Perfectos para ahorrar

Los depósitos con los que puedes ganar dinero y evitar las comisiones del banco

Encontrar esta clase de productos financieros lucrativos se ha convertido en una tarea bastante complicada. Sin embargo, en el mercado europeo existen rentabilidades que a veces pasan del 1%.

Sacar dinero efectivo en un cajero del banco.
Sacar dinero efectivo en un cajero del banco.
©[VM_Studio de Getty Images] a través de Canva.com

Los depósitos bancarios fueron durante años la joya de la corona entre los ahorradores españoles. La fórmula del éxito era sencilla pero efectiva: seguridad para el cliente y altas rentabilidades. La imagen es ahora la opuesta: la política de bajos tipos de interés de los bancos centrales ha agotado el maná que fue en su día esta herramienta financiera.

Encontrar depósitos rentables —aunque entreguen siquiera unas décimas— se ha convertido en una tarea bastante complicada. Los usuarios han fijado la vista en otros productos igualmente conservadores de sus bancos, como los fondos de renta fija, siempre entre los más vendidos por las entidades cuando se actualizan los datos de asociaciones del sector como Inverco.

Sin embargo, se puede rastrear el mercado a través de herramientas como el escaparate de depósitos de Finect y encontrar algunos productos de este tipo con los que rascar rentabilidades. Algo aún más difícil con las nuevas comisiones bancarias que algunas entidades han aplicado estos últimos meses a una parte de sus clientes.

Tipos de depósitos

Los depósitos se caracterizan por ofrecer una recompensa económica al cliente según el saldo depositado y el plazo que mantenga esa inversión, normalmente pensada para el medio y largo plazo. Ese horizonte temporal, amoldado a las condiciones financieras de cada usuario, es el primer criterio para escoger entre los depósitos más rentables del mercado.

De esta forma, los ahorradores más pacientes tienen recursos como el Banca Sistema 120 meses, cuyo plazo de inversión es de 10 años. Este depósito ofrece un tipo de interés (TAE) del 1,14% y se puede contratar desde 5.000 euros. Una alternativa para quienes buscan el equilibrio entre hacer crecer la bolsa del ahorro y no esperar demasiado tiempo para recuperar el dinero es el J&T Banca 60 meses. Es decir, 5 años de maduración del dinero con un interés del 1,17% a favor del cliente. La cantidad mínima a desembolsar para poder contratarlo sube hasta 10.000 euros.

El ahorrador que prioriza conseguir rentabilidad en poco tiempo también tiene algún as bajo la manga. En concreto, destaca un depósito a 12 meses del banco letón Blue Orange. El Blue Orange Bank 12 meses ofrece una TAE del 0,41%, de las más elevadas entre los depósitos europeos a corto plazo. Otro aliciente es que para contratarlo basta con meter 1 euro, aunque se pueden depositar hasta 100.000 euros.

Estos productos se pueden consultar de manera sencilla, y también contratarlos, desde la página web de Raisin, el principal intermediario digital de depósitos europeos. También se puede empezar la contratación de muchos depósitos de Europa desde Finect.

Depósitos: argumentos a favor y en contra

Los depósitos proporcionan una remuneración por mantener el dinero ingresado dentro de una cuenta de una entidad. Es un producto fácil de contratar y con el que se sabe de antemano la bonificación fija que se obtendrá, casi siempre en el momento en que vence el depósito. Asimismo, es una opción de poner a carburar el dinero sin asumir riesgos.

La mayor desventaja del depósito reside en la falta de liquidez. El cliente, al adquirirlo, se compromete a mantener el dinero durante el plazo fijado por la entidad. Una retirada del dinero antes de tiempo conlleva una penalización y perder la remuneración.

Otras desventajas son la citada rentabilidad, en declive estos últimos años, y la fiscalidad: el cliente debe asumir la retención de Hacienda cuando la entidad le abone los intereses. Las ganancias cosechadas se incluyen en la declaración de la renta como rendimientos de capital y se suman al resto de rendimientos para tributar como rentas del ahorro.

Mostrar comentarios