Domingo, 21.10.2018 - 19:19 h
Viajar por una foto

Bali, Sri Lanka, Islandia... Instagram marca tu destino turístico a golpe de foto

Si las redes sociales son capaces de crear tendencias en ropa, complementos, comida o aparatos electrónicos, el turismo no ha sido menos.

Bali
La isla de Bali ha aumentado el número de visitantes ante el 'boom' de las redes / Pixabay

¿Quién no se ha comprado algo que haya visto a un influencer lucir en Instagram? ¿Quién no ha probado un plato nuevo o se ha iniciado en la comida 'healthy' o saludable solo porque en las redes se ha puesto de moda? Seguro, que muy pocos no lo han hecho. En el año 2018, las redes sociales dominan casi todo nuestro mundo. No estar en ellas es prácticamente no existir, y tanto empresas como organismos públicos las usan para comunicarse con el público, anunciar noticias o enseñar al mundo sus valores. Por ello, su potencial abarca casi todos los ámbitos y sectores, desde la moda hasta ahora también el turismo

Porque viajar ya no es lo mismo si no se muestra en redes hasta el mínimo detalle. De ahí que esta industria se haya visto fortalecida por estos canales, capaces de poner de moda la más mínima cosa. Viajar ahora es sinónimo de vivir experiencias y, por supuesto, mostrarlas en la red de turno -normalmente, Instagram-. De hecho, se espera que para 2020 este novedoso tipo de turismo genere unos ingresos de 27.000 millones de euros en todo el mundo, según la plataforma Musement. Para ello son imprescindibles las redes sociales, como forma de extender esta nueva forma de viajar y poner en liza destinos que hace pocos años no eran tan demandados.

Asia, África o los países bálticos han saltado al mapa de los más elegidos por los turistas en poco tiempo gracias a la era del 'like'. Ahora se viaja con el ánimo de hacerse una foto en ese lugar tan idílico donde hemos visto al influencer de turno. Eso lo saben los operadores turísticos y hasta los propios países, que patrocinan viajes a gastos pagados a estas figuras para que enseñen a sus seguidores sus bondades y, así, aumenten las visitas. Y lo han conseguido.

En los últimos años se han puesto de moda una serie de destinos que copan la gran parte de las cuentas de Instagram más punteras del momento. Lugares a los que muchos ni se planteaban visitar antes pero que ahora están en su lista prioritaria de destinos. Eso sí, ni es fácil llegar a ellos ni costearlos. Porque no hablamos de las playas o ciudades más cercanas; hablamos de lugares a los que para llegar se necesitan incluso días. Y el número de llegadas está siendo tan fuerte que algunos han tenido hasta que poner restricciones, porque el deseo de una foto está causando problemas en esos entornos.

Bali

Este archipiélago de Indonesia tiene un total de 3,5 millones de habitantes, pero esa cifra se ve claramente superada por el número de turistas que desembarca cada año. Según datos del Banco Mundial, el turismo de Indonesia ha pasado de recibir anualmente 4,3 millones de viajeros en 1996 a 11,5 millones en 20 años, y Bali es uno de los destinos que más flujo de visitas tiene. El país se ha fijado la meta de acoger 20 millones de llegadas en 2019, una cifra muy ambiciosa pero que puede cumplirse a tenor de las redes sociales.

Numerosos influencers visitan esta isla cada año, y por supuesto dan buena cuenta de ello en sus canales. Tanto en Instagram como en YouTube, podemos encontrar contenido dedicado a la paradisíaca isla que en estos días se ve afectada por el terremoto en la isla de Lombok, que ha dejado más de 400 muertos y 1.500 heridos. Pero ni eso frena las ansias de los viajeros de vivir momentos únicos en Bali y colgarlos en sus redes. En el último año, Lovely Pepa, Daniel Illescas o Carla Di Pinto han viajado a la isla y han dejado buena cuenta de ello sobre todo en la plataforma de vídeo.

Sri Lanka

Otra isla asiática que gana peso a golpe de click es Sri Lanka, un archipiélago soberano con 20 millones de habitantes que ha sido un centro de la religión budista desde la antigüedad. Este país logró el pasado año ser distinguido como el mejor destino para los mochileros que buscan nuevas aventuras y también para los amantes del lujo total por los World Travel Awards Asia y Oceanía. El hecho de que combine grandes resorts con todas las comodidades con un entorno selvático le ha convertido en un lugar perfecto para vivir un viaje de experiencias, las cuales se pueden mostrar en redes.

El pasado año el ministro de Turismo del país, John Amaratunga, estuvo en España promocionando la isla y señaló que los turistas españoles habían crecido un 25% entre 2015 y 2016, pasando de 15.500 visitantes a 19.400. Buena prueba de ello tenemos en las redes sociales, donde los influencers han dejado constancia de su paso por allí. Por ejemplo, ahora se encuentra allí Sara Baceiredo -embajadora de BBVA, entre otras firmas-, que está mostrando cómo es la realidad del turismo allí. Porque, por ejemplo, el famoso tren del té que recorre las tierras altas de la isla en el que todo el mundo se fotografía en realidad esconde unos vagones atestados de gente que van igual que en hora punta en el Metro pero durante varias horas.

Maldivas

Es uno de los destinos más exóticos y lujosos del mundo, aunque para llegar hagan falta muchas horas. Las islas Maldivas se han convertido en el lugar perfecto para parejas de recién casados u otras que quieren disfrutar del 'dolce far niente' en un entorno paradisíaco. Porque Maldivas no es un destino de aventura, es de relax y playa, pero eso no quita que sea perfecto para compartir en Instagram. El pasado año, casi 1,4 millones de turistas internacionales visitaron estas islas que acogen a poco más de 340.000 habitantes, los cuales viven por y para el turismo, que reporta casi un tercio del PIB del estado.

Por ello, las redes sociales se han convertido en las aliadas perfectas de Maldivas, ya que cada vez hay más imágenes en ellas de usuarios disfrutando allí de unos días de asueto. Y, por supuesto, de numerosos influencers. Por ejemplo, este verano estuvieron disfrutando de sus bondades la 'celebrity' y 'youtuber' Tamara Gorro, una conocida de los platós de televisión que, tras su matrimonio con el futbolista del Valencia Ezequial Garay, se ha reconvertido en empresaria de éxito e influencer. La pareja dejó a sus dos pequeños con los abuelos y se marchó con dos amigos al archipiélago donde, además de descansar, renovaron sus votos de casados.

Islandia

Otra isla que está de moda entre los turistas, y en este caso no paradisíaca, es Islandia, república formada por un conjunto de archipiélagos con una intensa actividad volcánica y geotérmica, la cual ha llamado la atención de los viajeros. Porque se trata de un viaje de una belleza incomparable con numerosos volcanes y géiseres que dejan sin palabras a los turistas y que, a la vez, protagonizan numerosas fotos y vídeos en redes sociales. Si bien la llegada tan masiva de visitantes está provocando daños a toda esta riqueza natural.

Los visitantes en 1996 no eran ni 200.000 (190.000 según el Banco Mundial) y 20 años después ya pasaban de 1,7 millones, lo que ha provocado un cambio radical del país, que ha aumentado su riqueza y, a la vez, su oferta turística. Algo que preocupa a los residentes locales, que no quieren acabar como un lugar masificado solo dedicado a complacer al visitante. Además, el hecho de que haya tanta gente ha desbordado a los servicios públicos y ha degradado el paisaje, ya que está más sucio y se está dañando la flora y fauna con tanta densidad de personas, que pisan por lugares donde antes no había nadie. Por ello, el país está estudiando poner límites al turismo elevando los impuestos a esta actividad; todo, con el objetivo de proteger un entorno sin parangón y no morir de éxito.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios