Miércoles, 22.11.2017 - 06:50 h

El geoparque de las Loras, un "libro abierto" para conocer 250 millones de años de historia de Palencia y Burgos

El geoparque de las Loras, reconocid por la Unesco miembro de la Red Mundial de Geoparques, es un "libro abierto" que permite al visitante a través de un "impresionante" patrimonio "geológico, natural y cultural" conocer 250 millones de años de historia de la zona que se encuentra a caballo entre Palencia, Burgos y Cantabria.

El geoparque de las Loras, un "libro abierto" para conocer 250 millones de años de historia de Palencia y Burgos

Así lo explicó, a Europa Press, Karmah Salman, una de las geólogas de la Asociación de la Reserva Geológica de las Loras (Argeol), entidad que surgió en 2005 con el objetivo de coordinar las diferentes acciones para la difusión, divulgación y protección del patrimonio geológico de esta zona.

Salman ha explicado que este proyecto para proteger el geoparque y lograr la declaración que ha reconocido finalmente la UNESCO "surgió de abajo a arriba", es decir, desde los propios municipios y sus habitantes y con el apoyo de los grupos de Acción Local, aunque ha sido "determinante" la adhesión de las instituciones para alcanzar la declaración de geoparque europeo.

Visitas guiadas para grupos o las rutas que discurren por Las Loras permitirán descubrir al visitante un paisaje que se ha formado a lo largo de 250 millones de años, lo que hace que este geoparque custodie "un patrimonio natural y geológico impresionante" que es un "verdadero libro abierto que ofrece al visitante un viaje en el tiempo", según ha explicado Salman.

Las Loras, hace 200 millones de años, durante el Jurásico Inferior, formó parte de un fondo marino como demuestran los numerosos fósiles de esa época que se encuentran en el territorio. Durante el Jurásico Superior, hace 165 millones de años, la separación de Iberia de la placa europea provocó un levantamiento en toda la región y quedo al descubierto dicho fondo oceánico. A partir de ese momento empezaron a circular ríos que dejaron multitud de sedimentos arenosos, como las areniscas de la iglesia rupestre de Olleros (Palencia).

Aproximadamente hace 110 millones de años, cuando tuvo lugar la separación definitiva de Iberia, el mar comenzó a invadir parte del continente y sepultó esos depósitos arenosos y ocupó de nuevo toda esta región. De esta época son los numerosos restos fósiles de corales y rudistas que se encuentran en los páramos calizos de las Loras.

Pero el gran momento ocurrió hace aproximadamente 35 millones de años cuando paulatinamente se produjo el choque ente Iberia y Europa emergiendo del océano las cadenas montañosas de los Pirineos y la parte más oriental de la Cordillera Cantábrica, lugar donde se encuentran Las Loras.

A partir de aquí comienza a formarse el aspecto actual de este espectacular paisaje. Cuevas, valles ciegos, paisajes ruiniformes como el de las Tuerces o profundos cañones como los del Rudrón, el Ebro y la Horada, conforman un territorio que implica a dos provincias de Castilla y León pero que ha generado un "sentimiento arraigado de unidad" entre sus habitantes, según Karmah Salman, quien ha insistido en que la implicación de estos habitantes "busca el desarrollo integral y sostenible" de esta comarca.

Al respecto, Salman ha asegurado que obtener la declaración de la UNESCO supone un reconocimiento internacional a un modelo de gestión del patrimonio "como herramienta de desarrollo local sostenible".

En la actualidad recorren este geoparque tres rutas que están perfectamente señalizadas, dos de ellas en la parte palentina, Las Tuerces y Revilla-Pomar, y una tercera en la vertiente burgalesa, en Rebolledo de la Torre, pero se está trabajando "ya" en la información geológica de otras tres rutas más. Se trata de Monte Bernonio y Olleros de Pisuerga, en Palencia, y Basconcillos del Pozo, en Burgos. Pero además se pueden contratar visitas guiadas en el 659-046-747 y acceder a toda la información en la web proyectogeoparquelasloras.es.

Existen numerosos puntos de "interés geológico" en este geoparque como es la Cueva de Los Franceses, los karst de la lora de Valdivia, de la lora de Pata del Cid o de las Tuerces, los cañones del Rudrón y Alto Ebro, las formaciones calizas de Aguilar de Campoo o las fallas de Ubierna y Humada.

Pero además, el visitante podrá disfrutar de la riqueza natural, arqueológica y patrimonial que salpica esta zona y así en la parte palentina destacar, entre otros, el conjunto monumental de Aguilar, el arte rupestre prehistórico de Mave, la iglesia rupestre y el yacimiento arqueológico de Olleros, el templo románico de Vallespinoso, las pinturas rupestres de Berzosilla, el castro celtíbero de Pomar, el enterramiento megalitico de Revilla de Pomar o el tramo de la vía romana de Herrera a Retortillo.

En la parte burgalesa los yacimientos de Humada, Huérmeces, Villanueva de Puerta, Fuente Úrbel y Amaya, el arte rupestre de Orbaneja, la iglesia románica y el sepulcro megalítico de Moradillo, las trincheras de la Guerra Civil española de Lorilla, o el castillo medieval de Rebolledo.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios