Lunes, 17.06.2019 - 00:31 h
Era la condición impuesta por Montoro para aplicar la rebaja fiscal

Las salas de cine no garantizan entradas más baratas tras la rebaja del IVA al 10%

Los exhibidores argumentan que en los últimos años ya han realizado un gran esfuerzo para no repercutir las subidas impositivas a los espectadores

Gráfico impacto del IVA en el sector del cine
Gráfico impacto del IVA en el sector del cine

La inminente activación de la rebaja del 21% al 10% del IVA aplicable a las entradas de cine no se traducirá en una rebaja de las entradas, al menos no de forma generalizada. La Federación de Cines de España (FECE), principal organización representativa de los empresarios del sector de la exhibición cinematográfica en España, ha aguado las expectativas de un cine más barato con un escueto comunicado en el que esquiva el tema de la repercusión directa de la rebaja fiscal en el precio de las entradas, recuerda que "las salas de cine han realizado un esfuerzo notable para que los espectadores de cine no se vieran afectados por la subida del IVA" y subraya que "durante todo este tiempo el precio medio de una entrada de cine en España se ha reducido respecto al año anterior a la aplicación del IVA del 21%". A buen entendedor...

Fuentes del sector consultadas por La Información reconocen que no está previsto emitir ninguna comunicación específica orientada a recomendar una reducción en el precio de las entradas. "No vamos a realizar ninguna recomendación. Cada empresa ha seguido una estrategia durante estos últimos años. Muchos empresarios han decidido absorber el impacto de las subidas fiscales para no repercutir el impacto a sus espectadores y otros han optado por otras estrategias para rebajar el coste del cine. Por lo tanto es normal que no todos los exhibidores decidan bajar las entradas ahora que se va a aplicar el IVA del 10%", aseguran desde una plataforma que representa a más de 400 sales de cine. 

No era lo acordado. El ya ex ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que manifestó en público y en varias ocasiones su oposición a la medida y que sólo consintió en aplicarla para engrasar el acuerdo con Ciudadanos para sacar adelante los Presupuestos de 2018, condicionó en su momento la aplicación de la rebaja fiscal al cine al compromiso por parte de los exhibidores de que reducirían el precio de las entradas a los espectadores

El vuelco en el panorama político y la salida de Montoro del Ministerio de Hacienda han devenido en la caducidad de esta condición, por otra parte difícil de garantizar. El ministro de Hacienda quería exigir el compromiso formal de los empresarios de que trasladarían la rebaja fiscal a los precios y así se lo trasladó en la mesa que acordó la reducción del IVA, pero la paralización de la negociación presupuestaria por el 'procés' en Cataluña y el giro del diálogo hacia el PNV dejó el asunto en suspenso.

Solventado el riesgo político, los empresarios deberán enfrentar ahora la gestión de la expectativa social de una rebaja de las entradas. La organización de consumidores Facua que desde hace una década realiza un estudio sobre la evolución de los precios del cine en toda España advertía este viernes que la activación de la rebaja fiscal - que entrará en vigor al día siguiente de la publicación de la Ley de Presupuestos Generales del Estado en el BOE - presumiblemente mañana sábado- debería traducirse en una rebaja media de 66 céntimos en el precio de las entradas del cine. El coste medio de una entrada en los cines según la organización de defensa de los consumidores se sitúa en 6,96 euros. 

¿Qué ha pasado con el precio de las entradas?

El argumentario de los exhibidores sostiene que el precio medio de las entradas de cine es hoy inferior al del año anterior a la aplicación de la subida del IVA al 21%, según la información que manejan que no es pública. El estudio que con regularidad anual hace Facua a partir de los precios de más de un centenar de salas de cine repartidas por 47 capitales de provincia desmiente, no obstante, esa afirmación.

Según los datos recabados por Facua (ver gráfico), el precio medio de una entrada de cine un día por semana en España era de 6,52 euros en 2011 y saltó a los 7,08 euros tras la entrada en vigor de la subida fiscal general aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy que llevó el tipo medio del IVA del 18% al 21%. Desde entonces, es cierto, los precios se han congelado y han oscilado en torno a los siete euros en el último lustro. 

Algo similar ocurrió con la subida del 16% al 18% del tipo general del IVA activada en julio de 2010 que llevó el precio de las entradas de 5,96 euros a 6,35 euros, según la serie de datos recabados por Facua.

Los empresarios argumentan que al margen del precio medio en las taquillas han puesto en marcha otras estrategias como 'la fiesta del cine' o los 'miércoles al cine' para hacer más accesible este espectáculo al público y que también han contribuido a abaratar los precios. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios