Lunes, 27.01.2020 - 18:17 h
Tras ejecutar un ERE de 350 personas

Paradores echa mano de temporales para cubrir 500 nuevos puestos de trabajo

La compañía presidida por Óscar López inicia la búsqueda de una ETT que le garantice trabajadores formados en un contrato valorado en 20 millones.

Logotipo de Paradores nacionales en el Parador de Santo Domingo de la Calzada (La Rioja). EFE/Archivo
Paradores recurre a temporales para cubrir 500 puestos de trabajo hasta 2023. / EFE

Paradores de Turismo ha iniciado la búsqueda de 500 trabajadores temporales para cubrir las necesidades en una serie de puestos a lo largo de los próximos cuatro años, hasta 2023. La compañía pública presidida por Óscar López vuelve a echar mano de este tipo de contratación para asegurar la prestación de servicios en algunas zonas con escasa demanda de trabajo o con motivo de grandes eventos extraordinarios. Ya se hacía durante la etapa de Ángeles Alarcó al frente de la sociedad y se va a seguir llevando a cabo con el Ejecutivo que salga de las urnas tras el 28 de abril. La contratación temporal llega, no obstante, después del ERE de 2013 que supuso el despido de 350 profesionales.

El contrato para este servicio de Empresas de Trabajo Temporal (ETT) ya ha sido licitado por el Consejo de Administración de Paradores en un acuerdo económico valorado en 20 millones de euros (coste máximo). El objetivo, según explican a La Información fuentes de la compañía, de la incorporación de estos refuerzos es doble: por un lado, cubrir puntas de trabajo y bajas urgentes de personal en zonas especialmente delicadas. Y es que no es lo mismo encontrar un camarero para el parador de Sos del Rey Católico que para el establecimiento de Alcalá de Henares, por ejemplo. 

Por otro lado, Paradores pretende iniciar con este proyecto un proceso de preselección para futuras incorporaciones a la plantilla de la empresa pública. Estos temporales, en definitiva, pasarán a formar parte de una base de datos interna de cara a esos procesos de selección que se convoquen a lo largo de los próximos años.

El servicio de ETTs es uno de los principales contratos anuales de Paradores. En esta convocatoria se introduce una novedad más: este proceso de selección servirá para que la firma pública pueda encontrar a futuros mandos intermedios. Es un mecanismo que, hasta ahora, se ha realizado a través de firmas de cazatalentos y que a partir de este momento se abordará en colaboración con dichas ETTs. Ellas serán las encargadas de ofrecer a Paradores una precandidatura para ocupar los cargos de las jefaturas de departamentos.

Esta contratación de hasta 500 profesionales servirá, además, para que Paradores pueda seguir rejuveneciendo la plantilla. La medida se sumará al plan que puso en marcha el equipo de López para ofrecer la prejubilación voluntaria a los 450 trabajadores de mayor edad. En 2018 se apuntaron a este proyecto 53 empleados y en 2019 ya se han unido a él hasta 86 personas, según detallan desde la empresa. En cifras los gastos de personal representaron en 2018 un coste de 108 millones de euros para una plantilla que supera los 4.000 trabajadores, mientras que los contratados a través de ETTs supusieron 3 millones, un 2,8%.

La ventaja que tiene contratar a través de Empresas de Trabajo Temporal es que los seleccionados para trabajar en Paradores reciben una formación previa y la capacitación necesaria para trabajar en uno de estos establecimientos especializados. En concreto, los elegidos deben realizar un cursillo de preparación de 16 horas para poder adaptarse a su futuro puesto en las condiciones exigidas. Paradores quiere que la ETT le proporcione al menos 5.000 currículums por cada uno de los perfiles que buscan, según consta en las condiciones de contratación.

Los perfiles que busca Paradores son los siguientes: segundos jefes de comedor, de cocina, de administración, de mantenimiento y de recepción. También reclama camareros, cocineros, administrativos, técnicos de mantenimiento, recepcionistas, subgobernantes, todos ellos con sus correspondientes ayudantes. Dependiendo del cargo se reclama un mayor o menor nivel de formación y de idiomas.

Todos estos subcontratados tendrán derecho a percibir, como mínimo, la retribución que se establece en el convenio colectivo de Paradores (excepto para los empleados del establecimiento de León y de Santiago de Compostela que cuentan con su propio convenio). Este acuerdo laboral fue precisamente firmado el pasado mes de diciembre por Óscar López y en él se contempla una subida salarial del 8% hasta 2020 que podría alcanzar hasta un 9% por variables. El salario mínimo será de 14.000 euros anuales al término de 2020.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING