Sábado, 23.02.2019 - 08:48 h
En la defensa de su enmienda a la totalidad

Casado se cuelga la medalla del juicio al procés y tiñe de Cataluña el debate de PGE

El presidente del PP califica las cuentas como "las más nefastas de la democracia" e insiste en la "humillación" de España ante el soberanismo. 

Pablo Casado
Casado se cuelga la medalla del juicio al procés y tiñe de bronca el debate de PGE. / Efe

Pablo Casado, el presidente del PP, ha llevado toda la agria polémica en torno al procés en Cataluña al debate de las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado de 2019, que ha comenzado este mediodía. Lo ha hecho con un doble objetivo: el primero, conceder todo el crédito de que haya un juicio a una docena de líderes soberanistas al anterior Gobierno del Partido Popular y Mariano Rajoy; y el segundo, atacar con toda su artillería al presidente actual, Pedro Sánchez, y sus relaciones con las formaciones independentistas. 

"Hoy se inicia el juicio contra el peor golpe al Estado de la democracia desde el 23 F. Y hoy tengo que reivindicar la labor del PP para que estén en el Supremo. Si no hubiera sido así estarían siendo juzgando en Cataluña por magistrados nombrados por los independentistas", ha explicado al poco de comenzar y después de haber arrancando recordando la película 'Casablanca' y el cinismo del policía que entraba en el café sorprendiéndose de su ilegalidad cuando era un habitual del mismo. ​

"El Gobierno del PSOE ha intentado quitarle a la Justicia la espada para clavársela a la Constitución... por la espalda". Así ha hecho referencia el presidente del PP al documento con 21 medidas "de la fantasmagórica cumbre de Pedralbes que ha estado oculto y hemos tenido que conocer por una filtración".

En cuanto a lo meramente económico, el líder popular ha subrayado todos los avances que sí incluyen los Presupuestos pero que son atribuibles "a lo que ya estaba planteado" por el anterior Ejecutivo y que han propiciado hasta mediados de 2018 la buena marcha del mercado laboral. "Ustedes no están aquí para hacer justicia social, sino para traer más miseria", ha señalado a la vez que ha cifrado en 17 millones los españoles que sufrirán una subida de impuestos y que, pese a todo, tampoco cree que sea posible alcanzar la cifra final de ingresos prevista.

"Menos hablar del Valle de los Caídos y más de Silicon Valley", ha remachado para reprochar a la ministra de Hacienda que se suba a la tribuna a defender un proyecto de Presupuestos que "ya están heridos de muerte". "Es cómo vender un pescado que ya empieza a oler mal", ha enfatizado.

En lo que respecta a los gastos, Pablo Casado ha reprochado al Gobierno de unos "Presupuestos asimétricos" en los que se reparten inversiones "a ver dónde puedo gobernar y dónde no" y así repartir el dinero previsto para las distintas comunidades autónomas. Con lo que ha vuelto a Cataluña y su preferencia en cuanto a partidas previstas en el proyecto elevado a la Cámara Baja. 

En definitiva, ha tildado las cuentas como "los más nefastos de la historia de la democracia" y ha terminado como empezó, vinculando los Presupuestos con Cataluña y acusando al jefe del Ejecutivo de "humillar" a España "por estar un mes más con el 'Falcon'". "Hoy afortunadamente tenemos la suerte de vivir en un país donde el poder judicial actúa", ha añadido antes de echar en falta "un Gobierno" que esté a la misma altura. Por todo ello, reclama elecciones "cuanto antes".

"La ministra del 23% de paro en Andalucía viene aquí a dar lecciones", ha señalado Casado en la réplica a la ministra Montero. "Este Gobierno da las últimas bocanadas. Los independentistas les han dejado en ridículo", en referencia a las negociaciones con PdeCat y Esquerra. "Ustedes no dan la talla, han traicionado a la Constitución. España merece un Gobierno mejor que el que ustedes representan", ha concluido el líder del Grupo Popular. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios