Su tasa de paro es del 37,46%

La precariedad desanima a los jóvenes: 120.000 menores de 25 dejan de buscar

Las mayores subidas trimestrales del paro juvenil se dieron en Castilla-La Mancha y Asturias, con valores superiores al 15%, pero reina Melilla.

Cerca de 16.000 jóvenes dejaron de buscar un empleo en el segundo trimestre del año.
Cerca de 16.000 jóvenes dejaron de buscar un empleo en el segundo trimestre del año.

UGT lanza la advertencia: la precariedad laboral ha extendido el "efecto desánimo" entre los jóvenes, como evidencia, a su juicio, la Encuesta de Población Activa (EPA) del cuarto trimestre de 2017, que arrojó un descenso trimestral de los activos menores de 25 años de 120.200 personas con respecto al trimestre anterior, un 8%.

El sindicato denuncia que la tasa de paro entre los menores de 25 años se elevó hasta el 37,46% en el último trimestre de 2017, situando la cifra total de jóvenes desempleados en más de medio millón (558.200), mientras que para los menores de 35 años la cifra de parados subió hasta 1.438.100.

En Melilla, el desempleo joven es del 68,59%

Las mayores subidas trimestrales del paro juvenil se dieron en Castilla-La Mancha y Asturias, con valores superiores al 15%, pero destaca también el caso de Melilla, donde se duplicó la cifra de parados jóvenes respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 2.500 desempleados, un 68,59%.

UGT advierte además de que, según la EPA del cuarto trimestre del año pasado, el 72% del total de asalariados menores de 25 años (877.300) tiene un contrato temporal, en tanto que entre los menores de 30 años esta modalidad de contratación representa el 57%.

"Sólo el 28% de los contratos son indefinidos, una cifra insuficiente que implica que a menor edad, mayor probabilidad de tener un contrato precario. La pérdida de empleo junto con el modo de acceso al mercado de trabajo, que para la juventud suele ser por la vía de la temporalidad en la mayoría de los casos, hace a este colectivo mucho más vulnerable", alerta el sindicato. Por ello, UGT insta a poner en marcha una estrategia por el empleo juvenil, que tenga realmente efectos positivos frente al desempleo, la precariedad y la "explotación".

En este sentido, la organización que dirige Pepe Álvarez insta a los partidos políticos a "dejar de lado sus respectivos intereses electoralistas" y desarrollar una nueva estrategia más eficaz que aborde de manera integral la situación de los jóvenes. "Es necesario un verdadero compromiso con el empleo juvenil", subraya. Además, el sindicato destaca que los planes de empleo territoriales pueden contribuir a disminuir los elevados niveles de desempleo juvenil, así como evitar el abuso de las contrataciones temporales y el subempleo.

UGT aboga también por la vigilancia y el seguimiento de la contratación temporal para que cumpla con su verdadera finalidad; utilizar el contrato en prácticas frente al sistema actual de becas como forma de adquisición de experiencia, o facilitar el acceso al empleo de los trabajadores jóvenes con las mismas garantías que los trabajadores de más edad.

Ahora en portada

Comentarios