La capitalización aumenta un 10% en 2017

La bolsa española alcanza su mayor valor en una década al superar los 1,1 billones

Una parte importante del ascenso procedió de las nuevas acciones admitidas, tanto de nuevas admisiones como de ampliaciones de capital realizadas.

Antonio Zoido, presidente de BME, durante la inauguración del 14º Foro Medcap
Antonio Zoido, presidente de BME, durante la inauguración del 14º Foro Medcap

La capitalización global de las empresas admitidas a cotización en los mercados gestionados por Bolsas y Mercados Españoles (BME) alcanzó los 1,1 billones de euros en 2017, su valor más alto en una década y un 10% superior al del año anterior, según ha destacado el presidente de BME, Antonio Zoido, durante la inauguración del 14º Foro Medcap celebrado este martes en el Palacio de la Bolsa de Madrid.

Según ha explicado Zoido, una parte importante del ascenso procedió de las nuevas acciones admitidas, tanto de nuevas admisiones como de ampliaciones de capital realizadas por compañías ya cotizadas, de las que muchas son medianas y pequeñas. El presidente de BME ha destacado el "fuerte carácter internacional" de la mayoría de empresas cotizadas, cuyos ingresos procedentes del exterior suponen ya un peso del 67%, un punto más que en 2016.

En concreto, las empresas que obtienen un mayor volumen agregado de ingresos del exterior son las del Ibex Medium Cap (69%), seguidas de las compañías del Ibex 35 (68%) y las del Ibex Small Cap (54%). Zoido ha hecho hincapié en la "creciente" importancia de las empresas de pequeña y mediana capitalización para la economía europea. "España no es una excepción en esta tendencia", ha apuntado.

"Los datos de actividad de las medianas y pequeñas empresas muestran claramente su relevancia como dinamizadoras de la economía y el equilibrio y sostenibilidad de las estructuras sobre las que se asientan los motores del empleo y el crecimiento de los países", ha asegurado el presidente de BME, quien ha pedido que la Administración "encaje en sus prioridades de acción" medidas que impulsen su desarrollo de manera decidida, competitiva y eficiente.

Mayor transparencia y presencia pública

Zoido ha asegurado que el camino de una empresa no finaliza cuando empieza a cotizar, sino que es a partir del momento de estar en bolsa cuando es más necesaria la transparencia y la presencia pública. En este sentido, ha señalado que entre un 30% y un 40% de los valores cotizados en el mundo no tienen ningún seguimiento por parte de las casas de análisis, para lo que BME ha puesto en marcha un servicio de análisis fundamental por el que se presta cobertura a aquellos valores que no son seguidos por las firmas financieras, con el objetivo de aumentar el conocimiento del mercado sobre las cotizadas sobre las que no existe información.

Según ha apuntado, la presencia en bolsa o en mercados alternativos conduce a las empresas a unos niveles de transparencia y apertura del capital que fortalecen su reputación corporativa, la estabilidad y un mayor equilibrio de su estructura financiera. "Es importante que más empresas de tamaños inferiores sean capaces de aprovechar plenamente estas opciones que ofrecen los mercados desde diferentes estadios y momentos de su ciclo vital", ha defendido Zoido, quien considera "imprescindible" que la oferta existente se haga visible y se amplíe para que eso suceda.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios