Domingo, 24.03.2019 - 15:15 h
Cuenta atrás hacia las elecciones

Ciudadanos hará valer logros económicos por 2.300 millones para ganar Andalucía

La formación naranja se atribuye rebajas de impuestos con un impacto de 900 millones en sus tres años de acuerdo presupuestario con la Junta.

El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas (i), y el presidente y portavoz del partido en el Parlamento andaluz, Juan Marín (d), comparecen hoy ante los medios de comunicación tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional de Cs, presidido p
El secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas (i), y el presidente y portavoz del partido en el Parlamento andaluz, Juan Marín (d). / EFE

El matrimonio de conveniencia de Ciudadanos y Partido Socialista en Andalucía ha llegado a su término tal y como suele ocurrir en estos casos: cuando a las dos partes más le conviene. Así se ha leído al menos desde la oposición y desde los propios protagonistas (aunque en este caso cada uno culpa al contrario de dinamitar la convivencia) el anuncio realizado por el líder naranja en la comunidad, Juan Marín, de romper el pacto con el Gobierno de Susana Díaz. A poco más de nueve meses de que expire la legislatura, en la ruptura también llega el momento de los balances y de ir abrillantando los mensajes de cara a la cita con las urnas. Y, según las cuentas de C’s, su apoyo parlamentario a los socialistas se ha traducido en más de 2.300 millones de euros en distintas medidas durante tres ejercicios, tanto por el lado de la reducción de ingresos con bajadas de impuestos (alrededor de 900 millones) como en aumento en ciertas políticas del gasto (estimada en unos 1.400 millones). 

Sin duda, la medida estrella que Ciudadanos pondrá de forma destacada en todos sus programas políticos y en sus mítines en la próxima campaña electoral (sea en otoño o en primavera) será la supresión del Impuesto de Sucesiones para el 98% de los contribuyentes; en concreto, para los descendientes y cónyuges que hereden hasta un millón de euros. En el acuerdo, que se rubricó en julio de 2017 y ha entrado en vigor el pasado 1 de enero, también se elimina el llamado error de salto y se añaden bonificaciones para la vivienda habitual. Además, se eleva al 99% el exento las herencias en el campo.

¿Y en cuánto se estima el coste de esta medida? Alrededor de unos 90 millones de euros al año, según recogió el acuerdo que firmara la entonces consejera de Hacienda (hoy ministra), María Jesús Montero, y el propio Juan Marín. De momento, y dado que el grueso de las liquidaciones por este impuesto se suelen hacer en el segundo tramo del año, el impacto real en la recaudación es mínimo. En los primeros meses de 2018, que son de los que hay datos, se estimaba un descenso en los ingresos por este concepto entre el 10% y el 15%.

La otra gran medida fiscal, por otra parte, se produjo en el primer año de acuerdo entre PSOE y Ciudadanos. En el verano de 2015, y para la negociación de los Presupuestos de 2016, socialistas y naranjas firmaron una rebaja de dos puntos en el tramo autonómico del IRPF para rentas inferiores a 60.000 euros anuales. El coste para las arcas públicas (o el ahorro para los bolsillos de los andaluces), de unos 120 millones al año, con lo que en el conjunto de la legislatura se cerraría con una suma de cercana a 500 millones para cuando llegue el momento de votar.

En aquellas mismas cuentas de 2016, ambos partidos también rubricarían la puesta en marcha de un plan especial de ayuda a los autónomos y los emprendedores, valorado entonces en 125 millones, y renovado para los Presupuestos de 2017 en otros 129 millones de euros. En paralelo, Ciudadanos también reclama como logro propio que se destinaran ocho millones de euros a un plan de investigación y desarrollo para la colaboración entre universidades, empresas y administración pública.

Todo esto, en cuanto a los impuestos, un terreno en el que siempre ha resultado más sencillo distinguir el origen de quién propuso primero la medida, toda vez que, por ejemplo, la supresión de Sucesiones es una de las grandes cartas de Ciudadanos en toda España desde hace años. Otra cosa es cuando da el salto a las políticas de gasto; aquí, el PSOE no es tan partidario de aceptar la paternidad de Ciudadanos en las medidas. 

Aun así, y recurriendo a lo que esgrimen los de Juan Marín, su presión sobre la Junta se ha traducido, por ejemplo, en que la partida total de Sanidad suba en 901 millones en solo dos ejercicios, hasta un 10,7%. y alcanzase este 2018 la mayor dotación de la historia Eso ha propiciado, siempre según C’s, que se haya recuperado el 100% de la jornada y el salario de los profesionales de la sanidad andaluza.

En cuanto a la educación, Ciudadanos considera que sus negociaciones lograron incrementar los recursos en los colegios en otros 446 millones en dos años, hasta un 8% más de presupuesto. Con ello, añaden, se eliminaron 181 aulas prefabricadas y se puso en marcha un plan para eliminar el amianto de las escuelas y otros edificios públicos. Asimismo, se han habilitado 6.500 nuevas plazas de educación infantil de 0 a 3 años, se ha devuelto la paga extraordinaria a los profesores de la educación concertada y se han destinado más recursos para la atención temprana a los niños con dificultades de aprendizaje.

Por último, Ciudadanos se arroga otras dos medidas de carácter social, como son 25 millones extra para engrosar la partida de Dependencia y otros 42,6 millones para garantizar la asistencia jurídica gratuita que, como destaca la formación naranja, ha beneficiado a 18.000 profesionales del sector.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios