Viernes, 20.09.2019 - 06:17 h
La cara más inquietante de la EPA

¿Síntomas de agotamiento? El empleo privado vive su peor año desde la crisis

El sector privado creó poco más de 400.000 empleos durante 2017, la peor cifra desde 2013, después de sufrir una fuerte ralentización tras el verano

El empleo privado durante la crisis
Evolución de la creación de empleo por parte del sector privado desde 2012.

"No encontramos en el mercado los perfiles profesionales que necesitamos". La afirmación ha pasado de ser una aparente boutade a convertirse en un asunto recurrente en cualquier foro de empresarios en el que se hable sobre el futuro del empleo. El tema ha alcanzado tal dimensión que hasta la OCDE le ha dedicado un capítulo aparte en sus comentarios sobre España con una advertencia muy seria: o el país se vuelca en formar a su población desocupada para resolver la demanda de mano de obra de su sector productivo o España acabará convirtiéndose en un país de tres millones de parados en el que las empresas no encuentran trabajadores.

Algunos analistas sostienen que España está más cerca de lo que se piensa de agotar su capacidad para generar nuevos puestos de trabajo y que en cosa de dos años podría verse estancada en una tasa de paro del 16%, y sin capacidad para encontrar una colocación a sus desempleados.

Los datos de la última Encuesta de Población Activa, conocidos este jueves, han venido a añadir gasolina al debate. El flujo de creación de nuevos empleos por parte del sector privado se quedó en 2017 en 401.660, según los datos de Estadística, lo que supone la cifra más baja desde que en 2014 España comenzara a crear empleo de forma masiva (ver gráfico). En 2014, el sector privado creó 415.700 nuevos empleos; en 2015, 452.000; y hace dos años, en 2016, 428.500.

La creación de cerca de 90.000 nuevos puestos de trabajo por parte del sector público ha venido a enmascarar un poco esta fuerte tendencia a la ralentización en la creación de empleo en el sector privado español, que, además, se ha acentuado de forma dramática en la segunda mitad del año. A la altura del segundo trimestre del año - justo antes de lo más potente de la campaña estival-, el número de nuevos empleos en el sector privado respecto a doce meses antes superaba el medio millón. En solo dos trimestres, cien mil de esos nuevos empleos privados han desaparecido.

Según la última EPA, en España el sector privado da empleo a 15.923.600 personas, unas 60.000 menos que al cierre del pasado mes de septiembre, pero casi dos millones más que los 14.003.000 que marcaron el suelo del empleo privado en España a principios del año 2014. El número de ocupados del sector público se sitúa en 3.074.700.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios