El 'ladrillo' toma impulso

La vivienda sube un 7,5% en las grandes ciudades, su mayor alza en una década

De media, los precios de los inmuebles subieron un 4,5% el año pasado en todo el país, de acuerdo con los datos que maneja la tasadora Tinsa

El precio de la vivienda sube a niveles de más de una década
    

La recuperación del precio de la vivienda es ya más que un hecho en España. Los pisos se encarecieron un 4,5% el año pasado. Esto de media, porque en las grandes ciudades los inmuebles subieron incluso un 7,5%. En ambos casos hablamos del mayor incremento en el ladrillo desde hace más de una década y, por tanto, de un ritmo de avance previo al pinchazo del año 2007. Con todo, los precios vienen de niveles mínimos desde 2012, por lo que los expertos coinciden en que el sector está aún lejos de la burbuja, tanto en este punto como en términos de inversión.

Los datos que ha hecho públicos hoy la tasadora Tinsa a través de su índice IMIE revelan cómo en términos de valor medio los inmuebles se mantienen en niveles de noviembre de 2013, por lo que aún tienen recorrido por delante. Pese a todo, los expertos no prevén fuertes subidas a lo largo de este año

"El mercado residencial se ha caracterizado por el aumento moderado de precios en 2017 y esperamos que en 2018 se mantenga esta tendencia, con un crecimiento medio inferior al 5%", afirma Jorge Ripoll, director del Servicio de Estudios de Tinsa. Así y aunque seguirán existiendo importantes diferencias entre territorios, la recuperación se extenderá a un mayor número de localizaciones. "Las grandes capitales seguirán siendo los mercados más activos, aunque, seguramente, suavizarán los ritmos de crecimiento que hemos visto este año", asegura Ripoll.

Una idea que comparte Óscar Martínez, presidente de la Asociación Profesional de Expertos Inmobiliarios. En su opinión este año veremos subidas más suaves que las de los tres últimos ejercicios. Hablamos de aumentos "más manejables" porque "poco a poco los pisos ya se están poniendo en precio", asegura. Este punto coincidirá con un escenario de incremento de las compraventas y de las nuevas promociones. De momento y con los datos disponibles (de enero a noviembre), las ventas de obra nueva han logrado dejar atrás su mínimos en el último año.

En un informe publicado a comienzos de este mismo mes, el servicio de estudios del BBVA calcula que los inmuebles se encarecerán en torno al 4,9% a lo largo de este año. Aseguran que esto será así "por el buen tono de la demanda" y la "contención de la oferta".

A este buen resultado contribuirán las buenas perspectivas de crecimiento económico y la estabilización del mercado laboral. Las dos variables permitirán que las compraventas aumenten entre un 10 y un 15% este año, según Tinsa, lo que permitirá superar las 550.000 operaciones.

el dato

Los precios caen aún un 39% desde máximos de 2007

Pese a las subidas de precios registradas desde 2015, la vivienda se mantiene casi un 39% por debajo de los niveles máximos registrados en 2007, justo antes de que pinchase la burbuja en España. En la Costa mediterránea, la zona más castigada por la crisis, el ajuste sigue rozando el 46%; mientras que en las áreas metropolitanas cae casi un 43%.

“A medida que aumente la confianza y se vayan normalizando los salarios, parte de la demanda de alquiler empezará a trasladarse a la compra”, apunta Ripoll, que cifra en torno al 20% el incremento esperado en el número de visados de obra nueva que se registrarán a lo largo de este año.

De momento, el ladrillo vuelve a convertirse en uno de los motores del crecimiento económico en el tercer trimestre tal y como revelan los datos del Instituto Nacional de Estadística, que sitúa el avance del PIB en el 0,8% de julio a septiembre, gracias también al tirón de la industria.

La costa mediterránea y las islas también tiran

En 2017 los precios de la vivienda subieron casi tres veces más que el año previo y lo hicieron no sólo por el tirón de las grandes ciudades, sino gracias también a la mejora experimentada en la Costa mediterránea, donde el alza es del 5,7%, y al de Baleares y Canarias, con un aumento del 3,8% interanual.

El último ejercicio es importante para el sector porque marca, además, para Tinsa la recuperación en las áreas metropolitanas con un repunte del 3,7% en términos de subida de los precios. En el resto de municipios los precios de los pisos apenas variaron, aunque se mantienen en terreno negativo (-0,4%). Con todo, unos y otros constatan que habrá que seguir mirando de cerca lo que sucede con el mercado del alquiler, que sí podría estar tocando techo en lo que a incrementos se refiere. 

La vivienda sube un 7,5% en las grandes ciudades, su mayor alza en una década

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios