Un guiño tras las movilizaciones

El Gobierno ultima una 'prima fiscal' vía decreto para bajar el IRPF a los jubilados

Hacienda plantea una rebaja fiscal para los mayores de 65 años. Ante la imposibilidad de aprobar los Presupuestos la presentará en el Congreso.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), conversa con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (d).
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i), conversa con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (d).

El Gobierno es sensible a las reivindicaciones de los jubilados y ha decidido tener un gesto con un colectivo que se manifestó la semana pasada y cuyas reivindicaciones están empezando a ser tenidas en cuenta por la opinión pública. El objetivo del Ejecutivo es que los mayores de 65 años tengan una pensión más elevada y la solución que ha ideado el Ministerio de Hacienda pasa por una rebaja fiscal selectiva. Es decir, que a los jubilados se les apliquen tipos impositivos menores que a los asalariados, ya que hasta ahora los dos colectivos tienen la misma carga fiscal. El departamento dirigido por Cristóbal Montoro ya trabaja en un anuncio que afectará a los 5.883.810 de españoles que cobran una pensión de jubilación.

El proyecto de Hacienda pasa por poner en marcha una "prima fiscal" -en palabras del propio Montoro- para los españoles que ya tributaron durante toda su vida laboral y para los que se plantea ahora este incentivo en su Renta. La medida, a la espera de concretarse, no afectará a todos los jubilados, sino a aquellos con pensiones más modestas con el objetivo de que puedan ver mejorada su pensión. Actualmente, la pensión media de jubilación es de 1.074,83 euros, según datos de la Seguridad Social correspondientes al mes de enero.

Esta rebaja en el IRPF a los jubilados con pensiones más bajas es una de las medidas que estarán contenidas en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2018 que el Gobierno ya tiene prácticamente lista y que presentará en menos de un mes. No obstante, el Ejecutivo es consciente de que estos PGE tienen serias dificultades para salir adelante por la situación de tensión no solo con el PNV, que no quiere posicionarse del lado del Gobierno mientras no se solucione la gobernabilidad en Cataluña, sino también con Ciudadanos con quien el fuego cruzado ha aumentado en los últimos días.

La solución, por tanto, pasa por aprobar esta rebaja fiscal para los españoles de mayor edad utilizando la vía del Real-Decreto, una estrategia similar que el Gobierno pretende utilizar con la equiparación salarial de policías y guardias civiles con los cuerpos autonómicos, con la reducción de impuestos a las rentas más bajas o con la subida de sueldos a los funcionarios, entre otras medidas. Sin embargo, según fuentes gubernamentales, Hacienda no está dispuesta a perder una votación (como lo que ocurrió con la estiba hace casi un año), de ahí que la intención del Ejecutivo sea la de pactar antes con los grupos parlamentarios los términos de esa futura medida legislativa. En el Ejecutivo se muestran dispuestos a negociar con PSOE y Cs los términos de esta rebaja fiscal para los mayores de 65 años. 

PP y Cs ya pactaron una 'zona fiscal senior'

PP y Cs ya cerraron el pasado verano un acuerdo para abordar una rebaja fiscal en la que se incluía una deducción específica en el IRPF para los jubilados. Se trataba de un incentivo fiscal de nueva creación para rebajar el impuesto sobre la Renta a los mayores de 65 con pensiones más bajas. Es decir, el acuerdo afectaba a los colectivos con un mayor riesgo y con menos ingresos. Esta negociación quedó estancada por el referéndum independentista en Cataluña y la aplicación del artículo 155.

Precisamente, los jubilados ubicados en la franja de edad más avanzada son los que tienen la pensión media más baja. Así, entre los 65 y los 69 años la pensión media alcanza los 1.240,31 euros, pasando a 985,97 euros entre los 75 y los 79 y bajando hasta los 795,55 euros entre los jubilados de 85 años y más. Esa diferencia se hace aún más preocupante en el caso de las mujeres: la pensión media de un jubilado de entre 65 y 69 años es de 1.384,63 euros, pasando a 1.001,15 euros en el caso de las jubiladas. En el caso de los hombres de 85 y más años la pensión es de 968,28 euros, mientras que en las jubiladas de esa edad es de 577,77 euros.

Pensión media de jubilación.

Hay que recordar que Mariano Rajoy prometió en la campaña electoral de diciembre de 2015 que si ganaba las elecciones eliminará el pago del IRPF a aquellos trabajadores que decidan seguir trabajando una vez cumplida la edad de jubilación. El entonces candidato del PP precisó que la medida afectaría a las rentas más bajas: "Si se recibe un sueldazo, pues sí, en ese caso se pagará IRPF", dijo. En la página 109 del programa electoral de los populares se podía leer: "Seguiremos favoreciendo la prolongación voluntaria de la vida laboral más allá de la edad ordinaria de jubilación, revisando los incentivos para fomentar la permanencia de los trabajadores en activo. Y promoveremos una mayor compatibilidad entre percepción de la pensión y percepción del salario por actividad laboral".

Precisamente algunos de estos asalariados que retrasaron su jubilación están pasando a esta situación por temor a ver reducida su pensión al entrar en vigor el llamado Factor de Sostenibilidad a partir del 1 de enero de 2019, según explican fuentes sindicales. Cientos de funcionarios también están acelerando su retiro.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios