Domingo, 20.10.2019 - 19:19 h
Casos de éxito

Matthew Osborn, el hombre que se hizo rico recogiendo excrementos de perro

Tenía dos trabajos a tiempo completo donde apenas ganaba 6 dólares la hora, por lo que decidió apostar por este negocio para mejorar su vida. 

Fotografía de un perro en la calle.
Osborn encontró un nicho perfecto para crear un negocio. / Pixabay.

Para triunfar no basta solo con tener una buena idea, estar en el lugar correcto y en el momento adecuado también es determinante. Matthew Osborn consiguió hacerse millonario recogiendo excrementos de perro, una idea que muchos de sus amigos tildaron de "descabellada" pero que le ha permitido vivir sin preocupaciones económicas, como el mismo explica en su página web

Osborn mostró su interés por los negocios desde pequeño y siendo apenas un niño tenía pequeños proyectos, como recoger bayas silvestres, organizar espectáculos de magia o puestos de limonada con el fin de ganar dinero. Unos años después alguien le comentó la idea de recoger los excrementos de las mascotas a cambio de una tarifa semanal y, aunque en principio le resultó una idea cómica, cuanto más pensaba sobre ello más sentido le encontraba. 

Comenzó a investigar sobre el posible mercado que tendría el negocio y fue consciente de que era una necesidad para la sociedad: solo en los 24 kilómetros alrededor de su casa había más de 100.000 perros. En ese momento, Osborn tenía dos trabajos en los que apenas ganaba 6 dólares la hora, por lo que decidió apostar por esta nueva idea y mejorar su vida. 

Los comienzos fueron lentos, su primera inversión fue de 150 dólares para comprar las herramientas necesarias junto a folletos y tarjetas para poder promocionarse. Pronto consiguió sus primeros clientes y recuperó la inversión inicial, además de conseguir sus primeros beneficios en apenas unas semanas recogiendo excrementos en su Honda Civic en jardines y fincas de particulares y parques municipales. A medida que su negocio al que llamó PetButler funcionaba, Osborn dejó sus trabajos para centrarse en la empresa.

Su lista de clientes continuaba creciendo y, por tanto, su inversión también. Tuvo que contratar personal para que realizasen los trabajos a los que él ya no llegaba. Tras contar con 7 trabajadores y tener una flota de 6 furgonetas que atendían entre 650 y 700 clientes a la semana, decidió que era buen momento para trasladar la sede, que hasta entonces estaba en su casa de Ohio (EEUU), a una oficina. 

Matthew Osborne fundó PetButler para recoger los excrementos de perros.
PetButler, la empresa que fundó Matthew Osborn / PetButler. 

El negocio se había convertido en todo un éxito y continuaba creciendo, pero tras diez años Osborn quería buscar nuevos proyectos y vendió la empresa por alrededor de 250.000 euros. Tras realizar la venta, aseguró que "tener algo de dinero es bueno", pero lo realmente satisfactorio fue "completar un proyecto del que todos se reían al principio". 

La experiencia de Matthew Osborn en el mundo empresarial le llevó a escribir un libro, "The Professional Pooper-Scooper: Cómo iniciar tu propio servicio de eliminación de desechos de perros de bajo coste y alto rendimiento". Tras ello comenzó un nuevo negocio, también relacionado con la recogida de excrementos, pero en esta ocasión se limita a informar sobre las empresas. Pooper-Scooper es en la actualidad un directorio de las empresas del país dedicadas a la eliminación de desechos de mascotas. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios