Miércoles, 22.05.2019 - 09:46 h
Datos de Eurostat

Bruselas mejora los datos de Montero y rebaja el déficit de 2018 hasta el 2,48%

La agencia estadística comunitaria revisa las cifras del Gobierno español por la factura de las autopistas rescatadas que se cargó a 2018.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. EFE
Bruselas mejora los datos de Montero y rebaja el déficit de 2018 hasta el 2,48% / EFE

Bruselas ha insuflado algo de oxígeno al Gobierno en la recta final de la campaña electoral. La agencia estadística comunitaria ha hecho públicas sus cifras de ejecución presupuestaria por países y ha traído buenas noticias a España en lo que se refiere al cierre de 2018. De acuerdo con los datos que maneja Eurostat, y tras el proceso habitual de consultas e intercambio de información con las instituciones españolas, el déficit acabó el año pasado en el 2,48%, 0,15 puntos por debajo del 2,63% que comunicó la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, el pasado 29 de marzo. Además, la ratio de deuda pública sobre PIB también mejora ligeramente, hasta el 97,09%, desde el 97,16% que fijó el Ejecutivo.

En una nota, el Banco de España aclara que entre los cambios realizados, destaca por su impacto la disminución del saldo de la deuda de 2018 por un importe de 900 millones de euros debida al tratamiento acordado con Eurostat aplicado al registro de determinadas inversiones en autopistas efectuadas por concesionarias del Estado, conforme a las normas metodológicas del Sistema Europeo de Cuentas Nacionales y Regionales (SEC 2010) y del Manual sobre el déficit y la deuda públicos. "Este registro, que fue inicialmente contabilizado en 2018, se efectuará cuando exista una sentencia judicial firme que precise la cantidad total con la que debe compensarse al concesionario", explica el supervisor.

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ya avisó de que el Ejecutivo imputó a las cuentas de 2018 más de 7.000 millones de euros de gastos imprevistos, asignando al ejercicio presupuestario ya cerrado costes que sólo se han conocido de manera efectiva ya iniciado el año 2019. Un ejemplo es, precisamente, la factura asociada a la reversión hacia el Estado de la titularidad de las nueve autopistas radiales rescatadas a lo largo de 2018. El Plan Presupuestario que envió Pedro Sánchez a Bruselas en octubre anticipaba un impacto presupuestario de unas dos décimas del PIB, algo más de 2.000 millones de euros.

De cualquier manera, la mejora en los datos servirá a Sánchez para sacar pecho de su gestión en la carrera hacia las urnas. La economía centra gran parte del debate entre candidatos en campaña, más en un momento en el que vuelven a retumbar los tambores de crisis, por lo que el abandono de la férrea tutela de Bruselas no pasará desapercibido. Y es que Eurostat ha confirmado que España saldrá, diez años después, del conocido como Procedimiento de Déficit Excesivo en el que estaba inmersa desde la crisis económica, al lograr rebajar el déficit 0,6 puntos porcentuales respecto al 3,08% registrado a cierre de 2017.

Con todo, se trata del ajuste más lento desde el año 2012. Además, el desfase presupuestario del 2,48% se queda por encima de la meta del 2,2% que pactó con las autoridades comunitarias el anterior Gobierno de Mariano Rajoy, si bien cumpliría con el objetivo más flexible del 2,7% que trasladó a Bruselas la ministra de Economía, Nadia Calviño, tras aterrizar en el cargo a mediados de año. 

De cualquier manera, en comparación porcentual con el año anterior, el conjunto de Administraciones Públicas redujo su déficit el pasado ejercicio un 16,5%, lo que supone una disminución de 5.921 millones de euros, según aclara el Ministerio de Hacienda en una nota difundida a los medios de comunicación. En el comunicado, los técnicos aclaran que la revisión de los datos se produce "como consecuencia del proceso habitual de consultas e intercambio de información realizado con Eurostat por parte de las instituciones españolas".

Hacienda justifica que "los datos comunicados por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) el pasado 29 de marzo contemplaban inicialmente un mayor gasto de la Administración central correspondiente al ejercicio de 2018 basándose en el principio de prudencia". Una vez ajustados los datos y concluido el proceso de validación de Eurostat, el déficit de 2018 se sitúa en 29.982 millones de euros, lo que supone el 2,48% del PIB. El departamento que dirige Montero también especifica que, "si se excluye la ayuda financiera, el déficit público se sitúa en el 2,47% del PIB". 

'Farolillo rojo' en la UE

Con todo, España sigue siendo uno de los países de la Unión Europea con mayor déficit público. Así se extrae de los datos publicados por la oficina estadística comunitaria, que sitúa el desfase presupuestario español solo por detrás de los números rojos de Chipre (4,8%) y Rumanía (3%). Y, además, y pese a la leve mejora en la previsión de cierre de año para la deuda pública, el pasivo del 97,1% sigue situándonos entre los 'farolillos rojos' de la UE con pasivos superiores al 60% del PIB, precedidos apenas por Grecia (181,1%), Italia (132,2%), Portugal (121,5%), Chipre (102,5%), Bélgica (102%) y Francia (98,4%).

En las próximas semanas, la Comisión Europea 'levantará el castigo' a España, tras lograr bajar el déficit por debajo del nivel correctivo del 3%, sin embargo, la economía española pasará ahora al brazo preventivo, donde se pone especial vigilancia sobre la deuda pública. Un nivel del 97% es todavía excesivamente abultado, habida cuenta de la referencia "ideal" del 60%. Bruselas ha advertido en numerosas ocasiones del elevado riesgo que supone este endeudamiento para las finanzas públicas y ha pronosticado que, si no hay cambios en la política fiscal, el pasivo podría escalar hasta el 107% del PIB en 2029.

Tampoco está todo el trabajo hecho en materia de déficit. El Gobierno que salga de las urnas tendrá que seguir reduciendo la ratio sobre PIB hasta el 1,3% que marca el objetivo acordado con Bruselas para 2019. La Comisión espera que España envíe la actualización de su Plan de Estabilidad en los próximos días, pues recordemos que el plazo finaliza el 30 de abril, solo dos días después de las elecciones generales. Montero anunció que prevé reducir el déficit solo hasta el 2% en 2019 y organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) estiman un desfase de hasta el 2,3%.

Ahora en Portada 

Comentarios