Miércoles, 20.03.2019 - 14:34 h
48 horas clave

'Operación PGE': Sánchez aún tiene cinco vías para evitar un adelanto de elecciones

Moncloa contempla una serie de escenarios de votación. La única solución es negociar con PDeCAT y ERC un cambio de posturas o gobernar por decreto.

'Operación PGE': Sánchez aún tiene hasta seis vías para evitar el adelanto electoral
'Operación PGE': Sánchez aún tiene hasta seis vías para evitar el adelanto electoral / EFE

Pedro Sánchez cuenta con 48 horas para salvar sus Presupuestos. El miércoles por la tarde será la votación de las enmiendas a la totalidad en el Congreso, donde se dilucidará si el Gobierno consigue evitar 'in extremis' una situación de colapso y epílogo de la legislatura (salvo que el presidente quiera gobernar por decreto). En la pizarra del gabinete presidencial se contemplan varios escenarios y hasta en cinco de ellos sale victorioso el Ejecutivo. Sánchez, por tanto, cuenta con más posibilidades de las que parece para sacar adelante sus cuentas públicas, aunque para ello necesita un giro de los independentistas. Es importante recordar que para salvar los PGE es necesario lograr más apoyos que los rivales y no entra en juego la mayoría absoluta en la cámara.

Escenario 1. No cambia nada: ERC y PDeCAT no retiran su enmienda a la totalidad y votan 'no' a los PGE

Es el escenario más plausible a día de hoy a la vista de lo ocurrido la semana pasada y el portazo que dio la vicepresidenta Carmen Calvo. En ese caso, el bloque del 'no' infringiría la derrota más dolorosa a Sánchez. Votarían de forma conjunta PP (134 diputados), Ciudadanos (32), ERC (9), PDeCAT (8), CC (1) y FA (1), con el apoyo de UPN (2). Esos 187 votos tumbarían los Presupuestos, frente a los 162 votos que sumarían PSOE (84), Unidos Podemos (67), PNV (5), Compromís (4) y EH Bildu (2). NC (1) ya ha anunciado su abstención.

Escenario 2. ERC y PDeCAT se abstienen a última hora

Es una solución que evitaría que los independentistas catalanes votaran junto a los partidos de centro-derecha, PP y Cs. Así, ERC y PDeCAT, que suman 17 diputados, no retiran sus enmiendas como "gesto político", pero deciden abstenerse en la votación del miércoles. Sin embargo, esto no sería suficiente para que Sánchez pudiera salvar los PGE: el bloque de la totalidad sumaría entonces solo 170 votos, pero seguiría tumbando las cuentas, que contarían con los mismos 162 apoyos.

Escenario 3. ERC se abstiene y el PDeCAT sigue votando 'no'

Los partidos independentistas podrían dividirse en la votación final. Es un escenario poco probable, pero sí plausible porque en las fuerzas secesionistas existen fisuras. Así, ERC podría abstenerse y el PDeCAT votar 'no' a los PGE, de forma que el bloque antipresupuestario ganaría con 178 votos.

Escenario 4. El PDeCAT se abstiene y ERC vota 'no'

Los neocorvengentes han dejado una puerta abierta a la negociación económica en su enmienda a la totalidad con una reclamación de 300 millones más. Podría ocurrir, por tanto, que el Gobierno de Sánchez se plegara a negociar con ellos esa inversión y finalmente decidieran abstenerse. Aún así, sucedería lo mismo y los PGE serían rechazados con 179 votos.

Escenario 5. El PDeCAT vota 'sí' y ERC vota 'no'

Idéntico escenario. Los nueve votos en contra de los PGE de los republicanos serían suficientes para tumbar las cuentas con 179 apoyos.

Carmen Calvo comparece en Moncloa
La vicepresidente Carmen Calvo la semana pasada en La Moncloa / EFE

Escenario 6. ERC vota 'sí' y el PDeCAT se mantiene en el 'no'

Tampoco sería suficiente un giro radical solo de Esquerra, ya que las cuentas públicas serían rechazadas con 178 apoyos. Para que Sánchez tenga alguna posibilidad de seguir tramitando sus Presupuestos es necesario, por tanto, un giro de los independentistas catalanes desde el 'no'. La abstención le valdría a Moncloa.

Hasta cinco escenarios para salvar la legislatura

Moncloa, por tanto, cuenta con apenas cuatro situaciones para salvar la votación clave de las enmiendas a la totalidad y seguir tramitando los Presupuestos. Y, por supuesto, con la opción de continuar gobernando con las cuentas del anterior Gobierno del PP, ahora prorrogadas, e introducir pequeños cambios por la vía del decreto. Esta sería la casuística que favorecería a Sánchez.

Escenario 7. Giro radical de ERC y PDeCAT que salvan los PGE

Sería el escenario ideal para Moncloa, aunque el más complicado de conseguir en 48 horas: giro total de los independentistas. ERC Y PDeCAT, que suman 17 diputados, retiran sus enmiendas en el último minuto y se colocan del lado del Gobierno. El rechazo a los PGE se queda en 170 'noes', insuficientes para vetar unas cuentas que saldrían adelante con el respaldo de 179 diputados y la abstención de Pedro Quevedo (NC). 

Escenario 8. ERC vota 'sí' a los PGE y el PDeCAT se abstiene

Complicado también, pero plausible. Los 8 neoconvergentes se abstienen a última hora y los 9 republicanos votan a favor de permitir la tramitación de los PGE. Las enmiendas a la totalidad sumarían 170 votos, frente a 171 apoyos al Gobierno. Pero parece una de las vías más complicadas, ya que la negativa de ERC si no hay gestos con un referéndum de autodeterminación es clara. 

Escenario 9. ERC se abstiene y el PDeCAT vota 'sí'

Es una posibilidad que se encuentra sobre la mesa y que salvaría los PGE de Sánchez: ERC se abstiene y PDeCAT vota a favor de las cuentas. En ese caso habría un empate a 170 votos: el Gobierno podría sumar a PSOE (84), Unidos Podemos (67), PDeCAT (8), PNV (5), Compromís (4) y EH Bildu (2). En contra estarían PP (134), Cs (32), CC (1), FA (1) y UPN (2). Y en la abstención se situarían ERC (9) y NC (1). ¿Qué ocurriría entonces? El Gobierno podría verse favorecido por la llamada 'vía Montoro' del triple empate.

Es una opción posible, aunque algo estrambótica. Sucedió en 2017. El Gobierno de Mariano Rajoy dudó hasta el último momento, pensó en tirar la toalla, pero finalmente llevó sus Presupuestos al Congreso con esta estrategia del triple empate. El reglamento fija que si se produce un empate tres veces en la votación de las enmiendas a la totalidad se entienden desechados estos vetos. La mecánica de la votación en la Cámara Baja es meticulosa: exige una disciplina escrupulosa de cada diputado y que nadie falle a la hora de apretar el botón en su escaño. Una ausencia, un retraso o un despiste de algún diputado rompería el empate en un sentido u otro.

Escenario 10. El PDeCAT se rompe en dos y ERC vota 'sí'

Si el PDeCAT, donde existen dos almas claramente opuestas, se rompe en dos, el Gobierno podría sacar adelante sus cuentas, siempre y cuando ERC vote 'sí'. Ello exigiría que únicamente tres diputados neoconvergentes votaran 'sí', uno se fuera a la abstención ('técnica') y otros cuatro se mantuvieran en el 'no'. En ese caso volvería a darse un triple empate: PSOE (84), Unidos Podemos (67), ERC (9), PNV (5), 3 del PDeCAT, Compromís (4) y EH Bildu (2) apoyarían los PGE, sumando 174 apoyos. El bloque en contra también conseguiría 174 y solo habría dos abstenciones (una del PDeCAT y otra de NC). 

Aunque parezca complicada, esta vía resultaría factible, ya que diputados del PDeCAT como Carles Campuzano, Ferran Bel o Jordi Xuclá han mostrado su disposición a negociar con el Gobierno. Mientras tanto, otros neoconvergentes, liderados por Míriam Nogueras, insisten en el 'no es no'.

Escenario 11. Pedro Sánchez fracasa pero sigue gobernando por decreto

Los PGE no salen y el Gobierno fracasa el miércoles, pero Sánchez decide seguir gobernando por decreto, como ha venido haciendo hasta ahora. Es una posibilidad que ha barajado el Ejecutivo e, incluso, debatido. En esta tesitura existen dos almas: la representada por Moncloa, que apuesta por "resistir", ya que una convocatoria electoral sería una bomba de relojería de consecuencias impredecibles. Y, por otro lado, existe un sector partidario que convocar comicios anticipados ante la imposibilidad de aplicar su política económica con garantías. El presidente del Gobierno siempre ha asegurado que si no consigue aprobar los PGE la legislatura se acortaría.

Ahora en Portada 

Comentarios