Declaraciones a The Sun

Vuelve el padre de Meghan: cree que no es feliz y está listo para visitarla en Londres

Thomas Markle ha vuelto a hablar y, como de costumbre, sus palabras han avivado la polémica tras no acudir a la boda de su hija.

Meghan Markle
La duquesa de Sussex durante el pasado fin de semana en Wimbledon / EFE

Thomas Markle se ha propuesto no pasar demasiado tiempo callado para ver si de esa forma sigue en el candelero a costa de hablar de su hija. El padre de la duquesa de Sussex, Meghan Markle, ya se convirtió en protagonista -nada involuntario- de la boda de su hija al no acudir después de vender unas fotos a unos paparazzi. Un escándalo que a punto estuvo de aguar el enlace de Harry y Meghan y por el que este técnico de iluminación en Hollywood retirado ha sido declarado persona 'non grata' en Buckingham Palace.

A pesar de ello, este jubilado de 73 años que reside en México sigue a la carga con la intención de llamar la atención y, según se comenta, sacarse algunos ingresos porque se encontraría en una precaria situación económica. Ya ha dado declaraciones a algunos medios británicos anteriormente refiriéndose al incidente por el que no pudo llevar a su hija al altar y pidiendo perdón a la familia real británica.

Y ahora ha vuelto a la carga. Ha sido en el diario 'The Sun' donde Thomas Markle ha vuelto a desahogarse atacando de forma velada a su hija y a los Windsor. Y lanzando un aviso a navegantes: está listo para viajar a Londres para visitar a Meghan. Markle está preocupado por el 'veto' que parecen haberle impuesto en Buckingham y, tras dos meses sin ningún contacto con su hija, está dispuesto a viajar a Londres para arreglar la situación.

"Si elijo en un mes, o en un par de meses, ir a Inglaterra, quiero ver a mi hija. Estoy pensando en ello", ha afirmado, asegurando que está "desesperado" por ver a su hija porque cree que no es feliz en Londres. "Conozco a mi hija y la sonrisa que veo en ella no es real, es forzada, sé que ella no es feliz", ha aseverado. En su opinión, las presiones a las que se está viendo sometida por ser miembro de los Windsor le están pasando factura y él, como buen padre, quiere asegurarse de que está bien.

Reconoce que la culpa de este distanciamiento la tiene él por todo el escándalo de las fotos supuestamente robadas, pero está dispuesto a hacer lo que sea para que su hija lo perdone. "Es triste que haya llegado a este punto. Lamento que haya llegado a esto. Sí, parte de eso es mi culpa. Pero ya dejé en claro que estoy pagando por esto por el resto de mi vida ", ha lamentado.

Quiere conocer a la Reina

Pero no solo busca reconciliarse con Meghan. También quiere conocer la Reina de Inglaterra. "Si ha conocido a Donald Trump, ¿por qué a mi no?", se pregunta el técnico de iluminación, que quiere ser tratado por los Windsor con respeto y como el padre de la duquesa de Sussex. Aunque él, por su comportamiento, no parece tenerlo muy en cuenta.

Por su parte, Meghan sigue adelante con su apretada agenda sin hacer caso a las declaraciones de su progenitor. Este sábado visitó Wimbledon con su cuñada, Kate Middleton, y volvió a dejar imágenes sublimes con un sencillo conjunto de pantalón blanco y camisa de rayas marineras firmado por Ralph Lauren con el que dejó a todo el mundo con la boca abierta. Un look absolutamente perfecto para una jornada de tenis al que ella dio un plus de elegancia. El 'efecto Meghan' no para.

Meghan Markle
Las duquesas de Cambridge y Sussex en Wimbledon / EFE
Meghan Markle
Kate y Meghan disfrutando del partido de Wimbledon / EFE
Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios