Martes, 17.09.2019 - 13:31 h
Lucha contra el fraude de grandes patrimonios

Montero desvela a golpe de 'big data' la cartera de inversión de 170.000 fortunas

Hacienda recauda 347 millones gracias a una nueva herramienta que le permite desentrañar los entramados de sociedades ideados para ocultar patrimonio.

Fotografía de yates de lujo
La Agencia Tributaria explota el 'big data' para controlar a grandes patrimonios. / EFE

En solo 45 minutos un inspector de Hacienda de la Agencia Tributaria española puede disponer en la pantalla de su ordenador de una fotografía completa de las participaciones directas e indirectas que ostente en sociedades españolas un contribuyente concreto. El intercambio de información fiscal relevante entre cada vez más autoridades fiscales de diferentes países y el perfeccionamiento de las herramientas de explotación de 'big data' han resuelto uno de los principales problemas que se encontraban los inspectores de Hacienda a la hora de abordar la investigación del cumplimiento fiscal de las grandes fortunas: la insufrible y en muchas ocasiones vana tarea de desenmarañar los complejos entramados societarios bajo los que algunas grandes fortunas ocultan sus ingentes patrimonios. Hasta 170.000 ha puesto bajo la lupa el organismo público.

"Actualmente, el cálculo para un ejercicio puede hacerse con la infraestructura disponible para 20 niveles de profundidad en solo 45 minutos", advierte la Agencia Tributaria en su último informe de resultados de la lucha contra el fraude fiscal. Es decir, que las herramientas de 'big data' de las que dispone la Agencia Tributaria son capaces de detectar hasta una veintena de sociedades interpuestas hasta llegar al titular real del entramado...y poder exigir al contribuyente en cuestión la renta derivada de sus participaciones en una u otra sociedad. 

El perfeccionamiento de esta herramienta 'desbrozadora' de información ha permitido a la Agencia Tributaria, bajo los órdenes de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, lanzarse con más argumentos contra los entramados societarios dispuestos por algunas grandes fortunas domésticas durante 2018 y el resultado ha sido la apertura de 494 expedientes por irregularidades fiscales que han derivado en deudas liquidadas por valor de 347 millones de euros.

Fuentes de la Agencia Tributaria revelan que estos nuevos mecanismos de procesamiento masivo de información están permitiendo resolver de manera sencilla y rápida cuestiones antes irresolubles como la totalidad de empresa participadas por una persona física, la existencia de sociedades interpuestas para ocultar patrimonio o el número de empresas controladas en un porcentaje mayoritario por contribuyentes que han dispuesto sociedades pantalla para ocultar su titularidad real, una información extraordinariamente relevante para chequear, por ejemplo, la diferencia entre el valor declarado por un contribuyente determinado en el Impuesto de Patrimonio y el valor que se derivaría de la aplicación de ese impuesto sobre el patrimonio detectado por la herramienta informática. O la distancia -en ocasiones, sideral- entre la renta declarada en el IRPF y la renta realmente obtenida a partir de esos entramados societarios dispuestos para dificultar la actuación de las autoridades fiscales y facilitar la evasión de impuestos.

"El diseño de las actuaciones sobre grandes patrimonios responde a un doble objetivo", explica la Agencia Tributaria. "Aumentar el número de contribuyentes analizados e incrementar el ensanchamiento de bases tributarias, mediante actuaciones de control y mediante actuaciones para la mejora del cumplimiento voluntario". 

Una unidad específica para el control de los grandes patrimonio

El director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, sostiene desde antes de asumir sus actuales responsabilidades que el sistema fiscal español ha perdido su capacidad para controlar los impuestos que pagan los grandes patrimonios. Tal vez por ello una de las primeras medidas que adoptó al llegar al cargo fue habilitar una Unidad Central de Coordinación del Control de Patrimonios Relevantes, no tanto para realizar una función que ya se llevaba a cabo con anterioridad como para unificar actuaciones, clarificar criterios e incluso obtener evidencias jurídicas sobre la naturaleza de las actuaciones a realizar.

En su momento se dijo que la Unidad dispondría de 200 personas, pero según fuentes no oficiales de la Agencia Tributaria el asunto tiene sus asteriscos. "En efecto, puede que haya 200 personas trabajando en algún momento para esa Unidad, pero el peso lo llevan una docena de inspectores que son los encargados de coordinar los trabajos de todos esos funcionarios que ya antes realizaban inspecciones a grandes patrimonios. Y es una labor fundamental, en efecto, porque de ellos depende que existan unos mismos criterios de actuación".

Lo que dice la Agencia es que la Unidad dispone de competencias en diferentes ámbitos: investigación operativa, obtención y sistematización de la información, impulso en el desarrollo de nuevas herramientas informáticas, realización de propuestas, recomendación de nuevas líneas de selección de contribuyentes a la hora de inspeccionar o coordinación de criterios técnico jurídicos uniformes en la regularización de comportamientos irregulares.

De momento, sus trabajos han servido para definir su perímetro de actuación: 170.000 contribuyentes que por unos motivos u otros han sido identificados como 'patrimonios relevantes' por parte de la Agencia. La disposición del foco en estos grandes patrimonios ha tenido otro efecto inducido: las actuaciones sobre este grupo de grandes patrimonios ha pasado de constituir el 29% del total a significar alrededor del 35% en apenas un ejercicio.

Ahora en Portada 

Comentarios