Jueves, 17.10.2019 - 08:30 h
Hay previsiones que no se creen ni en Hacienda

'Road show' de Montero para despejar la avalancha de dudas sobre su Presupuesto

El Ministerio está explicando que las claves para cuadrar las cuentas públicas de 2019 serán el crecimiento, la inflación y el precio del petroleo.

Montero
Roadshow de Montero para defender sus PGE ante empresarios, sindicatos y PSOE / EFE

María Jesús Montero ha iniciado un 'road show' con actores económicos para desgranar cómo son los Presupuestos Generales del Estado de 2019 y, sobre todo, por qué, bajo su punto de vista, son creíbles. Tanto la ministra  de Hacienda como diferentes altos cargos de su departamento están manteniendo reuniones a puerta cerrada tanto con aliados como con rivales en las que ofrecen profusas explicaciones sobre sus expectativas presupuestarias. El Gobierno de Pedro Sánchez se juega su futuro con este proyecto de ley y por eso se está volcando en intentar hacer lobby con un objetivo final: convencer a los independentistas catalanes para que giren y aprueben las cuentas públicas.

Empresarios, sindicatos, dirigentes del PSOE, inversores... Son los interlocutores de Hacienda en esta ronda de conversaciones. Así, en los últimos días diferentes cargos del Ministerio que dirige Montero se han reunido en privado con la CEOE (el pasado miércoles), con representantes las centrales CCOO y UGT y, asimismo, con dirigentes socialistas. Los barones del partido también han recibido información puntual sobre la inversión territorializada para sus autonomías.

Esta serie de explicaciones por parte del Ministerio está centrada en ofrecer las explicaciones oportunas sobre la letra pequeña de los Presupuestos y, además, para defenderse de las críticas que está recibiendo Montero y su equipo sobre unas cuentas en las que la previsión de ingresos se encuentra inflada. El argumento que emplea la ministra y su equipo es que estos PGE son "creíbles", pese a la moderación del crecimiento global.

En efecto, Hacienda está explicando que las cuentas públicas que ya han iniciado su tramitación en el Congreso se basan en una previsión de crecimiento del 2,2%, una cifra que para el Gobierno es "conservadora". El Ejecutivo ha tenido también en cuenta que diferentes organismos internacionales apuntan a que España crecerá durante este año más que Alemania (1,8), Francia (1,6), Italia (1,2) y que la media de la zona euro (1,9). Somos unos privilegiados a nivel comunitario y eso ha sido aprovechado por el Ministerio.

Ese 2,2 de crecimiento diferencial, sumando a una previsión del Gobierno de un incremento inminente de la inflación, son dos aspectos clave para que Hacienda haya calculado que los ingresos no financieros llegarán hasta los 154.675 millones de euros, según lo presupuestado. Es un 9,5% más que lo previsto en los PGE de 2018 y un 9,2% más que lo recogido en el avance de liquidación del año pasado. El Ejecutivo de Sánchez también cuenta con que la subida de los precios del petróleo y la complicada situación de Italia beneficien al crecimiento sostenible de la economía española.

Montero, en definitiva, está explicando por activa y por pasiva que cuadrar sus Presupuestos depende, en cierta medida, de la situación internacional y que los vientos de cola que ha previsto el Gobierno en las cuentas públicas de 2019 favorecerán a su cumplimiento (teórico). Algunos de los interlocutores de Hacienda han mostrado sus dudas sobre estas previsiones y así se lo han trasladado al ministerio.

Una de las principales 'pegas' que tienen estos PGE es la previsión sobre la recaudación de las nuevas medidas fiscales. Los propios cargos de Hacienda lo reconocen en privado, según las fuentes consultadas. Por ejemplo, dudan de los 1.200 millones de euros que prevén ingresar con la creación del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, el conocido popularmente como 'tasa Google'. Efectivamente, el impacto de este tributo es una incógnita para la propia Agencia Tributaria ya que se trata de una iniciativa pionera en Europa, admiten.

Además de Hacienda, desde Moncloa se está dando un potente impulso a explicar a diferentes actores los Presupuestos de Sánchez y Montero. Así, el presidente se reunió la pasada semana con un selecto grupo de empresarios VIP e inversores para escudriñarles las cuentas públicas y responder a todas sus dudas al respecto. El Gobierno, en definitiva, está poniendo alfombra roja a diferentes interlocutores con la misión de sacar adelante su proyecto económico más importante que le garantice su supervivencia hasta 2020.

Ahora en Portada 

Comentarios