Tributan en la isla a pesar de trabajar más de 180 días en España

Ryanair: tener que ir al médico en Irlanda para poder conseguir una baja en España

Los trabajadores de la aerolínea han convocado una huelga para los próximos días 25 y 26 de julio con el fin de mejorar sus condiciones laborales. 

Ryanair es la compañía que separa a los pasajeros en más ocasiones / Pixabay
Ryanair: tener que ir al médico en Irlanda para poder conseguir una baja médica / Pixabay

Ryanair vuelve a la huelga. Los trabajadores de la compañía aérea'low cost' han decido convocar una nueva huelga para los días 25 y 26 de julio con el fin de reivindicar sus derechos laborales, de los que "la empresa lleva años pasando", explican a La Información desde el sindicato Sitcpla, el que reúne a los tripulantes de cabina. Por ejemplo, los trabajadores, según confirman desde la agrupación, están dados de alta en Irlanda, país de origen de la aerolínea, "a pesar de que pasan más de 180 días anuales en España". 

La compañía de bajo coste, que emplea a más de 1.800 trabajadores en Españano acepta su obligación de regirse por la ley de nuestro país y sigue las normas irlandesas, donde tiene su base principal, sin salario base y cobrando unicamente por las horas de vuelo. De este modo, los trabajadores "están obligados a abrir una cuenta corriente en Irlanda, donde reciben su sueldo, y traspasar el dinero a una sucursal española". Como consecuencia, "la declaración de la renta la tienen que presentar también allí", afirma el otro sindicato que convoca los paros, USO. 

Además, "no tienen derecho a la seguridad social aquí, solo pueden acudir a urgencias como desplazados comunitarios", comentan. Pero al carecer de nómina española, los problemas no terminan ahí. Las dificultades a la hora de adquirir o alquilar una vivienda también aumentan y los mismo ocurre con cualquier trámite administrativo que para otro trabajador sería sencillo. 

Más allá de los problemas que pudiese causar para el trabajo el hecho de tributar sus impuestos en otro país, que no son pocos, se encuentran con situaciones "kafkianas" al, por ejemplo, tener que ir hasta Irlanda para que un médico evalúe una posible baja de un trabajador español, portugués, belga o italiano, los principales países afectados. 

Mismo trabajo, contratos diferentes

Otra de las principales reivindicaciones de los trabajadores es la eliminación de la diferencia de contratos para un mismo puesto. Un ejemplo claro que ponen desde el principal sindicato de tripulantes de cabina es el hecho de que en un mismo vuelo, tres -mal llamados- 'azafatos', pueden tener cada uno un contrato y un sueldo diferente

Los contratos son diferentes en función del contratante, a pesar de que todos trabajan para Ryanair. Algunos están contratados directamente por la aerolínea; otros a través de Crewlink, agencia de reclutamiento de la aerolínea, y, los que peores condiciones tienen, a través de Workforce, una empresa de trabajo temporal. De esta forma, a pesar de desarrollar exactamente el mismo trabajo, tienen tres contratos diferentes, "algo totalmente ilegal de acuerdo con la ley española", confirman desde el sindicato de tripulantes de cabina. 

Además, los empleados a través de empresas de trabajo temporal, un 75% del total de la plantilla, solo reciben el pago de las horas efectivas de vuelo, "ni siquiera el tiempo de preparación de este", confirma el responsable de vuelo de USO Sector Aéreo.  Los representantes de los trabajadores piden la igualdad de condiciones independientemente de quien sea la empresa contratante o del tipo de acuerdo al que haya llegado con la compañía. 

Ambos sindicatos reconocen que llevan meses tratando de establecer una negociación con la aerolínea, pero que "ha sido imposible hasta el momento". En cambio, tras convocar los paros, Ryanair se ha puesto en contacto con Sitcpla para "sentarse a hablar, sin firme intención de solución", confirman. Por su parte, USO ha convocado una cita del Servicio de Mediación para este próximo martes en la que reunirán a la compañía y los miembros del sindicato para negociar. 

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, afirmó este mismo jueves tras presentar las previsiones de turismo para este verano -más de 30 millones de extranjeros llegarán a España-, que "el Gobierno está trabajando para encontrar una solución que no afecte a los viajeros" antes de la huelga y, en caso de que sea inevitable, desarrollar un "sistema de recolocación" con los menores trastornos posibles. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios