Domingo, 24.06.2018 - 17:57 h
Cuarta noche de audiciones

Ni Rosario ni Melendi ni Antonio Orozco se atreverían a presentarse a La Voz Kids

Ana y Jeremai lograron pleno de los coach al conseguir que los tres se dieran la vuelta y aplaudieran sus interpretaciones. 

ana
Ana, una de las primeras concursantes. 

Llega la cuarta entrega de las ediciones a ciegas y el programa estrella de Telecinco empieza con una confesión de los coach. Ni Rosario, ni Melendi ni Antonio Orozco se atreverían a subirse al escenario de La Voz Kids. Así arranca un programa que cada lunes arrasa como lo más visto  y en el que su primera hora hay dos nombres que ya destacan: Ana y Jeremai.

Fue después de la primera actuación cuando Melendi intervenía para confesar que el se pone nervioso cuando pisa ese escenario. Los otros dos coach  siguieron su declaración y ninguno sabría si de pequeños se hubieran atrevido a presentarse al concurso. Los que sí lo están haciendo son Jenyfer, Ana, Víctor...

Así ha sido una gala que promete ponérselo muy difícil a los ya seleccionados Melani, la niña que cantaba ópera o Samuel, el pequeño que cantaba por Camarón. En la segunda gala sorprendió a todos Laura, la joven invidente que enamoró a todos o la simpática Elisa, por no hablar de las voces poderosas de Nerea y Óscar que entraron en el concurso la semana pasada. 

Y
 al acabar la cuarta entrega, donde Rosario bautizó a sus compañeros como Toni y Meli, llegó el recuento: Rosario acaba la noche con 17 de los 24 talentos de necesita. Melendi acaba con 16 artistas y Antonio Orozco sigue en tercer lugar con 15 voces. 

nena
 

Fan de Lola Flores... y Rosario se dio la vuelta en el último momento

"Estoy con muchos nervios", decía Jenyfer, que adora a Lola Flores. "Mi niña canta, actúa desde los 3 años por Lola Flores", presumía la madre. Fue la primera en pisar el escenario en la cuarta entrega de audiciones a ciegas de 'La Voz Kids'."Por arriba va perfecta", decía Antonio Orozco desde la silla de los coach. Se hicieron de rogar y fue Rosario la que al final se dio la vuelta rendida por cómo interpretaba a Pastora Soler. 

ana
 

Ana, pese a su fallo, arrasa

Ana confiesa que se esconde detrás de la guitarra para evitar pasar nervios. Llega desde Vigo y en lo único que piensa antes de pisar el escenario es "en no marearse". Y todo lo contrario. En cuestión de segundos consiguió convencer con su  melódica voz a Melendi y Antonio Orozco. Rosario siguió los pasos. Ana se quedó sin voz, se equivocó, pero le pidieron que siguiera cantando, enamorados todos de su voz. Se fue con  Antonio Orozco. 

victor
 

Víctor, el primero que no consigue quedarse

Víctor llega de Madrid y se tacha de un poco 'trasto' y del Atlético de Madrid. Pese a su potente voz e interpretar una canción muy difícil ningún coach se dio la vuelta. Todos aseguran que se puede ir con la cabeza muy alta e incluso Melendi le asegura que su voz llega a la piel de las personas.  Es uno de esos momentos más duros del programa y por los que en todo momento los más pequeños están acompañados de una psicóloga que les ayuda a enfrentarse a ello. 

Jeremai
 

Jeremai coge su primer avión por La Voz... y menudo éxito

Jeremai llega desde Vecindario. Era la primera vez que se subía a un avión y no quiere romper a llorar pero lo hace nada más confesar que es muy sensible y acordarse del esfuerzo de su madre. Asegura que todo lo que sabe de canto ha sido "gracias  a escuchar a las grandes artistas como Cristina Aguilera, Céline Dion o Isabel Pantoja". Y demuestra que sabe. Melendi fue el primero en darse la vuelta, seguido de Rosario, que no paraba de decir "qué barbaridad".  Al final  consigue el segundo pleno de coach de la noche y se va con Rosario, algo que ya llevaba pensado porque "es una monstrua". 

Lyka salvada en el último segundo

Lyka es de Filipinas y busca su hueco en la música. Llega a La Voz desde Vigo. Le costó un poquito porque veía cómo la canción avanzaba y ningún coach se daba la vuelta hasta que lo hicieron Rosario y Melendi. Lyka rompió a llorar de los nervios. Se fue con Melendi.

lyka
 

Rosalía y su falsete

Primero fue Melendi, luego Antonio Orozco. La voz de Rosalía, que llega de A Coruña, enamoró a los dos coach que ya no sabían qué decirle a la joven para que se fuera con ellos a su equipo. Al final se va con Antonio Orozco, que destaba "el falsete que tenía tan bestia". 

Rosalia
 

Laura y su 'Miedo' entran en el último segundo

La siguiente en llegar es Laura, de Málaga, que mientras canta su 'Miedo' no consigue convencer a ningún coach... hasta el último segundo que se dieron la vuelta Rosario y Antonio Orozco. La integrante de los Flores le avisó de que había perdido la nota desde el primer momento pero "por un quejío me he dado la vuelta". Y se fue con ella. 

laura
 

Ginevra no lo consigue y se va por todo lo alto

Ginevra es una joven italiana interesada en el mundo de la música y, desde hace un año, dedica su tiempo libre a pinchar música DJ. Para conquistar a los coaches ha decidido cantar ‘Don’t speak’ sin éxito. Al final no consiguió que ningún coach se diera la vuelta pero se lleva el aplauso de todos por ser valiente. 

Goevra
 

Alexia  enamora a Melendi en un segundo

"Lo más importante es que te pegues bien el micrófono y cantes como si cantaras en tu casa", le dice Tania Llasera a las puertas del plató a Alexia. Empezó a cantar y conquistó a Melendi en cuestión de un segundo. Rosario le siguió los pasos pero la joven se queda con el primer coach que se dio la vuelta.  

Georgina se cuela en el último segundo

Georgina, con 10 años, llega desde Barcelona. Asegura que casi siempre está feliz "menos cuando me castigan que se me borra la sonrisa de la boca". Melendi, un poco incentivado por Rosario, es el único que se da la vuelta y consigue que Georgina se quede en La Voz. 

georgina
 

Paula enamora a Orozco en un segundo

Paula llega desde Algeciras acompañada por su abuela y no acabó la primera frase cuando Antonio Orozco se dio la vuelta porque la quería en su equipo. Melendi es el siguiente en rendirse ante su voz. Se fue con Antonio tras una 'batalla' dura. 

Ainhoa, la más pequeña (7) se va con Orozco

Enamoró con siete añitos a todos menos a Melendi. Al final la pequeña cantante, que llega de Don Benito en Badajoz, tenía claro con quién se queria ir: "Con Antonio".

ainhoa
 

María se quedó fuera con mucha deportividad

María y su 'Sueños rotos' no pudo entrar pese a su voz. Rosario aseguró que les gustó mucho escucharla y se llevó la enhorabuena de todos los coach.  La pequeña artista se fue con una sonrisa de oreja a oreja y con espíritu de volver. 

María no convence
María no convence

Unai cantó la Salve rociera con tres años en la guardería

Unai canta desde los tres años y se atreve con todo. Ya en la guardería la profesora le invitó a cantar la Salve rociera y lo hizo. "Creo que llegar hasta aquí es enorme", aseguraba antes de pisar el escenario. Rosario no podía dejarle fuera del concurso y se fue con ella. 

Coraima, un poco nerviosa, también se queda fuera

Tengo muchísimo salero, decía Coraima, de Cádiz. Los nervios fueron muy traicioneros y puede que fuera lo que le dejaron fuera del concurso. Aún así se llevó las palabras de cariño de los coach cuando la pequeña artista de 11 años estaba con las lágrimas en los ojos. Eso sí, se atrevió con una de las canciones más difíciles de la noche. 

coraina
 

Caterina no tiembla como solista

Canta en un coro gospel pero ahora se enfrenta sola al micrófono, algo que no le da miedo. Lleva unos años intentando presentarse al casting y este año por fin le ha llegado la oportunidad. Caterina ve su esfuerzo recompensado minutos después de empezar a cantar cuando Melendi se da la vuelta. Y se quedó con Melendi. 

Ahora en portada

Comentarios