Jueves, 05.12.2019 - 17:32 h
Cuarta jornada de juicio

Diana vivió "algo espantoso" antes de morir y su postura era antinatural 

Los  cuerpos sumergidos en espacios pequeños presentan normalmente "posiciones muy similares" con las piernas estiradas y la cabeza hacia abajo".

El Chicle
Declaración de El Chicle / EFE

"Dolor y gran pánico". Es lo que vivió Diana Quer momentos antes de morir según los buzos que han testificado hoy en el juicio por la muerte de la joven. Esos momentos  provocaron una "adrenalina tan grande" que bloqueó su cuerpo en una situación que, de otro modo, sería "antinatural" para un cadáver sumergido en agua. "Antes de morir sucedió algo espantoso", aseguran. La buceadora profesional Ana Ayuso que simuló ser la joven madrileña por su complexión física en la reconstrucción de cómo el cuerpo pudo ser arrojado al pozo de la nave de Asados donde fue encontrado 500 días después de su desaparición, y los dos expertos que participaron en el simulacro, han relatado que Diana debió vivir "algo espantoso" y que presentaba una postura "totalmente antinatural".

En la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, que este viernes acoge la cuarta sesión del juicio a José Enrique Abuín, el Chicle, se visionó la simulación del momento en el que el cuerpo pudo ser sumergido así como la imagen de la víctima con las piernas extrañamente abiertas a modo de arco y a nivel de la zona pélvica.

Con la duda imperante de si a Diana se le dio muerte en A Pobra do Caramiñal, municipio coruñés en el que veraneaba, o en Rianxo, localidad vecina en la que está situada la nave del pozo, Ana Ayuso, que en el simulacro fue arrojada a un tanque de agua de características similares en Cartagena (Murcia), ha dicho que recuerda "perfectamente y con horror" esa dura reconstrucción.

"El agua estaba bastante fría y me metieron con dos lastres de 18,400 kilos", ha detallado para asegurar después que es "físicamente imposible mantener el cuerpo a flote" porque para ella, que mide 1,75 metros y pesa 60 kilos, "era imposible desprenderse".

Los otros dos buzos que participaron en el simulacro de cómo el Chicle supuestamente hundió el cuerpo de Diana Quer en el pozo han dicho que la rigidez del cadáver revela por sí misma que la joven sufrió "algo espantoso" antes de perecer.

Los profesionales, uno del cuerpo de bomberos de A Coruña y otro coordinador de buceo de Salvamento Marítimo, encargados de auxiliar a Ana Ayuso si se producía algún accidente en el simulacro realizado en el tanque, han explicado que, según su experiencia, el cuerpo podría mostrar tal rigidez porque "antes de morir padeció algo espantoso, que sufrió un shock".

Este viernes, los miembros del jurado popular han podido ver en sala la imagen de cómo se localizó a Diana Quer en el pozo el 31 de diciembre de 2017, 500 días después de su desaparición.

Pese a que el presidente de la sección sexta de la Audiencia Provincial de A Coruña, Ángel Pantín, ha pedido que la instantánea no se exhibiese ante el público, la hermana de Diana, Valeria Quer, no ha podido contener las lágrimas y se ha apoyado en el hombro de su padre mientras los testigos, las partes y los jurados visionaban la prueba gráfica.

Los dos buzos varones han coincidido en que la postura del cuerpo evidencia que "el cadáver se quedó rígido antes de morir" porque "muchos cuerpos se quedan con esa rigidez por el pánico" previo al deceso. Ambos, con experiencia en rescates, han sugerido que es inconcebible creer la versión del Chicle por la rigidez y porque el cuerpo tenía las piernas muy abiertas en un determinado arco a nivel de la zona pélvica. "Esta postura es totalmente antinatural", han remarcado los expertos. "He visto muchos cuerpos con rigidez por el pánico", ha subrayado el buzo Manuel Ángel Ruiz, que ha reconocido que la de Diana es "una imagen difícil de olvidar".

El Chicle ha escuchado al testigo impertérrito, y demostrar que violó a Diana es clave para la acusación particular y el Ministerio Fiscal porque de ello puede depender que la condena sea la de la prisión permanente revisable. La defensa, por su parte, se apoya en la inexistencia de vestigios biológicos que acrediten un abuso.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING