “desautorice a Casado, que ha insultado gravemente al Gobierno legítimo y democrático de Cataluña, acusándolo de xenófobo”.
Aludía a unas palabras del vicesecretario de Comunicación del PP sobre el caso del exsenador Santiago Vidal, en las que dijo que la Generalitat no sólo incumple la ley, sino que está conculcando derechos fundamentales y situándose fuera de la legalidad, algo que ve más propio de sistemas "xenófobos" y "totalitarios".
Para el diputado independentista, “la buena educación no puede perderse y este insulto es inaceptable, más (procediendo) de un Gobierno que se autocalifica de sensato”. Por ello, concedió “24 horas para que la vicepresidenta desautorice a Casado, que ha dejado al PP a la altura del betún”.
REFERÉNDUM
Por otra parte, preguntado por si se podría adelantar el referéndum sobre la independencia de Cataluña, Tardá afirmó que está “previsto en la segunda quincena del mes de septiembre; ahora bien, todo se puede precipitar”.
“Todo está preparado para que se pueda celebrar en la segunda quincena, pero entendemos que es bueno para las partes hacerlo de forma acordada, razón por la cual, aun cuando nos insulten de manera tan estúpida e ignorante y falta de respeto como las palabras de Casado, avaladas por el Gobierno hasta que la vicepresidenta no lo desautorice, nosotros, diálogo, negociación y acuerdo”, aseveró.
A este respecto, Tardá señaló que no cejarán en su empeño de dialogar para que la consulta sea negociada con el Ejecutivo. “Cuando se dialoga y se negocia, siempre es posible llegar a acuerdos, de manera que hasta el último momento intentaremos que el Gobierno entienda que existe una mayoría de la voluntad de elegir en referéndum, por lo que no tiene ningún sentido poner puertas al campo, a la democracia”, indicó.
VIDAL Y SÁNCHEZ
Tardá también fue preguntado por las palabras del exsenador Santiago Vidal, en las que aseguraba que en la reunión que mantuvieron en abril con el líder del PSOE Pedro Sánchez se abordó la consulta del 9-N y la convocatoria de la nueva consulta.
A su juicio, lo más importante y “lo troncal” de aquella reunión fue que Sánchez dijo que “no aceptaba ni asumía el derecho a decidir para Cataluña”, como se probó con el voto contrario a su investidura como presidente del Gobierno.
“Salimos entonces un tanto desazonados, porque Pedro Sánchez no iba a autorizar un referéndum si de él dependía; esa es la posición básica”, explicó.
Preguntado por si Vidal mentía, Tardá se limitó a indicar que la decisión de dejar su escaño en el Senado “le honra” y remarcó el “cinismo” del Gobierno, que, pese a que “la porquería del PP llega hasta el techo”, “no ha sido capaz de hacer dimitir a nadie”.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios