Informe de evaluación económica y financiera de la UE

Bruselas pide a España que se ciña el cinturón y reduzca su endeudamiento

La Comisión Europea reconoce "solo progresos limitados" y atribuye la mejora del empleo a reformas pasadas y la moderación de los salarios".

La deuda pública española cerró el año en el 98,8% del PIB.
La deuda pública española cerró el año en el 98,8% del PIB. / EFE

Nuevo tirón de orejas de la Comisión Europea y vamos por el enésimo. Bruselas ha llamado de nuevo la atención a España, a la que ha pedido que reduzca su  nivel de deuda pública y privada sigue siendo un factor de vulnerabilidad para la economía en un momento en el que el desempleo permanece alto pese a la recuperación económica.

"Los altos niveles de deuda externa e interna, pública y privada, siguen constituyendo vulnerabilidades en un contexto de alto desempleo y tienen relevancia más allá de sus fronteras", según señala el Ejecutivo comunitario en su evaluación anual de la situación económica española publicada este miércoles.

La Comisión señala que el superávit por cuenta corriente que registra España desde 2013 está contribuyendo al reequilibrio de la situación exterior, pero advierte de que la deuda externa neta sigue siendo alta y que el país "tendrá que registrar superávits por cuenta corriente de forma sostenida por un periodo amplio de tiempo" hasta que se alcancen "niveles prudentes".

​Bruselas ve el vaso vacío."Pese al fuerte crecimiento económico", desde su perspectiva el ratio de deuda con respecto al PIB "solo ha comenzado a descender".

En el sector privado la reducción también progresa debido a las "condiciones favorables" que proporciona el crecimiento, pero esta tendencia debe continuar, opina el cónclave comunitario.

El paro no deja de ser un problema, desde la óptica de la Comisión Europea, especialmente entre los jóvenes, pese al "rápido descenso" de la cota de desempleo.

"La fortaleza de la recuperación del mercado laboral es parcialmente debida al impacto de las reformas pasadas y la moderación de salarios", dice en su informe la CE.

Bruselas reconoce que España está activando políticas contra el paro de larga duración, juvenil y entre los trabajadores de mayor edad, pero señala que su efectividad depende en buena medida de los servicios de empleo regionales, cuya capacidad para coordinarse con empleadores y servicios sociales "sólo está mejorando ligeramente".

Por esto, aún tiene retos en lo que se refiere a la gobernanza fiscal, las políticas activas de mercado de trabajo y la mejora de la innovación y las habilidades para impulsar la competitividad.

El informe publicado hoy sirve de base para las recomendaciones específicas de política económica que la Comisión Europea hará para cada país de la UE el próximo mayo

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios