Domingo, 15.09.2019 - 08:57 h
Los nervios juegan malas pasadas

Cómo superar con éxito un test de competencias laborales en una entrevista

La sinceridad es lo más importante. De hecho, muchos de estos test poseen preguntas repetidas que actúan a modo de detector de mentiras.

Entrevista de trabajo
Los test de competencias laborales suelen disponer como mínimo de unas 50 preguntas / Pixabay

Al enfrentarse a un proceso de selección, los test de competencias laborales (o también llamados de personalidad) son sólo una más de las múltiples técnicas que emplean los responsables de los departamentos de Recursos Humanos. El objetivo de estos cuestionarios es analizar el comportamiento del candidato y así saber la compatibilidad que puede tener con el puesto ofertado y, también, con la empresa a la que se quiere acceder. 

¿Para qué sirven los test?

Los test competenciales sirven a los departamentos de Recursos Humanos para medir diferentes habilidades como la comunicación, el trabajo en equipo, las dotes de liderazgo o la planificación.

"Ponemos al candidato ante situaciones reales para ver cómo se desenvuelven", comenta José Collado, director de Selección de Adecco en Madrid. Se trata de descubrir si la persona se adapta al puesto de trabajo ofrecido.

Un test como complemento, pero nunca decisivo

No hay que tomarse estos test como una prueba decisiva. "Son un complemento al resto de fases del proceso de selección", explica José Collado.

De hecho, según cuentan desde Adecco, algunas de las preguntas de los test se vuelven a realizar en la entrevista personal para comprobar si el candidato ha sido sincero y responde de la misma forma.

Preguntas con detectores de mentiras: sé sincero

La sinceridad es lo más importante. De hecho, muchos de estos test poseen preguntas repetidas que actúan a modo de detector de mentiras. "Son preguntas trampa, redactadas de diferente forma pero que significan lo mismo", argumenta José Collado, director de Selección de Adecco.

Además, también se habla de la llamada "fiabilidad social". Los expertos en RR.HH. saben cuándo se responde con sinceridad y cuándo se ofrece la respuesta más políticamente correcta.

Adapta las preguntas a tu vida cotidiana

Puede ocurrir que -en perfiles más junior- el candidato no haya experimentado todas las situaciones que se plantean en el test: convocatoria de reuniones, graves discrepancias con los jefes etc. "En estos casos adapta la pregunta a tu vida diaria", recomienda Juan Pedro Sánchez de HR-Consulting.

Aunque no te hayas encontrado en ese contexto en el entorno laboral, puede que sí haya sucedido en otros ámbitos. Conflictos en la facultad, problemas para sacar adelante un trabajo de becario, dificultad para organizar gente, etc.

Mantén la calma

No existe una preparación concreta para los test de competencias laborales ya que éstos no miden habilidades concretas. Por ello, a la hora de enfrentarse a estos 'exámenes' el mejor consejo es "intentar estar tranquilos".

Juan Pedro Sánchez, de HR-Consulting, recomienda "leer bien las instrucciones" y no tener prisa en contestar.

Algunas preguntas clásicas

Las preguntas de los test competenciales no suelen ser cerradas, suelen optar más por una escala de valores numéricos o un barómetro entre muy frecuente y raras veces.

Algunas de las cuestiones que se plantean pueden ser:

- Me irrita cuando me llevan la contraria

- Ante una situación de estrés mantengo la calma y saco adelante el trabajo

- Cuando hay discrepancias intento buscar los puntos en común para llegar a un acuerdo

- Intento ser innovador para captar más clientes

- No me importa ser agradable con personas que no me caen bien

- Cuando acaba la semana planifico mis tareas para los próximos días

- Suelo apoyarme en mis compañeros para conseguir mis metas

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios