Jueves, 17.01.2019 - 10:43 h
Jon Rahm no tuvo suerte

Europa mantiene el tono y aumenta su ventaja sobre EEUU en la Ryder Cup (8-4)

Dominó con claridad tres de los cuatro partidos, entre ellos el de Sergio García con Rory McIlroy que, sin embargo, tuvo más suspense del esperado.

Sergio García y Rory McIlroy celebran su victoria en el 17 ° green durante la Ryder Cup 2018 en Guyancourt, Francia, el 29 de septiembre de 2018. (EEN / EPA / GERRY PENNY)
Sergio García y Rory McIlroy celebran su victoria durante la Ryder Cup en Guyancourt, Francia, el 29 de septiembre de 2018. (EEN / EPA / GERRY PENNY)

El equipo de Europa mantuvo el buen tono que ofreció el viernes por la tarde en la sesión de 'foursomes' (golpes alternos de cada jugador) y dominó con claridad (3-1) los 'fourballs' (cada jugador juega su bola) que abrieron la jornada del sábado en la Ryder Cup para poner un marcador de 8-4 ante unos Estados Unidos obligados ya a reaccionar para llegar con opciones a los individuales.

Después del complicado inicio que tuvieron los europeos en la competición, la exhibición de los primeros 'foursomes' parece que les dio ánimos y fuerza para salir con la misma moral y dominar la primera sesión del día, con protagonismo para un gran Sergio García, que fue clave para su partido y que ya tiene 24,5 puntos en su historial, a sólo medio del récord de Nick Faldo que podría alcanzar o superar en su 'foursome' junto a Alex Noren.

Y mérito de este dominio actual de los locales también se le puede achacar a Thomas Bjorn. El capitán de Europa está moviendo bien a sus 12 jugadores y la jugada le está saliendo óptima de momento, con especial mención para Francesco Molinari y Tommy Fleetwood, imbatibles hasta el momento y con pleno de puntos.

En cambio, Jim Furyk no consigue que los suyos se 'enchufen', pese a los destellos de Jordan Spieth y Justin Thomas, y tendrá que buscar la fórmula que funcione para unos 'foursomes' que el viernes fueron una auténtica 'pesadilla' para los americanos. En total, tras el amenazador 0-3 inicial, los anfitriones se llevaron ocho puntos seguidos.

Europa dominó con claridad tres de los cuatro partidos, entre ellos el de Sergio García con Rory McIlroy que, sin embargo, tuvo más suspense del esperado. El castellonense jugó a gran nivel y el norirlandés continuó mejorando y eso les permitió dominar claramente a Brooks Koepka y Tony Finau.

El dúo europeo no dio un respiro a sus rivales y se encontró en la salida del hoyo 14 con cuatro arriba de ventaja. Parecía ganado, pero llegaron los errores y la aparición de un gran Finau dejó las cosas tensas para el 17 y 18, con sólo uno de ventaja. Entonces, García demostró que la Ryder y él encajan a la perfección, mantuvo el pulso y con un sensacional 'birdie' en el 17 sentenció.

Rahm, sin suerte

No tuvo tanta suerte de nuevo el otro español en la Ryder. Jon Rahm se volvió a quedar sin poder saborear su primer punto, pese a volver a jugar con un experto como Ian Poulter, junto al que no pudo batir a Jordan Spieth y Justin Thomas. El inglés llevó casi siempre el peso del partido con un atractivo mano a mano con Spieth, a gran nivel de nuevo en la primera sesión del día, aunque flojease un tanto al final.

El texano jugó de forma magnífica sobre todo en los pares 3 y con sus 'birdies' permitió que los americanos se pusiesen dos arriba. Rahm apareció para recortar y cuando Spieth daba algún síntoma de flaqueza, Thomas acudió al rescate para evitar otro 'barrido' y llevarse el anímico último punto del día.

Los otros dos partidos fueron de color azul. Europa los dominó casi siempre en el marcador y los cerró con marcadores contundentes, con especial mención para Francesco Molinari y Tommy Fleetwood, que sumaron su tercer punto tras volver a batir a Tiger Woods y Patrick Reed por 4 y 3.

El italiano y el inglés supieron reponerse de la reacción del californiano, que levantó dos hoyos de desventaja, pero que ni pudo mantener la línea ni encontró apoyo en su compañero, lejos del jugador que brilló en 2014 y 2016. El campeón del 'British' encadenó tres 'birdies' seguidos y recuperó una ventaja ya insuperable.

Finalmente, Paul Casey y Tyrell Hatton también se hicieron con su punto ante un Dustin Johnson, que no está mostrando sus galones de número del mundo, y un Rickie Fowler que fue de más a menos. Los dos ingleses estuvieron mejor que el viernes por la mañana y con el buen tono del primero se despegaron rápidamente en el marcador para sentenciar por 3 y 2 sin excesivos problemas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios