No activará inversión alguna hasta la firma del contrato

Adif pacta con Virgin financiar la puesta a punto del banco de pruebas de Hyperloop

Asumirá el coste de las obras de acondicionamiento de la nave que albergará el centro de experimentación del innovador proyecto de tren supersónico

Hyperloop
ADIF y Virgin presentaron el pasado mes de agosto un principio de acuerdo para el desarrollo del proyecto Hyperloop One en España / VIRGIR HYPERLLOP

Adif se hará cargo de la factura de las obras de acondicionamiento de las naves de 19.000 metros cuadrados que el gestor ferroviario público posee en Antequera y que si nada se tuerce albergarán dentro de unos meses el banco de pruebas del Hyperloop One, el ambicioso proyecto de tren supersónico que la empresa Virgin quiere desarrollar en España como adelantó La Información el pasado 9 de mayo.

El protocolo firmado por Adif y Virgin el pasado 7 de agosto para el desarrollo en España del primer centro de experimentación fuera de los Estados Unidos del proyecto Hyperloop contempla la asunción por parte de la sociedad estatal de las obras de acondicionamiento de las naves que albergarán el mismo, que finalizadas en el año 2013 en el marco del proyecto de anillo ferroviario andaluz nunca han sido utilizadas, después de que aquel proyecto se abandonara, según han confirmado fuentes conocedoras del acuerdo.

El compromiso del gestor ferroviario estatal alcanza la culminación de la infraestructura básica necesaria para albergar en la nave cualquier tipo de actividad, lo que incluye la traída de agua, la habilitación de una infraestructura energética suficiente, la habilitación de la red de alcantarillado y el trámite de las oportunas licencias para la adecuación de la parcela a las ordenanzas municipales y demás requisitos administrativos que se le pudieran exigir. 

Fuentes de Adif avanzan en cualquier caso que el gestor público no avanzará inversión alguna hasta que no se haya firmado el contrato que concrete los compromisos de ambas partes para el desarrollo del proyecto. Es decir, no se avanzarán inversiones 'a fondo perdido'.

Las fuentes consultadas no han evaluado la inversión real que para la sociedad pueden suponer estos ajustes, pero sí señalan que el mero mantenimiento básico de esa infraestructura sin uso alguno en la actualidad le pasa una factura anual de entre 200.000 y 300.000 euros.

"Se trata de adecuar la infraestructura para su uso", aseguran las fuentes consultadas. "La adecuación posterior que exige el desarrollo de un proyecto tan singular ya correrá a cargo de la empresa". Desde Adif se precisa que "lo más relevante es dar un uso a una infraestructura que no lo tenía, al margen del potencial de generación de actividad y creación de empleo que tiene un proyecto de estas características".

De concretarse, la jugada sería muy positiva para Adif, no solo porque pondrá un uso una infraestructura en estado de semiabandono, sino porque también cobrará el arrendamiento de ese espacio durante el periodo que se prolongue el desarrollo del proyecto.

La condición de la financiación pública

La firma del protocolo entre Adif y Virgin concretó el principio de acuerdo entre la empresa y el Gobierno español para desarrollar el centro de experimentación de este proyecto de tren supersónico, que puede llegar a los 1.200 kilómetros por hora, en España. Ahora queda cumplir las condiciones de la empresa, que pasan por obtener un volumen de financiación pública que haga viable el proyecto desde el punto de vista financiero.

El Ejecutivo ha invitado a la compañía a concurrir a la concesión de diversos préstamos a través de dos entidades públicas: el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO), y según las fuentes consultadas incluso la Junta de Andalucía podría aportar su granito de arena para retener a Virgin en España.

Los planes de Virgin pasan por tener la instalación operativa en el año 2020 y para ello deberían acceder a la financiación pública en las convocatorias abiertas para este año. Las fuentes consultadas aseguran que en septiembre se reactivará el proyecto y que el primer paso del mismo será que la empresa concurra a las convocatorias de ayudas públicas que realizan los distintos organismos públicos de crédito. Si todo va bien, el contrato para el desarrollo del proyecto Hyperloop One en España podría firmarse a principios el año que viene.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios