Martes, 25.02.2020 - 20:13 h
Fiscalidad

Si tienes hijos o los vas a tener, mira estos puntos para deducciones del IRPF

La principal desgravación para los padres proviene del mínimo por descendientes, pero cada comunidad también prevé otros gastos deducibles.

Contribuyentes extremeños con hijos en edad escolar podrán beneficiarse de deducciones por el IVA en material escolar
Si tienes hijos o los vas a tener, mira estos puntos para deducciones del IRPF

¿Has tenido un hijo en 2018 y es la primera vez que vas a hacer la declaración de la Renta siendo padre? Toma nota para saber cómo y cuánto puedes desgravarte y los requisitos para poder hacerlo.

En primer lugar es importante señalar qué condiciones deben cumplir los descendientes para que los padres puedan reducirse las cuantías previstas. Los hijos deberán ser menores de 25 años, convivir o depender económicamente con el contribuyente, no tener rentas superiores a los 8.000 euros anuales y no presentar declaración por el Impuesto con rentas superiores a 1.800 euros.

Respecto a las deducciones, donde más se nota la desgravación para los padres es en el mínimo por descendientes, que repercute a su vez en el mínimo personal y familiar y que permite desgravarse una cuantía determinada según el número de hijos. Así, prevé una reducción de 2.400 euros por el primer hijo, 2.700 por el segundo, 4.000 por el tercero y 4.500 por el cuarto y los siguientes. Además, en caso de que el descendiente sea menor de 3 años, la declaración prevé una reducción de 2.800 euros más sobre las cifras anteriores.

Además de la cuantía por hijo, existe una ayuda dirigida a las madres trabajadoras que tienen hijos de menos de 3 años, con discapacidad, de  familia numerosa o familia monoparental con al menos dos hijos. En ese caso, la ayuda supone una deducción de 1.200 euros anuales, que también se pueden recibir en mensualidades de 100 euros.

Lo señalado hasta ahora se refiere a la normativa estatal, pero cada Comunidad incluye otras deducciones por hijos que mejoran las anteriores. Así, en el caso de los padres en la Comunidad de Madrid y en las Islas Baleares, el mínimo por descendientes que se puede desgravar por el tercer hijo se eleva hasta los 4.400 euros, frente a los 4.000 de la normativa estatal, y hasta los 4.950 para el cuarto y sucesivos hijos, frente a los 4.500 estatales.

Otras comunidades, a excepción de Andalucía, Asturias, Baleares, Cantabria, Extremadura y Murcia, incluyen más deducciones en función del número de hijos. Desde los 150 euros por hijo que incluye Cataluña, a los 2.351 euros a partir del tercer hijo de Castilla y León. 

Asturias, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León y Comunidad Valenciana también prevén la desgravación para familias numerosas, una cifra que aumenta en el caso de familias numerosas especiales, y Andalucía, Asturias, Extremadura, Galicia, Madrid, La Rioja y Comunidad Valenciana para partos múltiples

Guardería, uniforme... son deducibles según qué Comunidad

Los gastos de los hijos también son deducibles según qué comunidades. Hasta siete comunidades, de las 15 que se incluyen en el sistema fiscal general (Navarra y País Vasco tienen un sistema fiscal propio), permiten deducciones por los gastos de guardería. Aragón, Asturias, Canarias, Madrid y Comunidad Valenciana incluyen para sus ciudadanos una desgravación del 15% de estos gastos, aunque con diferentes topes máximos. Castilla y León permite desgravarse el 100% del coste, con un máximo de 1.320 euros, mientras que Extremadura reduce la deducción al 10%, hasta los 220 euros.

El gasto por material escolar y libros de texto también se puede deducir de la base imponible sobre la que se aplica el IRPF. Asturias, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Extremadura, Madrid, Murcia y Comunidad Valenciana incluyen esta deducción aunque con porcentajes diferentes. Baleares y Castilla-La Mancha permiten una deducción del 15% por cada hijo por los gastos de clases extraescolares de idiomas, mientras que en Madrid es del 10% por idioma extraescolar y del 5% por los gastos de uniforme.

Tener hijos en lugares con riesgo a la despoblación tiene premio. Los padres aragoneses pueden deducirse 100 euros o 150 a partir del segundo hijo, si viven en poblaciones con menos de 10.000 habitantes. Una cifra que puede ascender a 200 y 300, si los ingresos de la familia son menores. Castilla y León y Galicia premian a quienes tienen hijos en municipios de menos de 5.000 habitantes, para quienes prevén un aumento del 35% y 20%, respectivamente, de la ayuda que prevé por cada hijo. 

Además, Castilla y León permite desgravarse 750 euros a los padres que disfruten de un periodo de suspensión del contrato de trabajo o de interrupción de la actividad por paternidad o del permiso de paternidad. Comunidad Valenciana, por su parte, incluye una deducción de 418 euros solo para las madres con hijos entre 3 y 5 años.

Declaración conjunta o individual

Más allá de las deducciones, es importante decidir si la declaración se va a hacer de forma individual o conjunta de la unidad familiar. La primera opción es la que se presenta de forma general y en ella las desgravaciones por hijos que hemos visto se dividen al 50%. Sin embargo, de forma excepcional para las personas integradas en una unidad familiar, Hacienda permite una declaración conjunta “siempre que todos sus miembros sean contribuyentes por este impuesto”.

En caso de elegir la tributación conjunta, se aplicarán las mismas reglas que en la individual, pero se establece una reducción de 3.400 euros anuales si la unidad familiar está formada por un matrimonio no separado legalmente, o de 2.150 euros en el caso de padre o madre no casado, viudo o separado legalmente que vive con sus hijos.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING