Servicios y suministros

Los documentos que necesitarás para darte de alta en una compañía telefónica

Algunos documentos requeridos pueden cambiar de una empresa a otra, es aconsejable comprobarlo con el operador de preferencia.

Futuro trabajador firmando un contrato.
Las compañías telefónicas suelen exigir la misma documentación.
©[Jacob Lund] a través de Canva.com

Muchos y muy variados son los operadores telefónicos entre los que elegir darse de alta para usar la línea (cada vez más extinta) del teléfono, el móvil y disponer de conexión a internet en casa. Sin embargo, aunque el uso de los smartphones ha creado la sensación de que las líneas telefónicas son un servicio dado, también es necesario darse de alta y aportar diferentes documentos para disfrutar del mismo. 

Aunque puede haber diferentes requerimientos, es habitual que las compañías telefónicas soliciten la misma documentación al interesado en darse de alta. Lo normal es aportar:

  • Formulario de alta: habrá que rellenar un documento de alta de la línea, presencial u online.
  • Fotocopia del DNI: para tramitar el alta a los usuarios españoles sólo les van a solicitar una fotocopia del DNI, mientras que a los ciudadanos extranjeros de la Unión Europea les bastará con presentar la tarjeta de residencia o el pasaporte. Para el resto de países, se necesitarán tanto pasaporte como la tarjeta de residencia. 
  • Número de cuenta: es necesario consignar en qué cuenta bancaria se realizarán los cargos. Al darte de alta con una nueva operadora es habitual que te exijan que aportes algún recibo bancario, por ejemplo, un recibo de la factura de la luz.
  • Para autónomos: pueden pedir el recibo del último mes de pago de la cuota de autónomos a la Seguridad Social, la última declaración trimestral de IVA (Modelo 300) o la última declaración trimestral de IRPF.

El proceso de alta es automático, aunque si se está gestionando el cambio de una compañía a otra puede tardar algunos días debido a la portabilidad. El alta es distinta al inicio del servicio: en el caso de, por ejemplo, las tarjetas SIM, hay que esperar a que lleguen para activarlas. 

Otro aspecto importante a tener en cuenta a la hora de cambiar de compañía telefónica o de contratar un servicio con una nueva empresa es la permanencia que exija el contrato, ya que después puede causar problemas en caso de querer anular los servicios contratados o conllevar una penalización económica.

Mostrar comentarios