Miércoles, 21.11.2018 - 09:56 h
Una iniciativa de Macron

Merkel rechaza de nuevo la idea de un ministro de Finanzas para la eurozona

La canciller alemana lo ve inviable por la falta de presupuesto propio y los "correspondientes mecanismos de control".

La canciller alemana, Angela Merkel
La canciller alemana, Angela Merkel / EFE

La canciller alemana, Angela Merkel, ha insistido en su escepticismo ante el plan del presidente francés, Emmanuel Macron, de crear la figura de un ministro de Finanzas para la eurozona y argumentó que no hay las "estructuras" necesarias para hacerlo viable. "La eurozona no está construida como para tener un ministro común de Finanzas", aseguró la líder alemana, en el dominado Foro de Diálogo Ciudadano para Europa, a pregunta de una de las participantes acerca de esa propuesta.

Un ministerio de Finanzas debe tener, en primer lugar, un presupuesto propio, lo que hoy por hoy no tiene la eurozona, y también los "correspondientes mecanismos de control", lo que no puede asumir el Parlamento europeo, ya que no todos los 28 países ahí representados forman parte del ámbito de la moneda única.

Merkel se mostró, sin embargo, receptiva ante la posibilidad de que "bajo las debidas condiciones" se pueda tener en el futuro un presupuesto común para la zona euro, pero insistió en que para ello deben "articularse" las "estructuras precisas".

La canciller hizo estas consideraciones en el mencionado foro de debate, en el que durante una hora y media se sometió a las diversas preguntas de los ciudadanos, seleccionados previamente por dos diarios regionales de la región de Jena (este del país), donde se desarrolló en esta ocasión el debate. Merkel explicó ahí, a reiteradas preguntas sobre las dificultades de armonizar políticas comunes, sea en materia migratoria, agrícola o de otra índole, que la construcción de una política europea es tarea "laboriosa", ya que ello implica buscar consensos entre intereses nacionales que pueden ser "muy divergentes".

Repasó ahí las más diversas cuestiones, incluidas las corrientes nacionalistas o separatistas en parte de la UE -"el origen de los separatismos suele ser que muchos piensan que, solos, tendrán más bienestar", respondió, a la pregunta de una ciudadana que aludió al caso de la región española de Cataluña.

Ya al final del debate, y ante la cuestión de cómo lograr que se recuperase el "orgullo de ser europeo" a los que se sienten decepcionados, la canciller apeló a la defensa de los "valores comunes" de la UE, principalmente el sentido de la democracia.

"Democracia es respeto a las minorías", enumeró, y también entender que gobernar bajo las debidas reglas democráticas implica "que mañana puede ser otro quien esté al frente del Gobierno".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios