Iglesias y Errejón discuten y 'montan el numerito' en el Congreso

Los números uno y dos de la formación morada discuten de forma acalorada, y a la vista de todos, durante la celebración del Pleno de la Cámara Baja.

Fuentes de la formación morada admiten que la situación es "tensa" y que entre ambos ha habido una "acalorada discusión". Errejón dice que es una "discusión", no una "pelea".

Iglesias y Errejón llevan al hemiciclo del Congreso la discusión interna de Podemos

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón están más distanciados que nunca y ya no lo ocultan. Incluso discuten de manera acalorada la vista de todos. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y su portavoz parlamentario, Íñigo Errejón, que encabezan los dos principales sectores del partido, han puesto de manifiesto este martes en el hemiciclo del Congreso la discusión que se vive en el seno de la formación morada en vísperas de la Asamblea Estatal de Podemos, conocida como Vistalegre II.

[Te interesa leer: Lo que ha cambiado Podemos de Vistalegre I a Vistalegre II]

Nada más comenzar el Pleno extraordinario de esta tarde, Iglesias y Errejón han ocupado sus escaños -se sientan uno al lado del otro- y han comenzado a charlar, pero al avanzar la conversación en el gesto de ambos se percibía tensión, una imagen que ha sido captada por los fotógrafos.A la vista de todos y en medio del Pleno

La discusión entre los líderes de Podemos no ha pasado desapercibida al resto de diputados y una parlamentaria del PP, la orensana Ana Vázquez Blanco, ha hecho incluso fotografías con su móvil desde los escaños del Grupo Popular.

"Mientras hablamos de pobreza energética, empleo joven... Errejón e Iglesias a lo suyo, entre la bronca y el móvil", ha escrito en la red social Twitter, adjuntando fotos de los dos dirigentes de Podemos charlando acaloradamente y cada uno mirando su teléfono.Mientras hablamos de pobreza energética,empleo joven...Errejón e Iglesias a lo suyo...entre la bronca y el móvil!!@Congreso_Es pic.twitter.com/6zv2cAB7il— Ana Vázquez Blanco (@anadebande) 31 de enero de 2017

Algunos de sus compañeros de bancada han reconocido que existe "alguna tensión" entre los sectores que capitanean Iglesias y Errejón, como así lo ha confirmado el diputado por Burgos, Miguel Vila, que en todo caso no estaba presente en el hemiciclo, aunque otros diputados de la formación morada han admitido que ha habido una "acalorada discusión".

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón ya se han 'enzarzado', aunque fuera vía twitter, en otras ocasiones y es sonada, la campaña de #ÍñigoAsíNo, que los partidarios del Secretario general lanzó contra el número 2 en Navidad, que fue calificada por éste como buylling 'barato.Para Errejón es "una discusión" pasional, no una pelea.

El propio Errejón, en su cuenta de twitter, aseguró este martes por la tarde que "a veces discutimos con pasión, peor no nos peleamos. Seguiremos trabajando juntos."A veces discutimos con pasión, pero no nos peleamos. Seguiremos trabajando juntos.— Íñigo Errejón (@ierrejon) 31 de enero de 2017

Pablo Iglesias, por su parte, ha dicho al salir del hemiciclo que: "No somos holandeses, somos españoles, y discutimos con pasión, pero no pasa nada".Garzón admite que los "ánimos están acelerados"

El líder de IU, Alberto Garzón, tampoco ha podido ver el incidente, ya que estaba fuera negociando enmiendas del Pleno del día siguiente, pero ha negado que pueda calificarse de "bronca". Eso sí, ha reconocido que ambos "están en un proceso que tiene sus ánimos acelerados".

Desde Unidos Podemos y de  manera oficial, insisten en que sólo estaban hablando y enmarcan su conversación dentro de la normalidad. También Vila ha querido restar importancia a lo ocurrido. "Habrán discutido, pero no creo que hayan llegado a más que eso. Lo normal en un proceso como el que se ha abierto en el partido", ha apuntado.LINVID20170131_0008

Las diferencias y el cruce de acusaciones entre los equipos de Iglesias y Errejón se han acentuado en las últimas horas, a pocas horas de que se cierre el plazo para negociar acuerdos antes de Vistalegre II; un acuerdo que en su caso, cada vez está más lejos.Estalla la negociación sobre la Comisión de Garantías

Las negociaciones de los últimos días entre los equipos de ambos, no ya para evitar las listas separadas en el congreso, sino para forjar algún acuerdo de cara al cónclave, han saltado por los aires. La renovación de la comisión de garantías, el órgano disciplinario, ha sido la mecha que ha terminado por incendiar todo. "La renovación de la Comisión de Garantías es un clamor en Podemos, no puede estar controlada por un matrimonio", ha reclamado Rita Maestre en La Sexta en referencia a la presidenta de este órgano, Gloria Elizo, y su marido, Pablo Fernández, miembro también del mismo. 

Errejón, que ha dado máxima relevancia al asunto, ha pedido una "rectificación". "La cuestión de Garantías no es menor, es nuestro poder judicial. Lo necesitamos independiente", ha asegurado, en las que también se ha quejado de la falta de "compromiso" por el acuerdo en el equipo de Iglesias.Sobre la Comisión de Garantías Democráticas de Podemos y su independencia. Un llamamiento desde @PodemosTodas a todos los equipos. pic.twitter.com/IHiup6Z9o3— Pablo Echenique 🖐 (@pnique) 30 de enero de 2017

El sector del número dos acusa al de Iglesias —comandado en este asunto por Pablo Echenique— de romper las conversaciones sobre el órgano que se desarrollaban en el Comité Técnico que prepara el próximo congreso de Vistalegre.

Este comité, formado por representantes de las tres sensibilidades (pablistas, errejonistas y Anticapitalistas), aprueba solo por consenso sus decisiones, es decir, por unanimidad. Según los errejonistas, Echenique rompió "unilateralmente" la negociación y dejó en manos de la actual comisión de garantías la decisión de su renovación.Iglesias no quiere que Podemos sea "otro PSOE"

Por su parte, el líder de Podemos ha dejado primero muestras de su enfado a su llegada al Congreso y ha recalcado que es el momento de "demostrar altura y responsabilidad", para sentenciar:  "Sólo voy a decir una cuestión respecto a esto: voy a trabajar para que nadie convierta a Podemos en un partido como el PSOE".

Ahora en Portada 

Comentarios