Lunes, 15.10.2018 - 19:48 h
Les hicieron fingir minusvalías en los contratos

Afectado de iDental, tras pagar 5.600€: “He perdido 20 kilos. Ni puedo masticar”

Estafados relatan su calvario: tratamientos sin terminar, amenazas por impago a las entidades financiadoras y posible contagio de enfermedades

Radiografía boca
Factura y radiografía de una afectada antes y después del tratamiento / José González

Miguel sonríe tímidamente. Aunque no tiene reparo en enseñar la boca cuando se le pregunta por su tratamiento en iDental, reconoce que hay un antes y un después de su paso por esta ‘low cost’ que no solo le ha estafado 5.600 euros, sino que le ha dejado una profunda herida emocional.

“Me ha afectado muchísimo, he adelgazado 20 kilos y no puedo reír. Llevo un año sin salir de casa, solo al bar de enfrente; me tomo una coca cola y me voy. No puedo ni masticar”, explica el joven madrileño que forma parte de las más de 300.000 víctimas de esta estafa piramidal.

Su caso está repleto de irregularidades desde el mismo momento que comenzó el tratamiento, en marzo de 2017. La primera visita se produjo en una de las clínicas que el grupo tenía en Méndez Álvaro y “en diez minutos” le financiaron el tratamiento mediante un crédito vinculado al consumo.

Al igual que el resto, le aseguraron que gozaría de subvención por su condición social y le hicieron incluir datos falsos en el contrato, en concreto una nómina que no era real. Así, de los cerca de 15.000 euros presupuestados inicialmente, se le rebajó a 5.600. Sin embargo, se trata de una deducción falsa dado que las piezas no costaban lo que en realidad marcaba la factura, puesto que eran repuestos que provenían de Brasil a un coste infinitamente más bajo y de mucha menor calidad.

Ya “de entrada” tuvo problemas para comenzar el tratamiento puesto que tardaron meses en atenderle, pese a que él iba pagando letras. Cuando finalmente le dieron cita le pusieron seis implantes –de los cuáles solo le quedan tres—y acto seguido la prótesis, todo en el mismo día. “Estuve desde las 8.30 horas hasta las 22.00 de la noche y luego me explicaron que nunca se puede hacer eso debido a la carga de la mordida”.

Desaparecidos de la noche a la mañana

Los problemas no tardaron en llegar y en los meses siguientes la prótesis se le rompió hasta en dos ocasiones; la primera se la arreglaron pero la segunda ya no, de hecho se le quedó un “pegote” de plástico para fijar la rotura, pero le ha provocado que el resto de dientes se le muevan. Según relata, fueron muchas las veces que le cambiaron la cita e incluso derivaron de clínica sin avisar, hasta que al final dejaron de coger el teléfono.

Pese a interponer una denuncia ante la Guardia Civil y solicitar a la financiera que congelase los cobros, ésta mantuvo las cuotas e incluso “presionó” con denunciarle como moroso por impago. Según explica, le propusieron regalarle las cuatro últimas letras del préstamo a cambio de que abonara en un solo pago el resto de tratamiento bucodental, oferta que rechazó.

Tras conocer casos similares a los suyos, Miguel decidió hacerse pruebas médicas ante el temor de haber sido contagiado con 'hepatitis C' o cualquier otra enfermedad. "Tenía mucho miedo", explica aliviado, pues las pruebas dieron negativo.

Otra de las afectadas, Juana, no puede recordar su experiencia sin que las lágrimas asomen por sus ojos. Su caso se remonta a noviembre de 2015; simplemente acompañaba a su hija a que se colocara 'brackets' pero los dentistas le animaron a que se pusiera fundas en los dos dientes incisivos y todo pese a que les advirtió de que su nómina era muy baja.

De ponerse dos fundas a quedarse sin dientes

“Entre lo de mi hija y lo mío subía a 3.897 euros. La chica me dijo que no me preocupara y entonces decidió poner el préstamo a nombre de mi hija, a quien le atribuyó una paga de cerca de mileurista y una minusvalía, pero era todo mentira”, reza.

La primera limpieza de boca ya le puso en alerta. “Era a tirón y no les funcionaba ni agua, tuvo que traerme un vaso para que me pudiera enjuagar. La limpieza me la hicieron en tres días y tres personas diferentes”, cuenta.

La peor parte vino luego. El “calvario” comenzó cuando los dentistas se dieron cuenta de que en las fundas provisionales le habían puesto, tras matar los nervios y tallar los dos dientes, cemento definitivo en vez de provisional, lo que provocó un sellado definitivo. “Se liaron conmigo a martillazos y me arrancaron un colmillo”, cuenta angustiada.

A raíz de ahí se produjo una concatenación de errores que motivó que terminara por perder los dientes y rechazara los implantes que le pusieron de urgencia. “Yo tenía mis dientes y una dentadura bonita y nunca más, por mucho que haga, los tendré, porque ya no me queda ni hueso”.

Peritajes imposibles

Las redes sociales han sido principalmente el nexo de unión entre los varios cientos de miles de afectados, la mayoría de los cuáles afronta ahora el reto de poder pagar el peritaje para dirimir el nivel de gravedad, y cuyo precio oscila entre los 1.000 y 2.000 euros.  

Precisamente para ayudar a todos los afectados existen asociaciones como Afecade (Plataforma de afectados por las cadenas dentales) que presta asesoramiento en cualquier parte de España, tanto por la vía civil, como en la penal. El objetivo es, por un lado, que puedan recuperar sus historiales médicos, puesto que en la mayoría de los casos iDental se negó a dárselos, y, por otro, conseguir que dejen de pagar las cuotas mensuales.

Así lo explica Isabel Palomino, abogada de Negotia y Afecade, que denuncia que se trata de una “estafa piramidal” en la que se les engañó vendiéndoles subvenciones que cobrarían debido a su baja nómina o situación personal, aunque en realidad seguían pagando precios desorbitados por estos tratamientos puesto que los materiales eran de muy mala calidad.

El volumen de esta causa provocó que recayera a finales de julio en la Audiencia Nacional. El magistrado instructor, José de la Mata, convocó esta pasada semana a 14 comunidades, además de Fiscalía y Ministerio de Justicia, para unificar criterios de actuación. Como resultado, el departamento que dirige Dolores Delgado ha habilitado una oficina judicial específica para la tramitación de un caso que se estima llegue a tener hasta mil piezas separadas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios