Según un informe de EDHEC Business School

Los jóvenes cazan su primer empleo a golpe de clic, pero el móvil solo no basta

El 45% logra su primer trabajo gracias a los portales especializados, un 40% gracias a la universidad,  y un 15% gracias a los contactos personales.

Así buscan su primer empleo y prácticas los jóvenes

La caza del primer trabajo a golpe de clic, solo a través del móvil, aún deberá esperar. Internet, sí, se ha convertido en el vehículo fundamental para cazar un empleo. El 45% de los jóvenes españoles logra su primer trabajo gracias a los portales especializados, un 40% gracias a la universidad, bien a través de sus portales de empleo o mediante foros de antiguos alumnos y profesores cada vez más potenciados, y un 15% gracias a los contactos personales. En cuanto a las prácticas, los porcentajes globales son similares (43% vía internet, 36% por la universidad y 21% contactos personales).

Pero la realidad también demuestra que para lograr las primeras prácticas lo más eficiente siguen siendo la familia y los amigos. Son las conclusiones del informe 'Reclutamiento de estudiantes en los nuevos canales, móvil y redes sociales: mito o realidad’, elaborado por JobTeaser en colaboración con EDHEC Business School. Sí, la universidad puede ser una fábrica de parados, pero sus servicios de orientación profesional y su red de contactos se han convertido en un nicho de oportunidad que los jóvenes no desaprovechan, "sus bolsas de empleo, sus apps, sí resultan eficaces y también es útil para hacer contactos más cercanos", destaca Marc Pages, Business Developer para el sur de Europa de JobTeaser y autor del informe.

Las redes, para examinar a las empresas

¿Y facebook y twitter? "La realidad es que los jóvenes no las consideran herramientas útiles para encontrar empleo, pero sí para monitorizar a las empresas. Cómo son, cómo es el ambiente, opiniones de otros que han pasado por allí", desvela Pages.

Como siempre cuando hablamos de la generación Z, los jóvenes usan sus redes personales para comparar y consultar todo. También para acceder a información de empresas (57%), o recurren a ellas para entrar en una (35%). El contacto con las empresas también ha cambiado. Ocho de cada diez fían la interacción con empresas a twitter y facebook. El informe incide en la importancia para las empresas de cuidar su imagen en redes sociales e internet para reclutar talento. De hecho, el 68% mira la valoración de la empresa en la que quiere trabajar antes de inscribirse en una oferta. Si no le gusta lo que ve, adiós. Es decir, las empresas son las primeras examinadas hoy día.

Los 'head hunters' también vigilan

Lo más novedoso, no obstante, es la monitorización que hacen los head hunters de las redes sociales en busca de talento. La mitad de los graduados son contactados por estos a través de las redes y un 39% de media recibe una llamada o una propuesta a lo largo de su etapa universitaria.

Sí es cierto que el 34% usa una página profesional en facebook y el 80% busca en ellas ofertas. Los más atrevidos, el 28%, pretende charlar directamente con los jefes de recursos humanos. Seis de cada diez usa las redes para acudir a eventos que le pueden ser útiles en su carrera profesional. En twitter, el seguimiento a empresas no es tan alto (25%) como en facebook, se usa más, en un 35% de los casos, para buscar consejos sobre cómo iniciar una carrera profesional. No obstante, el 78% sigue pensando que las redes son útiles para consultar ofertas de empleo, ser contactado por reclutadores (57%), o tener un cv online (68%).

Para las primeras prácticas, la familia es fundamental

Los tiempos cambian, aunque algunas costumbres permanecen. La familia sigue tirando mucho mientras estamos en la universidad a la hora de encontrar prácticas. Conocidos y amigos son ahí un filón. Ya en cuarto de carrera, y recién graduados, los estudiantes optan por sus propios medios para encontrar trabajo y se rinden a lo que dominan: internet.

Pero que nadie se engañe, aún estamos lejos de encontrar trabajo solo gracias al móvil. Es cierto que el 74% de los jóvenes que quieren encontrar su primer empleo ha buscado ofertas ya a través de su smartphone, mientras que el 90% están inscritos en una red social profesional, pero para inscribirse en una oferta aún apuestan por portales profesionales en lugar de apps. "Las empresas son las primeras que no quieren una selección basada en el clic del móvil. Para puestos relevantes prefieren que los candidatos entren en sus webs y rellenen cuestionarios importantes", confiesa Pages. "Solo un 20% de jóvenes se inscribe en ofertas a través solo del móvil, aunque las empresas no lo ponen fácil con sus largos cuestionarios. Cierto que en 2014 solo era un 5%", señala Pages, que esperaba ya, no obstante, un mayor impacto en este sentido de los smartphones. No en vano, el 94% de los jóvenes tiene al menos dos dispositivos.

Lo que sí se está convirtiendo en una práctica habitual es bajarse las aplicaciones para buscar trabajo. La mitad tiene ya una en su dispositivo móvil. De los jóvenes registrados en redes profesionales, un 90% tiene una cuenta en LinkedIn, un 20% en Viadeo y un 3% en Xing. No la tienen por tener, porque el 78% se conectan cada semana.

El currículum en papel ya no vale, ahora el 68% lo tiene online, gestiona su red de contactos a través de las redes y el 78% se postula para trabajos y prácticas a través ya de redes profesionales. "El CV de papel queda para la entrevista personal, pero ahora ni en los foros o eventos se lleva uno. Mejor el mail o las tarjetas" destaca Pagés. "Pero que nadie piensa tampoco aún en el cv de vídeo. Las empresas son reacias, lleva mucho tiempo verlos y no aportan toda la información necesaria. La gente en RRHH está acostumbrada a apostar o desechar un móvil con un par de claves, y el vídeo no les permite filtrar". Aún queda camino en la búsqueda de empleo 2.0.

Mientras tanto, una cosa parece clara. Y los españoles lo reflejan en el CIS. Los amigos (44,9%) los conocidos (38,8%), los familiares directos (26,2%) o los parientes (20,1%) son los cauces personales más habituales para conseguir un nuevo trabajo. Fuera de ellos, internet es un medio muy habitual para el 42% de los encuestados. Y lo más dramático: poco más de un tercio (36,2%) se sirve de los servicios públicos de empleo para encontrarlo.

Ahora en Portada 

Comentarios