El precio de la vivienda usada en Castilla y León cae un tres por ciento en 2016, según el idealista.com

La muestra analizada por el equipo de estudios comprende 23.150 en Castilla y León presentes en la base de datos del portal de la comunidad entre el 23 de diciembre de 2015 y el 23 de diciembre de 2016.

Los propietarios en todas las provincias castellanoleonesas han recortado sus expectativas en 2016. El "mayor" descenso lo experimenta Ávila, donde los precios han caído un 7,7 por ciento en los últimos 12 meses. Menores han sido las caídas en Burgos (-5,7 por ciento), León (-4,6 por ciento), Palencia (-3,1 por ciento), Valladolid (-2,5 por ciento) y Soria (-2,3 por ciento). Las "menores" caídas se han producido en Zamora (-1,9 por ciento), Salamanca (-1,7 por ciento) y Segovia (-1,1 por ciento).

La provincia más "económica" para comprar es la de Ávila, que ha situado sus precios en 859 euros/m2. En el lado "opuesto" de la tabla se posiciona la provincia de Salamanca, donde el precio del metro cuadrado alcanza los 1.408 euros.

CAPITALES DE PROVINCIA

Ninguna capital castellanoleonesa ha aguantado sus precios durante 2016, excepto Zamora, donde han crecido un suave 0,9 por ciento. Ávila experimenta la mayor bajada (-7,5 por ciento), seguida por León (-5,6 por ciento) y Segovia (-4,8 por ciento). La menor caída se ha producido en Soria, donde los propietarios piden un 0,6 por ciento menos por sus viviendas. El ranking de menores caídas se completa con Burgos (-0,8 por ciento), Valladolid (-2,2 por ciento), Salamanca (-2,3 por ciento) y Palencia (-2,4 por ciento).

Salamanca es la capital castellano leonesa con los precios más elevados: 1.584 euros/m2. Le siguen Burgos (1.394 euros/m2) y Segovia (1.348 euros/m2). Ávila, en cambio, es la más económica con 997 euros/m2.

CAMBIO DE DIRECCIÓN

Aunque 2016 cierra con una "leve" variación negativa de los precios de la vivienda usada, los últimos trimestres del año ya hablan de un cambio de tendencia y una vuelta a la "normalidad". Los precios cayeron un 0,7 por ciento en los últimos doce meses hasta los 1.553 euros/m2, pero apuntan un incremento del 1,3 por ciento en el último trimestre.

Aun así, no todos los mercados se han comportado de la "misma manera", y mientras algunos crecen a tasas de dos dígitos, otros lo hacen de manera más "moderada" y en algunos de ellos los precios siguen cayendo sin encontrar todavía su "suelo".

La subida más alta la marca Barcelona, que con un incremento del 14,4por ciento ha situado el precio de la vivienda usada en 3.879 euros/m2. Con este incremento la ciudad condal se sitúa en el mismo nivel de precios que registraba en el tercer trimestre de 2010 y ya ha crecido un 31 por ciento desde el mínimo postburbuja de 2013.

Palma de Mallorca es uno de los mercados inmobiliarios más "activos" del territorio nacional. El "interés" que despierta en la demanda ha provocado que sus precios se hayan incrementado un 10,8por ciento en el último año, hasta los 2.066 euros/m2. Esta subida ha permitido que la variación desde el mínimo en la capital insular sea del 14,5 por ciento.

Madrid finaliza 2016 con una subida interanual en el precio de la vivienda usada del 3,6por ciento, lo que sitúa el precio del metro cuadrado en la capital en 2.921 euros. Este valor se sitúa en el mismo nivel que el alcanzado por la ciudad en el segundo trimestre de 2013, y sólo supone un aumento del 8,4por ciento desde el mínimo.

El precio medio de la vivienda usada también creció en Valencia capital durante los últimos 12 meses (4,6 por ciento). Este incremento ha dejado el precio del metro cuadrado en 1.504 euros, al mismo nivel que se encontraba en el tercer trimestre de 2013, y un 7,4 por ciento más elevado que el mínimo de 2014.

Del resto de capitales también destaca la subida de Lleida (10,6 por ciento), Tarragona (4,2 por ciento), Alicante (4 por ciento), San Sebastián (3,3 por ciento) y Sevilla, donde han crecido un 3,1 por ciento. En el otro lado de la tabla destacan las caídas de Toledo, donde los propietarios han bajado sus pretensiones un 10,3 por ciento en los últimos doce meses. Ávila también ha experimentado en 2016 un decremento del 7,5 por ciento.

San Sebastián se mantiene como la capital española más cara (3.970 euros/m2), seguida de Barcelona (3.879 euros/m2) y Madrid (2.921 euros/m2). En cuarto lugar se sitúa Bilbao, que a pesar de haber visto reducir su precios en tasa interanual, su metro cuadrado aún alcanza los 2.738 euros. En la parte opuesta de la tabla encontramos a Lleida, donde el espectacular incremento interanual de los precios no ha evitado que siga siendo la capital de provincia con los precios más económicos: 909 euros/m2.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios