Domingo, 15.09.2019 - 13:10 h
Tres fábricas españolas, pendientes

Emirates 'se baja' del A-380 y obliga a Airbus a dejar de fabricarlo en dos años

El gigante aeronáutico anuncia el fin del modelo para el año 2021 y calcula un impacto en el empleo de entre 3.000 y 3.500 personas. 

Gran compra de A-380 por Emirates y exhibición del A400M en la apertura de la ILA
Emirates 'se baja' del A-380 y obliga a Airbus a dejar de fabricarlo en dos años. / L.I.

Sin encargos a corto plazo y sin visos de que haya más, ya no tiene sentido seguir con el proyecto. El grupo europeo Airbus, que vaticina más de un problema inminente a cuenta del Brexit y que parece decidido a emprender recortes en su plantilla global, anunció este jueves que ha decidido poner punto y final a las entregas del modelo A380 en 2021 después de que la aerolínea Emirates redujera su cartera de pedidos de este avión en 39 unidades, según ha informado la compañía. Queda por saber su impacto en España, toda vez que hasta en tres plantas españolas se elaboran partes de este modelo. 

Airbus en España cuenta con unos ingresos anuales de 4.600 millones de euros (datos de 2017) y emplea a alrededor de 12.700 trabajadores, según datos de la misma compañía. En el A-380, en concreto, participan hasta tres factorías (de un total de nueve) ubicadas en suelo español: Getafe (Madrid), Illescas (Toledo) y Puerto Real (Cádiz). En total, la empresa calcula que podrían verse afectados en torno a 3.000-3.500 empleos en todo el mundo, aunque también ha incidido en que pueden llegar más pedidos. 

En cualquier caso, y volviendo al origen del principal problema del gigante aeronáutico, Emirates ha disminuido su cartera de pedidos del A380 de 162 a 123 aviones. Esta decisión, en conjunto con la reducción de pedidos del resto de aerolíneas, ha motivado la decisión de Airbus. Durante los dos próximos años, Emirates recibirá sus últimos 14 A380. Sin embargo, las negociaciones entre Airbus y Emirates se han saldado, además, con la firma de nuevos pedidos por parte de la compañía área.

Así, la firma ha decido incrementar su flota con 40 aviones A330-900 y 30 aviones A350-900 lo que, a precios medios de mercado, implica una inversión de hasta 11.856 millones de dólares (10.508 millones de euros) y 9.522 millones de dólares (8.440 millones de euros), respectivamente. En total, 21.378 millones de dólares (18.949 millones de euros).

La reacción de los inversores a la noticia de nuevos pedidos de Emirates ha sido positiva. Airbus se sitúa este jueves como la compañía más alcista de la bolsa española al dispararse un cerca de un 6% y alcanzar un precio de 109,94 euros por título. Por tanto, la compañía se sitúa a las puertas de alcanzar máximos históricos ya que se encuentra a escasos céntimos de euro de dicha referencia. 

"Como resultado de esta decisión, no disponemos de una cartera de pedidos del A380 sustancial y, por lo tanto, no hay una base que sustente la producción", ha subrayado el consejero delegado de Airbus, Tom Enders, que dejará el cargo el próximo 10 de abril, según informa Ep.

El primer ejecutivo del consorcio aeroespacial europeo ha indicado que la empresa seguirá dando soporte a los aviones, aunque ha alertado de que en las "próximas semanas" comenzará a dialogar con los agentes sociales, ya que la finalización del A380 afectará a entre 3.000 y 3.500 puestos de trabajo.

"Sin embargo, el aumento de la producción del A320 actualmente en marcha y el nuevo pedido de aviones realizado por Emirates ofrecerán un número importante de oportunidades de movilidad interna", ha destacado Airbus.

Riesgos con el A400M

Precisamente, Airbus ha presentado este jueves sus resultados correspondientes al ejercicio de 2018, en el que ganó 3.054 millones de euros, un 29% más que en 2017, pese a la nueva provisión por el programa del avión de transporte militar A400M, que se ensambla en Sevilla (España), en esta ocasión por 436 millones de euros.

Ese cargo adicional, resultado de una actualización de la estimación del contrato con los países que lanzaron el A400M, refleja sobre todo el resultado de las negociaciones con estos países, así como nuevos cálculos sobre las posibilidades de exportarlo, la subida de precios y el aumento de algunos costes, indicó Airbus este jueves en un comunicado, recogido por Efe. El gigante europeo de aeronáutica y defensa reconoció que incluso encajando ese nuevo impacto negativo en sus cuentas, "siguen existiendo riesgos".

Riesgos sobre "el desarrollo de las capacidades técnicas y en los costes asociados, en la consecución de suficientes pedidos de exportación a tiempo, así como en cuanto a la fiabilidad operativa de los aviones -especialmente sobre los motores- y en la reducción de costes con arreglo a la línea de base revisada".

Por otra parte, el consejo de administración de la compañía propondrá a la junta general de accionistas el pago de un dividendo por importe de 1,65 euros por acción con cargo a beneficios de 2018, a abonar el próximo 17 de abril de 2019. El año anterior, el dividendo propuesto fue de 1,5 euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios