Sábado, 21.09.2019 - 19:31 h
Informe interno

Las cifras ocultas de Vox en su auditoría: entrega al Estado las donaciones ilegales

El partido de Santiago Abascal multiplicó por dos las aportaciones económicas y alcanzó unos ingresos totales de 453.000 euros. 

Vox paga 6.300€ al Fisco por donaciones ilegales y multiplica por diez sus ingresos
Vox paga 6.300€ al Fisco por donaciones ilegales y multiplica por diez sus ingresos / Vox

Vox ha tenido que devolver al Tesoro Público un total de 6.315,29 euros  en concepto de donaciones ilegales o improcedentes recibidas a lo largo de 2018. La formación de Santiago Abascal se pone así al día con las férreas condiciones de la Ley de Partidos Políticos, que exige a todos los concurrentes a elecciones identificar con nombres y apellidos a los particulares que realicen aportaciones económicas voluntarias. Este pago coincide con el récord de donativos registrado por Vox en un ejercicio: han recaudado casi medio millón de euros.

El ejercicio de 2018 fue el año dulce de Vox. Consiguieron entrar en el Parlamento de Andalucía con 12 representantes y, en el terreno económico, tuvieron el mejor ejercicio de su historia. El partido creado en 2013 ingresó 1.558.153,52 euros y gastó 999.217,68 euros, por lo que el ahorro que obtuvo alcanzó los 558.935,84 euros. El patrimonio que acumula supera ya el millón de euros, todo ello sin pedir ni un euro a los bancos y sin recibir subvenciones de la administración.

Vox se financia, esencialmente, a través de aportaciones de los afiliados y por donativos. La primera fórmula supuso en 2018 el 66% de sus ingresos (831.000 euros) y la segunda representó el restante 33% (459.801,20 euros). El problema ha llegado a la hora de identificar a los donantes. Y es que todas formaciones deben informar al Tribunal de Cuentas quiénes les aportan dinero de forma totalmente altruista. Si no lo hacen deberán devolver esa cantidad. Y eso es lo que ha tenido que hacer Vox con los citados 6.315,29 euros.

Según se recoge en la auditoría interna que ha realizado Ábaco Consultores, Vox ha tenido que realizar ese ingreso al Estado a través de la Delegación de Hacienda. Lo ha hecho en dos tandas: el 3 de enero de 2019, cuando ingresó 2.700 euros; y el 8 de febrero, cuando retornó 3.615,29 euros. Con estos movimientos la formación da por cumplidas dichas exigencias de transparencia recogidas en la ley de financiación de partidos, ya que la normativa exige que estas donaciones se devuelvan en los tres meses posteriores al cierre de ejercicio.

Vox, por tanto, ha registrado en sus cuentas unos donativos por valor de 453.485,99 euros, una vez devueltos al Tesoro los considerados improcedentes. En su informe de auditoría se desglosa también el montante de los mismos: durante 2018 ha habido 22 donantes que han aportado más de 1.000 euros, ingresando 213.695,15 euros. En el lado contrario, 5.202 particulares han aportado menos de 50 euros, suponiendo unos ingresos para la formación de 77.847,29 euros. El donativo medio es de 61,95 euros.

Donaciones recibidas por Vox

Las cifras contrastan con las donaciones que Vox registró en 2017 y que eran sensiblemente inferiores. Ese año la formación recibió 187.580,44 euros en concepto de aportaciones particulares altruistas. Hubo tres voluntarios que aportaron más de 5.000 euros, ingresando el partido 41.000 euros de estas aportaciones VIP. Otros 2.610 españoles aportaron ese 2017 menos de 50 euros, suponiendo unos ingresos de 36.683,68 euros. Estos datos demuestran que más de la mitad de las microdonaciones que recibe Vox son de cantidades inferiores a 50 euros, lo que indica que la financiación del partido se encuentra muy atomizada a través de montantes muy reducidos.

Otro detalle llamativo de la auditoría interna de Vox aparece en la cuenta de pérdidas y ganancias de las elecciones al Parlamento de Andalucía del 2 de diciembre. En esos comicios el partido gastó 139.019,50 euros, la mayoría relativos a publicidad (124.532,56 euros) o contratación de profesionales independientes (8.210,80 euros). No invirtió ni un euro en propaganda electoral, en alquileres o en asesores temporales para la campaña. En base a los doce escaños conseguidos percibirá una subvención (que no utilizará) de 613.575,49 euros.

En 2018 Vox se convirtió también en el partido que disparó el número de sus afiliados. En el mismo informe auditor se detalla que a 1 de enero contaban con 4.792 personas que pagaban una cuota de 9 euros al mes. A 31 de diciembre tenían 23.843, cinco veces más. En ese año registraron 20.153 nuevas altas y tramitaron 1.102 bajas. 

Y, por último, la contratación. Vox también multiplicó en 2018 su plantilla de trabajadores, pasando de 6 a 16 empleados. Hay los mismos trabajadores en la dirección que en prensa -cuatro-, lo que ofrece una idea de la importancia que tiene para la formación la estrategia en medios de comunicación y redes sociales. Además, cuenta con 7 trabajadores en administración y uno en limpieza. No hay paridad, ya que el partido no cree en ella: tiene contratados a 10 hombres y a 6 mujeres.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios