Domingo, 22.09.2019 - 00:18 h
Se encarecerá más que en el resto de Europa

S&P avisa de que el acceso a una vivienda se pondrá más difícil al menos hasta 2021

La agencia de calificación avanza que durante los próximos tres años los precios inmobiliarios subirán por encima de la renta de los hogares.

Foto buscando piso / EFE
La agencia de calificación S&P augura que buscar una vivienda en España se pondrá cada vez más difícil en los próximos años / EFE

El precio de la vivienda en España seguirá subiendo al menos durante los tres próximos años.  El ritmo de encarecimiento de las casas se suavizará a medida que el crecimiento económico vaya perdiendo impulso y la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE) se normalice,pero  según las previsiones de la agencia S&P Global Ratings los precios del mercado inmobiliario español evolucionarán de forma más dinámica que en los del resto de las grandes economías de la eurozona.

Según la calificadora de riesgos, el precio de las casas en España, que registró en 2018 una subida del 6,6%, aumentará este año un 4,5%. En 2020 se desacelerará hasta una subida del 3,4%, mientras que será del 3% un año después. S&P advierte, no obstante, de que los precios inmobiliarios se incrementarán más que los ingresos previstos de los hogares, por lo que la capacidad de los españoles de acceder a una vivienda seguirá empeorando en los próximos años.

Con todo, la profunda caída de los precios inmobiliarios en España durante la crisis hace que la accesibilidad a la vivienda aún sea algo más sencilla que antes del estallido de la burbuja inmobiliaria. El porcentaje de los ingresos que una familia española media debe entregar para poder acceder a una vivienda en propiedad se sitúa en el 30%, por debajo de los máximos observados en 2007, aunque por encima del 25% que constituye la media de los últimos años.

Asimismo, S&P considera que los bajos tipos de interés aplicados a los préstamos hipotecarios para la adquisición de vivienda siguen sirviendo de apoyo a la accesibilidad a la vivienda en España, apuntando que, dado el repunte de la inflación entre mayo y octubre de 2018, los tipos reales llegaron a ser negativos.

EL DATO

Las familias españolas emplean el 30% de sus ingresos totales para poder adquirir una vivienda en propiedad

La media es del 25%

Al margen de España, la agencia prevé que los precios inmobiliarios seguirán subiendo, aunque a menor ritmo que en años anteriores, con la excepción de Italia, donde se prevé una subida del 0,5% este año, que se acelerará al 1,3% en 2020 y al 1,6% en 2021.

En el caso de Alemania, los precios subirán en 2019 un 3,9%, aunque en los dos próximos ejercicios las subidas se moderarán al 3,3% y el 3%, respectivamente, mientras que en Francia las casas subirán un 2,4% este año y se encarecerán un 2% en cada uno de los dos próximos ejercicios.

"No esperamos un endurecimiento de los estándares aplicados para la concesión de hipotecas en algún momento cercano", apuntan los analistas de S&P al referirse al mercado inmobiliario europeo, añadiendo que la mejora de los ingresos reales disponibles, así como la previsiblemente muy gradual subida de los tipos de interés y la "feroz competencia" entre bancos "sugieren que los estándares deberían seguir siendo relativamente favorables".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios