OFRECIDO POR COCA-COLA
Andalucia. Alcucera. Proyecto Mares Circulare. La asociación QUELONIA organiza una limpieza de costa en la playa Puerta del Mar de Almuñecar. Foto: Gogo Lobato
Andalucia. Alcucera. Proyecto Mares Circulare. La asociación QUELONIA organiza una limpieza de costa en la playa Puerta del Mar de Almuñecar. Foto: Gogo Lobato
Gogo Lobato

¿Cómo aprovechar la economía circular los residuos marinos?

Aprovechar la basura que se encontraba en el agua de su tierra y crear con ella algo totalmente nuevo y 100% sostenible. Esa era la idea de Aitor al fundar Basq, una compañía que fabrica moda a partir de los residuos. Esta iniciativa sigue el compromiso de otras impulsadas por Coca-Cola, como Mares Circulares, que luchan por un mundo más sostenible.

Utilizar la moda como una herramienta para cuidar el planeta. Esa es la idea sobre la que se cimienta el proyecto de Aitor Álvarez, un bilbaíno que siempre ha estado comprometido con el reciclaje y el fomento de la economía circular, dos conceptos que ahora materializa en Basq: la compañía que fabrica zapatillas con residuos.

Aitor comenzó a coger olas en su tierra natal cuando ya tenía unos años y fue durante esas jornadas de surf cuando se dio cuenta de la gran cantidad de residuos que circulaban por las aguas, una contaminación que asegura que se ha incrementado en los últimos años. A raíz de esta situación han surgido iniciativas como Mares Circulares de Coca-Cola, que fomentan la limpieza de playas y océanos recogiendo el plástico que se acumula en estos entornos y que hoy centra sus esfuerzos en destacar proyectos independientes que buscan salvar la naturaleza de la contaminación plástica. 

Rodeado de basura en un entorno natural, se dio cuenta de que tenía que hacer algo por cambiar el escenario y unió sus tres pasiones: el surf, el reciclaje y el diseño de zapatillas. “Siempre he estado intentando crear proyectos de reciclaje”, cuenta quien hace 20 años ya diseñó un modelo para reutilizar los muebles y, unos años atrás, comenzó a idear una manera para que las palas de los aerogeneradores pudieran tener otro uso una vez acabada la vida de sus estructuras.

Rodeado de basura en un entorno natural, Aitor se dio cuenta de que tenía que hacer algo por cambiar el escenario y unió sus tres pasiones: el surf, el reciclaje y el diseño de zapatillas

A raíz de esta conciencia medioambiental y la creencia de que la verdadera sostenibilidad se consigue dando una segunda vida a lo que ya se ha producido, Aitor tuvo claro que quería “fabricar unas zapatillas que fuesen 100% recicladas a partir de los residuos o los contaminantes que más llegaban a la costa”. Hoy, crea calzado, sudaderas y camisetas y todo gracias a un diseño sostenible, una forma perfecta de cuidar el medioambiente, tal y como lo hace Coca-Cola a través del ecodiseño: sus botellas de plástico cuentan con un 25% de plástico reciclado, un incremento notable con respecto al 17% que presentaban en 2017. Para 2022, se espera que el porcentaje sea del 50%.

Producción nacional y apoyo a la economía circular

La imagen de Basq es un surfero con su tabla listo para disfrutar del azote del mar Cantábrico en los acantilados del País Vasco, la tierra que sirvió de inspiración a Aitor para fundar su empresa. En un principio, las botellas de plástico eran el único material con el que creaban su calzado: “Intentamos que todas las partes de la zapatilla fueran recicladas, tanto la plantilla, como la suela y el tejido”, explica Aitor.

Tras un año y medio, Basq ya es una realidad y la sudaderas, camisetas y deportivas que salen de su almacén están hechas a base de botellas, neumáticos y algodón reciclados. Además, todas las prendas son veganas y para seguir cuidando de las aguas del planeta y en plena sintonía como el proyecto Mares Circulares de Coca-Cola, una parte de los beneficios obtenidos en cada venta se destina a limpiar los océanos.

Por cada zapatilla que compremos, se han ahorrado 1.700 L de agua y se han reciclado 6 botellas.
Por cada zapatilla, se han ahorrado 1.700 L de agua y se han reciclado 6 botellas.
Bluemedia Studio

Pero no solo los productos contribuyen a cuidar el medioambiente, sino que Aitor tenía claro desde el principio que quería fundar una compañía que fuera realmente sostenible. Para ello, cuenta, “no solo tienes que usar materiales reciclados, sino que hay cosas que hacen que también seas sostenible, como es el hecho de reciclar y fabricar en España”.

Todas las empresas con las que trabaja Basq funcionan a base de energía solar y el proceso productivo se realiza de forma íntegra en nuestro país. Así, las botellas de plástico se obtienen del sistema nacional de recogida y el neumático se recicla en País Vasco. En Barcelona se tratan las botellas para obtener el hilo, el cual se transformará en tejido en Valencia. Al final, todo se monta en Elche en un proceso que respeta la economía circular y apuesta por el producto nacional.

“Al final esto es pedagogía, es difícil concienciar a una persona de que tiene que reciclar con palabras, pero nuestros productos son un claro ejemplo”. Aitor pone datos a sus palabras, los mismos que se pueden ver en la página web de Basq y que dan cuenta del ahorro de recursos naturales que supone adquirir uno de los productos de esta tienda vasca: por cada zapatilla que compremos, su prenda estrella, se han ahorrado 1.700 L de agua y se han reciclado 6 botellas. 

Todas las empresas con las que trabaja Basq funcionan a base de energía solar y el proceso productivo se realiza de forma íntegra en nuestro país

Cuidando la fuente de la vida

Junto con el reciclaje, el agua es una de las grandes preocupaciones de Aitor desde que realizó hace unos años un voluntariado en Perú y pudo ver con sus propios ojos la escasez de un bien que para nosotros es tan accesible. “No somos conscientes del problema que supone el consumo de agua indiscriminado, cuando hay gente que se muere a diario por tener acceso a ella”. Por eso, una de las maneras de luchar contra esta injusticia es reducir “el uso indiscriminado de algodón”, apostando por usar uno reciclado, como hacen en sus talleres, para lograr “un mundo más limpio”.

Con Basq, Aitor ha conseguido materializar sus inquietudes y su pasión por el mar en una serie de productos que cualquiera puede adquirir para contribuir a hacer del mundo un lugar más sostenible. “Creo que cualquiera tiene que luchar por conseguir hacer realidad sus sueños, dedicarte a lo que te apasiona. Más allá de si mi empresa va bien o mal, he cumplido un sueño y eso es muy gratificante. Poder contribuir con mi granito de arena es suficiente”.

Ecodiseño para proteger el medioambiente

En España, este compromiso se traduce en acciones como Mares Circulares, un proyecto de Coca-Cola basado en la colaboración que limpia de residuos playas, espacios protegidos y fondos marinos, además de sensibilizar a los ciudadanos sobre la importancia del reciclaje y apoyar cada año tres estudios científicos y una iniciativa empresarial que aporten soluciones al problema de la contaminación marina. Un proyecto alienado con el trabajo de Aitor Álvarez y otros amantes del mar como él.

Con el propósito de cuidar el medioambiente a través de sus envases, Coca-cola se ha sumado recientemente a iniciativas como la Alianza Europea para una Recuperación Verde del Europarlamento; Recover Better, incluida en el Pacto Mundial de la ONU; y Build Back Better, de la Fundación Ellen McArthur. Todas ellas tienen en común un objetivo: fomentar la ecología, frenar la emergencia climática y apoyar la economía circular.

El compromiso de la compañía no es nuevo, y lleva desde 2017 trabajando en su estrategia Avanzamos para Europa Occidental, con objetivos como la reducción de las emisiones de carbono en un 50% para el año 2025 con respecto al 2010. 

Los multipacks de latas de Coca-Cola vienen envueltos en cartón con certificación PEFC, en vez de en plástico

Pero no solo mediante pactos se materializa la responsabilidad de Coca-Cola con la protección del medioambiente: sus envases ahora son más sostenibles gracias al ecodiseño. Además del incremento del plástico reciclado presente en sus botellas, a finales de 2019 los multipacks de latas vienen envueltos en cartón con certificación PEFC, en vez de en plástico, y en el futuro se quieren suprimir las anillas de plástico de los packs de latas por otras de cartón.

Proteger el futuro del Planeta está en nuestras manos y en el de compañías como la de Aitor y Coca-Cola. Ya sea con zapatillas o envases, lo importante es cuidar del medioambiente apostando por otro tipo de modelo de producción y materiales sostenibles.

REALIZADO POR BLUEMEDIA STUDIO
Este contenido ha sido elaborado por BLUEMEDIA STUDIO, unidad Branded Content de Henneo.