Martes, 26.03.2019 - 01:21 h
Fueron los protagonistas de la noche

¿Por qué los duques de Cambridge van a los BAFTA y los Reyes no van a los Goya?

El príncipe William y Kate Middleton son habituales en la gran gala del cine británico, mientras que en España no hay representación de la monarquía.

Cambridge
Los duques de Cambridge a su llegada a los Premios BAFTA / EFE

La pasada noche, el cine británico vivió su gran velada. Si hace una semana fue el turno de los Goya, este domingo les tocó a los BAFTA, que reconocieron a las mejores películas y actores del cine de Reino Unido el pasado año. Una de las últimas grandes galas del cine antes de los Oscar, que se celebran en Los Ángeles el 25 de febrero. Estos galardones suelen también servir para testar por dónde podrían ir los premios de Hollywood, ya que suelen coincidir bastante. En este caso, 'La Favorita' se alzó con siete BAFTA, posicionándose de forma muy clara por los Oscar.

Así, Londres acogió anoche a lo más granado del séptimo arte, con actrices como Margot Robbie, Claire Foy, Rachel Weisz o Amy Adams, que lucieron perfectas sobre la alfombra roja. Si bien los protagonistas de la noche no pertenecen a este mundo, porque se trata de la verdadera realeza. El príncipe William y su esposa Kate Middleton, los duques de Cambridge, fueron la sensación de la noche, acaparando todos los flashes a su llegada y toda la expectación del público.

Cambridge
El príncipe William y Kate Middleton llevan varios años yendo a los BAFTA / EFE

Y para no estar acostumbrados a este tipo de saraos, hay que decir que fueron los más elegantes de la noche. William optó por el clásico esmoquin negro con pajarita y en lugar de zapatos se calzó unos slippers de terciopelo, dando un toque de glamour que nos ha sorprendido gratamente, pues da muestra de que el duque está muy al tanto de lo que se lleva. Si bien fue Kate la diosa de la noche, y nunca mejor dicho. Su vestido blanco de estilo griego con escote asimétrico hizo las delicias de todos. Un exquisito diseño con una flor bordada en el hombro y la cintura marcada con el que la duquesa estaba radiante. El peinado, los pendientes y el clutch le dieron el toque final con el que estaba perfecta. Se desconoce por ahora quién firma esta excelente creación, pero todo apunta a Alexander McQueen, su firma de cabecera.

kATE
Kate estaba deslumbrante con un vestido blanco de gala / EFE

Con esta imagen, que ya ha dado la vuelta al mundo, se ha abierto una pregunta que ya la pasada semana estuvo rondando por la mente de muchos. Si los duques de Cambridge, es decir, la casa real británica, acuden a los BAFTA, ¿por qué los Reyes de España no hacen lo mismo con los Goya? Porque desde que Felipe y Letizia reinan, nunca se han dejado caer por nuestros galardones, y tampoco cuando eran príncipes.

Pues bien, hay que decir que sus majestades reciben todos los años una invitación de la Academia de Cine para asistir a los Goya. De hecho, cuando el Rey estaba soltero sí que ha acudido alguna vez a la gala, como hizo en el año 2000, que se celebró en Barcelona. Si bien desde que empezó su relación con Letizia y han ido pasando los años, no ha vuelto a haber presencia real en estos premios.

Una ausencia que a muchos les intriga e incluso mosquea, pues hay quien cree que deberían asistir en apoyo al cine español, como hacen los Windsor con su industria. Si bien desde Zarzuela la explicación siempre es la misma: los Reyes no pueden acudir por motivos de agenda. Esa es la causa oficial y así se ha mantenido todos estos años. Además, desde la Academia nunca se ha discutido, al contrario, se comprende perfectamente.

Si bien hay una teoría alternativa que circula respecto a la ausencia de la Casa Real en los Goya. En concreto, los Reyes no acudirían para no tener que vivir ningún momento incómodo si algún actor hace algún tipo de proclama que pueda ofenderles o que no deje en buen lugar a la monarquía. Recordemos que estos galardones se han convertido en un gran altavoz para los intérpretes, que suelen aprovechar sus discursos para hacer alguna proclama política o social, de ahí vendría el temor de la Casa Real a que la monarquía pudiera verse salpicada.

Por ello, para que no se tenga que vivir ningún momento de tensión y los miembros del cine puedan sentirse libres para reivindicar lo que deseen, los Reyes preferirían ausentarse y dejar todo el protagonismo a los actores y directores. Si bien su apoyo al cine y la cultura nacional es más que patente, pues suelen acudir muy a menudo al cine -y ven películas españolas- y al teatro o la ópera. Pero las alfombras rojas, mejor para los artistas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios