Martes, 18.02.2020 - 10:56 h
Una bacteria muy peligrosa

Sufre un shock tóxico por una copa menstrual y le amputan los dos pies

Una francesa de 36 años ha pasado a vivir en silla de ruedas por el shock tóxico provocado por este artículo de higiene íntima.

Fotografía de una copa menstrual y de un tampón.
El shock tóxico es una infección poco frecuente, pero fatal. / Imagen de PatriciaMoraleda en Pixabay.

Nuevo caso de un shock tóxico con consecuencias fatales provocado por un artículo de higiene íntima femenina. La semana pasada, una adolescente belga murió tras no serle detectada a tiempo esta enfermedad provocada en su caso por un tampón, y este miércoles conocemos la historia de Sandrine Graneau, una francesa de 36 años a la que le amputaron los dos pies y 18 falanges de los dedos de las manos a causa de otro shock tóxico, esta vez provocado por una copa menstrual.

Esta enfermera vive ahora su vida en una silla de ruedas después de que el 11 de junio le amputasen los miembros mencionados. En una entrevista concedida al diario francés 'Le Parisien' relata que no recuerda cuántas horas utilizó la copa menstrual, "probablemente varias" y fue entonces cuando comenzó a notar dolores intensos en su vientre. El médico de emergencias creyó que padecía cálculos renales. 

Sin embargo, cuando volvió a ser atendida por la mañana su tensión era tan baja que apenas se detectaba. Los servicios de emergencia la tuvieron que sacar por la ventana de su casa y en el hospital le diagnosticaron el shock tóxico. "El problema no es la bacteria en sí, sino los daños que produce en los órganos. La toxina se expandió por mis riñones, mi pulmón y mi hígado", explica Sandrine, quien pasó tres semanas en cuidados intensivos.

Esta infección grave poco frecuente se produce por dos tipos de bacterias: Staphylococcus aureus (o estafilococo) y Streptococcus pyogenes (o estreptococo). Estas generan toxinas y atacan el sistema inmunitario ingresando en un principio normalmente por zonas lesionadas de la piel como cortes, raspaduras, heridas quirúrgicas o las ampollas de una varicela, según informa la web 'Kids Health'.

Se asocia al uso de artículos de higiene íntima porque estos acumulan sangre que puede convertirse en caldo de cultivo para las bacterias. Sus síntomas principales son fiebre, bajada de la tensión arterial, diarrea, dolor de cabeza, eurpción en la piel, dolores musculares, vómitos y deshidratación, y es clave acudir cuanto antes al médico para conseguir superarla.

Un despertar amargo

En la cama del hospital los médicos dieron las malas noticias a Sandra: tenía muchas heridas en sus pies y sus dedos estaban necróticos. "Hubo que amputar 18 falanges de los dedos de la mano pero se pudo salvar una por cada dedo. Eso me permite coger el teléfono para llamar", indica. 

Esta madre de dos niños quiere a partir de ahora prevenir casos como el suyo dando a conocer el shock tóxico a través de la asociación que ha creado 'Dans mes baskets', que también le permite contar al mundo cómo es su nueva vida y cómo supera sus retos diarios. "¿Por qué no indican los fabrcantes un tiempo exacto para la utilización de la copa menstrual? En los envases ponen que se pueden tener entre cuatro y 12 horas...", concluye.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING