Miércoles, 14.11.2018 - 14:53 h
Mínimo de 9,3 euros la hora

Nueva Zelanda ofrece 200 empleos a españoles: ¿cómo conseguir uno?

Hasta la fecha 1.752 españoles han viajado al país con visado de trabajo, poco frente a otras nacionalidades. Ir como estudiante, segunda opción.

El visado Working Holiday se ha convertido en la vía de escape para muchos españoles.
El visado Working Holiday se ha convertido en la vía de escape para muchos españoles. / Europa Press

El gobierno de Nueva Zelanda ofrece 200 visados “Working Holiday” para jóvenes españoles de entre 18 y 30 años que quieran trabajar y viajar en el país durante un año. Este visado se solicita de forma online a través de la página de inmigración del Gobierno neozelandés y las plazas se agotan en escasos minutos.

Como su nombre indica, este acuerdo entre ambos países permite trabajar hasta un máximo de seis meses, viajar por el país, así como estudiar hasta un máximo de cuatro meses. Para poder solicitar la Working Holiday es necesario cumplir con ciertos requisitos como demostrar que dispones de fondos económicos sucientes por valor de 4.200 dólares neozelandeses (2.500 euros).

Working Holiday

El visado Working Holiday se ha convertido en la vía de escape para muchos españoles al finalizar la universidad, ya que otros países como Australia o Canadá también ofrecen esta oportunidad. Son muchos jóvenes los que buscan nuevas experiencias y oportunidades o mejorar su nivel de inglés, la asignatura pendiente para muchos españoles. No obstante, hay que mencionar que suelen ser trabajos no cualificados a los que optan la mayoría de españoles, pero aun así bien pagado. El sueldo mínimo ronda los 15.75 dólares neozelandeses la hora (9,3 euros).

Hasta la fecha más de 1.752 españoles han viajado a Nueva Zelanda para trabajar con el visado Working Holiday, una cifra pequeña comparada con sus países vecinos Francia, Inglaterra y Alemania, los cuales no tienen límite para la solicitud de este visado.

El plazo para las solicitudes abre el próximo 19 de abril de 2018 a las 10 AM, hora de Nueva Zelanda, las 0.00 horas de España. Una buena conexión a internet y un poco de suerte son los imprescindibles para ser uno de los 200 afortunados, pues año tras año las plazas se agotan en menos de cinco minutos. Para aquellos que no lo consigan, el visado de estudiante es su segunda opción, ya que permite trabajar a media jornada mientras se estudia. Según el informe de estadísticas del gobierno de inmigración neozelandés, desde 2013 ha incrementado un 72% el volumen de españoles con visados de estudiante en Nueva Zelanda.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios