Miércoles, 22.11.2017 - 14:24 h

Unos 18.000 civiles han conseguido ya salir de una Alepo bajo las bombas

Rusia anunciaba el jueves que Siria había suspendido las operaciones militares, pero después anunció que los ataques seguirían sobre la ciudad hasta que no quede ni un solo rebelde. 

Al Assad ha puesto en marcha una última ofensiva, con la que ha logrado arrebatar a los rebeldes 52 barrios de la zona este, lo que le devuelve el control del 93% de la ciudad. 

Unos 18.000 civiles han conseguido ya salir de una Alepo bajo las bombas

Cerca de 18.000 civiles han sido evacuados de la zona este de Alepo, controlada por los rebeldes sirios, en 24 horas, según ha informado este sábado el Centro Ruso para la Reconciliación en Siria.

"En las últimas 24 horas, 17.971 vecinos de Alepo, entre ellos 7.542 niños, han sido evacuados de las zonas que siguen bajo control de los combatientes", reza el comunicado difundido por el organismo ruso, recogido por la agencia de noticias Sputnik.

Además, un total de 28 miembros de la oposición armada desertaron y fueron trasladados a los territorios controlaros por el Gobierno, en la parte occidental. Todos fueron amnistiados "por decisión de Al Assad", tal y como se había prometido. Sin embargo, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov aseguraba este viernes que los ataques seguirían produciéndose sobre la ciudad hasta que no quede ni un solo rebelde. 

Rusia anunció el pasado jueves que el Ejército sirio había suspendido las operaciones militares contra el este de Alepo para permitir la evacuación de los civiles atrapados, en la "mayor operación humanitaria de este tipo hasta la fecha", según destacó el propio gobierno ruso. Una reunión en Ginebra para ultimar detalles 

Al mismo tiempo, Lavrov llegó a un principio de acuerdo con su homólogo estadounidense, John Kerry, para sacar también a los combatientes de la zona oriental. Expertos de ambos países se reunirán este sábado en Ginebra para ultimar los detalles.

[Te interesa leer: Reaparece Bana Alabed, la niña tuitera en Alepo: "Estamos bajo ataque"

Alepo es una ciudad divida entre el dominio de los rebeldes y el Gobierno que, según ha reconocido recientemente Al Assad, es clave para el curso de la guerra, por lo que ambas partes tratan de hacerse con su control total.

El Gobierno ha puesto en marcha una última ofensiva, con la que ha logrado arrebatar a los rebeldes 52 barrios de la zona este, lo que le devuelve el control del 93 por ciento de Alepo, de acuerdo con el Estado Mayor de Rusia.

Zapadores rusos han entrado en las áreas recuperadas para iniciar las tareas de desminado. A lo largo del viernes consiguieron limpiar ocho hectáreas. "Se retiraron artefactos explosivos de 24 edificios y 4,5 kilómetros de carreteras", ha indicado el Centro Ruso para la Reconciliación de Siria.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios