ÚLTIMA HORA DE LOS ATENTADOS: El niño australiano desaparecido en el atentado, hallado en un hospital

Moncloa sondea a los capos financieros catalanes ante el órdago de Puigdemont


  • El Gobierno está consultando con los grandes empresarios catalanes los pasos a seguir de cara al órdago independentista de la Generalitat.

  • Moncloa ya habla de varias opciones en caso de que se convoque el referéndum: una de ellas es aplicar el artículo 155 y suspender temporalmente la prerrogativa de Puigdemont de celebrar una consulta.

  • Te interesa leer: Moncloa ya tiene un dossier sobre cómo aplicar el 155 en Cataluña pero Rajoy se resiste.

Moncloa sondea a los capos financieros catalanes ante el órdago de Puidemont

Moncloa sondea a los capos financieros catalanes ante el órdago de Puidemont

El Gobierno de Mariano Rajoy continúa analizando con lupa qué pasos dar ante el desafío independentista de Cataluña. La estrategia a seguir será la de "acción-reacción", explican fuentes del Ejecutivo central. Es decir, ante cualquier paso de la Generalitat habrá respuesta por parte del Estado. "Tenemos todo monitorizado", aseguran en Moncloa. Para buscar soluciones que no generen un problema mayor, el equipo de Rajoy quiere contar con el apoyo de los principales empresarios catalanes, con los que está en contacto directo. 

Moncloa está manteniendo conversaciones regulares con el gran empresariado catalán para coordinar, unidos, la respuesta que se ofrecerá al desafío soberanista. Unos y otros quieren evitar el referéndum que Puigdemont y Junqueras están dispuestos a celebrar aunque ello les acarree entrar en prisión, de ahí que estén intercambiando opiniones de manera constante, explican a Lainformación.com fuentes conocedoras de estas conversaciones. Lo que quiere el Gobierno es recabar opiniones de estos grandes empresarios de cara a la convocatoria del referéndum.

En estos contactos, tanto el Ejecutivo central como los principales financieros catalanes tienen claro que el próximo paso que darán los independentistas será la convocatoria oficial del referéndum. Es ahí cuando el Gobierno deberá ofrecer la primera respuesta oficial (hasta ahora han sido simples llamadas al diálogo). Y es ahí cuando Moncloa tiene claro que la respuesta debe ser "medida" y "con mano izquierda". 

En estos contactos con empresarios, el Gobierno transmite que lo que sí está descartado es el envío de policías o guardias civiles a Cataluña para retirar urnas, especifican las mismas fuentes. "Sería una imagen contraproducente" y que podría provocar un efecto contrario al que se busca. La fuerza, en definitiva, no está contemplada en la hoja de ruta de Rajoy.

Suspender una prerrogativa de Puigdemont

¿Qué soluciones tomar? Moncloa ha explicado a los empresarios VIP catalanes algunas opciones que se están barajando. Lo primero que se hará será recurrir inmediatamente cualquier medida concreta tomada por la Generalitat ante el Tribunal Constitucional. "Acción-reacción". Si el órdago secesionista sigue adelante, otra opción pasaría por inhabilitar a quienes convocan el referéndum. También se contempla inhabilitar al president Puigdemont total o parcialmente.

Pero de todas las soluciones que se están barajando hay una que destaca especialmente: la suspensión temporal de la prerrogativa del president catalán de convocar un referéndum. Esa competencia sería asumida por el Estado (aplicación del artículo 155 de la Carta Magna) en la persona del delegado del Gobierno en la comunidad, Enric Milló. Es en ese momento cuando se podría determinar que el referéndum no es vinculante, ya que no ha sido convocado por la máxima autoridad territorial. El delegado del Gobierno podría, asimismo, convocar elecciones autonómicas, posibilidad que el Ejecutivo central lleva un tiempo citando.

Lo que sí tienen claro los empresarios catalanes con los que habla el Gobierno es que la fuerza no debe aplicarse en ningún caso y que todas las respuestas deben ser medidas. "El referéndum se va a convocar pero no se va a celebrar", explica uno de estos financieros.

Las principales empresas españolas que operan en Cataluña son CaixaBank, Gas Natural, Seat, Vueling, Puig, Roca... A ellos hay que añadir los empresarios extranjeros afincados en la comunidad, como el Círculo de Directivos de Habla Alemana, que ya ha expresado su preocupación por una posible independencia.