Martes, 21.05.2019 - 13:23 h
Celebraría un Pleno extraordinario

El Senado votará la senda de déficit el 27 de diciembre, si la aprueba el Congreso

La propuesta del Gobierno socialista amplía en cinco décimas el objetivo de 2019 fijado por el anterior Ejecutivo del PP, pasando del 1,3% a un 1,8%.

Hemiciclo del Senado durante un Pleno
Hemiciclo del Senado durante un Pleno / TWITTER SENADO - Archivo

El Pleno del Senado votará la senda de déficit el 27 de diciembre en caso de que el próximo jueves 20 el Congreso de los Diputados apruebe los objetivos de estabilidad propuestos por el Gobierno de Pedro Sánchez.

Según señalaron a Servimedia fuentes parlamentarias, la Cámara Alta celebraría un Pleno extraordinario el día 27 con el objeto de debatir y votar los objetivos de déficit y deuda que el Ejecutivo propone para el periodo 2019-2021. El calendario de actividad parlamentaria del Senado establece, en principio, que el Pleno que se celebrará esta semana, de martes 18 a jueves 20, es el último del año, pero, en caso de que el Congreso dé luz verde a los objetivos de estabilidad, los senadores tendrían que acudir de nuevo a la Cámara Alta el día 27 si finalmente se convocase la sesión extraordinaria.

La votación de la senda de estabilidad en el Congreso está programada para el próximo jueves 20, y, en caso de contar con los apoyos suficientes, tendrá que ser votada por el Senado, tal y como establece la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

Así, el Senado incluye en el orden del día de su Pleno la posibilidad de que la votación tenga lugar el jueves, pero, según las fuentes consultadas por Servimedia, dicha posibilidad está descartada. En concreto, está previsto que la sesión plenaria acabe el miércoles, tal y como le han comunicado a los senadores para que puedan organizar su agenda.

La misma rechazada en julio

La senda de estabilidad que el Gobierno ha enviado al Congreso de los Diputados y el Senado como paso previo para la elaboración y presentación del proyecto de Presupuestos de 2019 es la misma que la Cámara Baja ya rechazó en julio. Sin embargo, en esta ocasión el Gobierno espera reunir los apoyos parlamentarios suficientes para superar la votación en el Congreso y que sea en el Senado donde la mayoría absoluta del PP rechace su propuesta, que amplía el objetivo de déficit de 2019 en cinco décimas del PIB.

El ‘no’ de alguna de las dos cámaras a la senda de déficit y deuda que propone el Ejecutivo socialista obligaría al gabinete de Pedro Sánchez a diseñar el proyecto de cuentas públicas, que presentará en enero, sobre los actuales objetivos que dejó fijados el anterior Gobierno del PP de Mariano Rajoy.

En este sentido, aunque los objetivos presentados por el Gobierno consiguieran el apoyo del Congreso, quedarían tumbados por el Senado, ya que la capacidad de veto que tiene la Cámara Alta no ha sido suprimida aún de la Ley de Estabilidad, cuya reforma, actualmente en tramitación parlamentaria, todavía tardará varios meses en llegar.

Cinco décimas adicionales

La senda de déficit propuesta por el Gobierno amplía en cinco décimas el objetivo de 2019 fijado por el PP, pasando de un 1,3% a un 1,8%. De esas cinco décimas adicionales, dos (alrededor de 2.500 millones de euros) serían para las comunidades autónomas, dos (otros 2.500 millones) para la Seguridad Social, y una décima para la Administración Central (unos 1.200 millones).

En caso de que finalmente las cuentas públicas de 2019 se diseñen sobre el objetivo de déficit del 1,3% previsto por el PP, el gasto previsto en ellas será 1.200 millones menor respecto al propuesto por el Gobierno socialista, al contar la Administración central con una décima menos de déficit. En concreto, la nueva senda propuesta por el Gobierno prevé un déficit del 0,4% para la Administración central, del 1,1% para la Seguridad Social y del 0,3% para las comunidades autónomas, con equilibrio en las entidades locales.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios