Según un estudio conocido hoy

El Brexit ya le cuesta al Reino Unido 560 millones a la semana... solo por las dudas

Desde que se votó la salida del país de la Unión Europea, la economía de las islas se ha dejado el equivalente a unos 60.000 millones de euros. 

Michel Barnier, representante de la Unión Europea en la negociación del Brexit
Michel Barnier, representante de la Unión Europea en la negociación del Brexit. / L.I.

El Brexit ya se cobra una factura de calado en la economía del Reino Unido incluso antes de que sea una realidad y ni siquiera se sepa cómo será impacto definitivo tras las tensas conversaciones entre Londres y Bruselas. En concreto, la incertidumbre sobre la marcha de la Unión Europea le cuesta 500 millones de libras (560 millones de euros) a la semana a las islas, según un estudio del Centro para la Reforma Europea (CER), con base en Londres, conocido este domingo.

Según los datos revelados por este laboratorio de ideas o "think tank" y recogidos por el diario "The Guardian", la economía británica ya es un 2,5% menor de lo que sería en estos momentos si no hubiera salido abandonar la Unión Europea (UE) en el referéndum del 23 junio de 2016. Las finanzas públicas, prosigue el estudio, se han reducido en 26.000 millones de libras (29.150 millones de euros) al año, lo que equivale a más de la mitad del presupuesto para defensa del país.

Si se tiene en cuenta que ya son dos los años transcurridos desde la votación, se puede añadir que el Brexit ya ha supuesto el equivalente anual de ese gasto, uno de los más importantes del mundo.

Una cantidad que contrasta, según subraya "The Guardian" y recoge Efe, con el "dividendo" de 350 millones de libras (392 millones de euros) que la campaña por la salida del bloque comunitario prometió antes del plebiscito de hace dos años.

Además, el laboratorio de ideas señaló que el déficit del país habría bajado al 0,1% del PIB si el Reino Unido no hubiera votado por desvincularse del club comunitario. Para llegar a estas conclusiones los investigadores del CER crearon un modelo de cómo se habría desarrollado la economía del Reino Unido si la opción "Remain" (permanencia) finalmente se hubiera impuesto.

Más allá de estudios teóricos, lo cierto es que el Brexit ya está dejando ejemplos prácticos de lo que puede suponer antes de que sea una realidad. Ayer mismo, por ejemplo, Toyota advirtió de que seguramente tendría que paralizar la producción de su fábrica en suelo británico, una planta donde construye su modelo más popular, el Auris. Sin poder aclarar lo que supondría para el empleo, la empresa japonesa sí añadió que el 90% de las ventas de dicha planta se producen a la UE, con lo que un Brexit se notará sí o sí. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios