Vivienda

Así afecta el Euríbor a mi hipoteca: diferencias entre fija o variable

El Euríbor es el tipo de interés al que las entidades de crédito se prestan fondos entre sí.

Así son las novedades que traen los bancos en las hipotecas de cara a septiembre.
Así son las novedades que traen los bancos en las hipotecas de cara a septiembre.
©[comzeal de Getty Images] a través de Canva.com.

El préstamo para adquirir una vivienda o un inmueble, comúnmente conocido como hipoteca, va sujeto a una serie de intereses y tipos de valor que afectan directamente tanto a la cuantía final que vamos a pagar por ese dinero cedido por el banco como a las cuotas que se amortizan mes a mes

Uno de estos intereses es el conocido (y temido) Euríbor. El Euríbor son los intereses a los que las entidades de crédito europeas están dispuestas a prestarse dinero entre unas y otras. Esta definición se traduce como el precio del dinero y varía a diario, ya que es la media de la suma de todos los intereses añadidos a los préstamos interbancarios durante un plazo determinado. 

Como explican en Bankinter, el Euríbor se calcula por la Federación Bancaria Europea a partir de los tipos de interés solicitados diariamente a cada uno de los bancos que componen la zona euro. El valor del Euríbor se determina eliminando el 15% más alto y el 15% más bajo de todos los tipos de interés recolectados y, a partir de ahí, se realiza la media aritmética del resto de valores.

¿Cómo afecta el Euríbor a mi hipoteca?

Las hipotecas pueden ser de dos tipos: fijas o variables. El Euribor suele afectar más a aquellas que tienen el tipo de interés y las cuotas variables, ya que este tipo afectará directamente a la cuantía que se amortice mes a mes. En las hipotecas con un tipo de interés variable, la cuota se calcula teniendo en cuenta el diferencial (la parte fija a la que se suma el Euríbor) y el índice de referencia (que el tipo de interés que se toma como medida para aplicar el diferencial y que, normalmente, es el Euríbor). En resumen, el Euríbor establece la gran parte de los intereses que vamos a tener que abonar junto con nuestras cuotas de la hipoteca.

Si el Euríbor sube, la cuota de nuestra hipoteca también lo hará ya que subirán los intereses. Y si baja, sucederá al contrario. También se puede llegar a la situación en la el Euríbor sea negativo (como ahora, que en octubre estaba al -0,477%). ¿Qué sucede en estos casos? Más allá de que el tipo de interés que se estaría pagando sería bajísimo, puede suceder que sea el banco quien tenga que devolver intereses al prestatario, aunque esto no sucede en ningún contrato firmado a partir del 16 de junio del 2019, por la ley Reguladora de Contratos de Crédito Inmobiliario.

Mostrar comentarios